Actúa así si quieres que muera por verte (NO PODRÁ DORMIR PENSÁNDOTE)

Cuando alguien nos gusta centramos más tiempo en mantener a esa persona para que no huya con llamadas y mensajes, que esperar para disfrutar de su compañía en persona.

Y es que de lo que no te has dado cuenta es que chatear podemos hacerlo con muchas personas, a diario se hace, en Instagram, Tinder, Facebook… Cualquier persona coquetea constantemente por estos medios.

Esto hace que puedan perder el interés muy fácilmente en ti si das demasiada atención por esos canales, si te empeñas en ser como los demás y te dejas sangre y sudor tratando de forjar un vínculo: “online” con esa persona.

Lejos de valorarlo la otra persona verá que te interesa mucho y que inviertes todo el tiempo posible en él o ella. Y si haces eso lo que va a pensar es que tu vida no es demasiado interesante porque eres como un premio que se regala. Y los premios no se regalan.

¿Por qué va a quedar si ya sabe todo lo que le espera de ti?

Tus acciones deberán ir orientadas por lo tanto a fomentar una relación fuera de las redes y el mundo online.

Tus acciones y toda tu energía no debe ir enfocado en mandar mensajes y llamadas. Deja de mirar el móvil a cada rato, en esperar que te lea y te conteste, en sentir ansiedad y depender de un teléfono para estar triste una tarde o increíblemente lúcido y feliz por la noche cuando te contesta.

¡TU FELICIDAD y TU AUTOESTIMA NO PUEDE DEPENDER DE UN MÓVIL!

Mención aparte las relaciones a distancia dónde no hay otra forma de comunicarse….  Y habrá otros videos mios dónde te enseñe otras técnicas y consejos diferentes a estos.

Pero eh ahí la riqueza de aprender, que tengas diferentes opciones y elijas la que mejor te conviene.

Volviendo al tema… Debes tratar de dosificar, de dejar con ganas de más. Dar la sensación de que para ganarte o conocerte solo se puede hacer de una forma: EN PERSONA.

Porque si lo das todo por llamadas y mensajes, si estás pegado al teléfono, ¿Para que va a querer quedar contigo? Si ya te tiene. 

Dosifícate, deja de vivir con un ojo pegado al móvil, MENOS ES MÁS, invierte mucho menos tiempo y todo ese tiempo que no inviertas lo invertirá la otra persona en pensar en ti y aumentar sus ganas de verte.

La otra persona siempre debe de sentir que quedan cosas de ti por descubrir, debe tener la sensación que quedar contigo tiene que ser increíble.

Y aquí es importante no estar pidiendo citas o rogando atención, la otra persona DEBE DESEARLO, el truco para conseguirlo es PROVOCAR DESEO y ser misterioso.

Y eres misterioso de por si cuando no actúas como los demás; persiguiendo y pendiente del Whatsapp a todas horas. El simple hecho de destacar siendo diferente es suficiente como para que sus deseos de verte aumenten exponencialmente.

Cuando estéis hablando y se dé naturalmente en la conversación, traslada el coqueteo a lo real: “Si te gusta eso de mí, deberías ver cómo lo hago en persona”.

“Pues soy mucho más divertido con una cerveza de más y en persona”.

“Pues deberías ver cómo bailo, te gustaría (y le mandas un guiño)

Con este tipo de juegos y frases que provocan que quiera verte junto con que no vives pegado al móvil, que le dejas en visto, que te dosificas… harás que junto a tu halo de misterio se instale poco a poco la idea en su cabeza de: ESTAR CONTIGO TIENE QUE SER REALMENTE… “GUAU”.

Tienes que guardar TODO TU POTENCIAL para las citas, eso le enseñará a la otra persona que si quiere lo mejor de ti DEBE de quedar contigo, eso es exactamente lo que hace que muera por verte y este pensando en ti.

¿Por qué? Por 3 principios básicos:

1- No te tiene cuando quiere, porque no estás siempre disponible (NO VIVES PEGADO AL MÓVIL).

2- Si quiere lo mejor de ti, tiene que quedar presencialmente contigo.

3- Tus indirectas y coqueteos junto a dosificarte, hacen que sus ganas de seguir conociéndote y verte aumenten más. Eres un bien escaso, y por lo tanto valioso.

Muy diferente a lo que se suele hacer: conocer a alguien y agobiarlo tanto por Whatsapp que termina por dejarte en leído, se vaya alejando y acabe por desaparecer. Vamos, que te hace un ghosting de libro (ghosting es cuando desaparecen sin mediar palabra).

Esto no pasa cuando no le das la oportunidad de hacerlo porque dejas de vivir y de depender emocionalmente de una pantalla, y te centras más en que todas las emociones y sensaciones positivas se concentren en la vida real cuando está contigo.

Y es necesario que no pueda dejar de pensarte y esté muriéndose por verte para enamorarle fuertemente, tal como te enseñamos en nuestro audiocurso Cómo recuperar a tu ex.

Para tener una atención personalizada con mi equipo de coach, te recomiendo utilizar nuestros servicios de coach personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.