Ser feliz con tu pareja para siempre es posible

Hemos visto en un par de artículos de hace pocos días que ser feliz con tu pareja requiere una serie de hábitos que ayudan, y mucho, a conseguir que la rutina no cause estragos en vuestra relación y que podáis seguir sintiendo algo muy parecido a lo del principio. Las relaciones crecen con el tiempo, añadimos la historia, lo vivido, los recuerdos de lo bueno y de lo malo y con todo eso la relación es cada vez más grande. Pasa con los amigos, pasa con las relaciones en el trabajo y pasa con las parejas. A medida que va pasando el tiempo y añadimos historia a las relaciones los vínculos se refuerzan o se rompen para siempre.

Es por ello que tiene mucha importancia ser capaz de añadir momentos positivos a nuestra relación de pareja, si nos quedamos con las cosas negativas y no sabemos enfocarnos en lo positivo en lugar de tener una relación que crece y se refuerza con el tiempo lo que tendremos serán unos vínculos rotos, unas personas que sienten desconfianza de su pareja y como consecuencia de ello mucha infelicidad. Es, por tanto, básico que sepamos perdonar, olvidar y renovar la ilusión cada mañana. Es evidente que todos tenemos cosas que perdonar, todos nos equivocamos y hacemos o decimos cosas que a menudo están fuera de lugar pero lo bueno de tu pareja es que tendrás muchas más cosas positivas que recordar que negativas.

Si además, eres capaz de dejar atrás los malos recuerdos y llamar únicamente a tu memoria a los positivos tu relación será mucho mejor. En general es algo que pasa con cualquier tipo de relación, si te encallas en los malos recuerdos no serás capaz de ver los buenos ni de avanzar en la relación. Hablamos de esto en nuestros artículos Hábitos para ser feliz en pareja (1) y en la segunda parte del mismo: hábitos para ser feliz en pareja (2). Te recomiendo leerte esos hábitos, que verás que son muy sencillos y forman parte del sentido común. Casi todos ellos, si no todos, son cosas que hacemos sin problema al principio de una relación pero que poco a poco vamos dejando de hacer y eso es lo que lleva a la pareja a entrar en la rutina y a que les pese más las cosas negativas que las positivas. Todos, repito, todos tenemos cosas negativas y ninguna pareja está exenta de ello, pero hay que saberlo llevar de la mejor manera posible. Los buenos hábitos ayudan mucho.

Además de esos hábitos tan recomendables, hay otras cosas que puedes hacer para mantener la felicidad en tu pareja, con ellas te asegurarás que tu pareja se sienta cuidada y amada y que la rutina, la monotonía y la falta de pasión no pueda con vosotros.

Para empezar tienes que entender que la pareja no es algo como lo que vemos en las películas o en los libros románticos. La mayoría de ellos se terminan cuando los enamorados por fin se reconocen el amor y se encuentran para formar una pareja, no les vemos después de 10 años, ni en su día a día… El amor está bien, es algo que todos sentimos y necesitamos pero no es la cosa romántica que nos venden en las pelis. La vida cansa, es dura, es complicada para la mayoría de la gente que tiene problemas de verdad: dinero, tiempo, salud, hijos… Así que la pareja es un refugio, un consuelo, un apoyo, pero no siempre está llena de tensión ni vive con la emoción de la seducción y la adrenalina a tope como los primeros días.

Así que si quieres vivir una relación de pareja feliz lo primero que tienes que tener son expectativas claras. Puede que lleves años con tu pareja y conozcas a otra persona, que te atraiga, que te haga soñar que te seduzca como hace años que no hace tu pareja… pero ¿qué crees que pasará dentro de 10 años? Pues que probablemente estés como estás ahora con tu pareja, si no antes. Los principios son muy excitantes pero para la mayoría de la gente, con el tiempo se convierten en otra cosa, y eso es lo bueno de las parejas, lo que tienes que buscar y valorar: conocer a alguien a fondo, tener un compañero para siempre, saber que tienes a alguien con quien siempre podrás contar… La seducción y el romanticismo están bien pero ten claro que en todas las parejas es algo que termina por acabarse.

Como decíamos en los artículos sobre los hábitos, el ser capaz de ver a tu pareja en positivo será lo que te ayude a mantenerla feliz. Si dedicas más tiempo a los reproches y a las quejas que a las cosas positivas tarde o temprano pasará factura, en ti mismo, que acabarás hartándote de la otra persona y solo viendo la parte negativa y por supuesto de para tu pareja que verá la relación como un castigo con alguien que siempre controla y regaña. Pensar en positivo y buscar las cosas buenas de tu pareja es obligatorio. Si no eres capaz de hacerlo es que tal vez no tengas que estar con esa persona,  ¿qué haces con alguien de quien no eres capaz de decir nada positivo?

© Shereen M

Buscar algo que os guste hacer juntos es bueno para reforzar el vínculo y tener experiencias positivas. Si además os atrevéis a probar cosas nuevas y a experimentar y aprender juntos la adrenalina de hacer algo nuevo se asociará siempre como algo positivo en tu pareja, no hablo de sexo, hablo de hacer actividades nuevas, conocer gente, visitar lugares, aprender algo… Cualquier cosa nueva y excitante que puedas hacer con tu pareja será recordada positivamente y reforzará vuestra unión: aprender a bailar, ir de vacaciones, tener un hijo… hay un montón de cosas nuevas que puedes hacer con tu pareja a lo largo de los años. No te canses de buscarlas.

La pareja es algo que tienes que cuidar a diario, refuerza las cosas positivas, las emociones positivas y trata de que la báscula siempre esté mucho más inclinada para el lado de lo positivo que de lo negativo y podréis ser felices durante mucho tiempo. Por supuesto cumpliendo con lo principal que necesita una pareja que es confianza y respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.