Quiero dejar de ser envidiosa

© tempestuousseas

Hemos visto ya a lo largo de varios artículos qué es ser envidioso y cuál es la diferencia entre la envidia y los celos. En todos los artículos hemos dicho que se puede cambiar, se puede conseguir dejar de ser así. La envidia no es una buena característica para nadie, a las personas envidiosas no les gusta ser así. Lo reconozcan o no.

No hace feliz sentirte siempre inferior y enfadado con los que tienen cosas que tú deseas. Tampoco es bueno vivir siempre con el deseo de que a los demás les vayan mal las cosas, a quien van a ir mal siempre es a ti. Nunca vas a tener suficiente si tu felicidad depende de la desgracia de otros.

No nos engañemos, la envidia es un problema de autoestima, cuando no te sientes satisfecho contigo mismo es cuando te importa lo que les pase a los demás. No todas las personas con falta de autoestima son envidiosas, pero sin duda las personas envidiosas tienen un problema con ellos mismos. Por ello, si sientes que eres una persona envidiosa y quieres dejar de serlo te recomiendo reforzar tu autoestima y trabajar para quererte más, aceptarte como eres y sobretodo tratar de mejorar sin fastidiar a nadie. Prueba nuestro audio curso Cómo aumentar la autoestima, con el que prosperarás paso a paso gracias a las reflexiones y ejercicios que te propone este curso.

Si ahora mismo estás diciendo «quiero dejar de ser envidiosa» has llegado al lugar indicado. Vamos a tratar de darte algún consejo sobre cómo cambiar esta manera de ser que tienes, que no te gusta a ti, ni gusta a los demás.

En primer lugar lo que tienes que hacer es dejar de juzgar a los demás, dejar de observarles. Fíjate en ti mismo o en ti misma. Conviértete en la protagonista de tu propia vida. La vida va sobre ti, no sobre lo que hacen o les pasa a los demás.

Las personas envidiosas suelen poner como excusa para sus fracasos personales a los demás. Siempre alguien tiene la culpa de algo que ha hecho o que no ha hecho, de lo que te pasa o de lo que no te pasa. Deja de hacer eso ahora mismo. Las riendas de tu vida las llevas tú. Y si no lo haces empieza a hacerlo ya.

Tu vida es tuya. Las decisiones que tomamos las tomamos nosotros, si alguien te dice que no hagas algo no es él quien está tomando esta decisión sino que eres tú la que la tomas aceptando ese consejo o esa orden. Así pues, empieza a aceptar que lo que haces o lo que no haces depende de ti. Así como lo que te pasa o no te pasa. Piensa que podrías haber hecho las cosas de otra manera y que eres tú quien elige no hacerlas.

Demuéstralo no hablando mal de los demás. No entres en ese juego. Si no hablas mal de los demás será más fácil no pensar mal de los demás. Trata de darle la vuelta a esa situación y piensa y habla en positivo. Gasta tu energía en detectar qué hacen bien el resto de personas y cómo podrías aplicarte tú esa manera de hacer a ti mismo.

Confía en ti. Puedes hacerlo. Si miras la vida escondido desde un rincón pensando que no tienes valor o que no vales lo suficiente nunca vas a conseguir nada. De ahí a sentir rabia cuando los demás hacen lo que tú no eres capaz hay un solo paso. Cuando aprendas a respetarte a ti mismo te será más fácil respetar a los demás.

© azarius

El esfuerzo tiene que tener un valor y tú debes ser capaz de valorarlo. Si no te esfuerzas no vas a conseguir nada. Y lo que no puedes hacer es hablar mal o pensar mal de los que sí lo hacen. Si confías en ti y no te dedicas a pensar ni hablar mal de los demás serás capaz de valorar el esfuerzo que cuestan las cosas, tú puedes conseguirlo. Quiérete, respétate y infúndete ánimos para lograr tus metas.

No quieras ser como el resto de la gente. Cada uno es como es y precisamente la diferencia nos hace interesantes. Asume que eres como eres y trabaja para destacar con tus puntos fuertes. Conoce tus debilidades y trata de mejorar en ese sentido, pero hazlo por ti. Por nadie más que por ti.

Si crees que no eres capaz o que te faltan habilidades trabaja para conseguirlas. El esfuerzo y la energía que dedicas a sentir rabia y a hablar mal de los demás lo podrías invertir en pensar cómo mejorar esos aspectos de los que no estás orgulloso. No te limites a salir del paso, trata de hacerlo con excelencia todo. Prepárate para lo que te está pasando o para lo que puede pasarte. El cambio, no siempre buscado, tiene que ser aceptado. Si las cosas no son como quieres, asúmelo y trata de adaptarte a las circunstancias. Saca el mejor provecho de cada situación y, como digo, estáte preparado para los cambios. La suerte no va a venir a buscarte, sal y búscala tú.

Lo que tienes que hacer es evitar tomarte la vida como una competición. Cada uno es como es y de los demás puedes aprender, no competir. Es que no tiene ningún sentido, si lo piensas bien, dedicarte a competir con alguien para tener más dinero o para ser más delgada. ¿Qué ganas? Cuando por fin tienes dinero, ¿tiene algún sentido que tengas más que otra persona o solo el hecho de tener dinero ya es positivo? Con la belleza o las relaciones ocurre lo mismo. No tiene ningún sentido que te sientas triunfador cuando tú eres el que tiene más que los demás, el triunfo llega cuando uno consigue lo que quiere o cuando está lo más cerca posible, cuando aprende a cómo conseguir las cosas. La victoria es de uno mismo, no la relativices comparándote con nadie.

De los demás puedes aprender mucho, admira a quien hace lo que tú no sabes y trata de aprender de ellos. No te dediques a pensar maldades sobre cómo consiguen las cosas sino que trata de descubrir sus secretos y mira cómo puedes hacer algo parecido, adaptándolo a lo que tú sabes hacer y a cómo eres.

No aspires a ser la fotocopia de nadie, siéntete único y diferente y explota tus propios recursos.

Como has visto es imprescindible tener buena autoestima, si quieres trabajar con la tuya para mejorar COMPRA AHORA Cómo aumentar la autoestima, un audio que podrás llevar en tu mp3 a todas partes para escucharlo donde lo necesites. Aprovecha el camino al trabajo o el rato que estás en el gimnasio, un ratito antes de irte a dormir… Cualquier momento es bueno para aprender a quererte.

8 respuestas a «Quiero dejar de ser envidiosa»

  1. Soy un nene de 11 años necesito ayuda por que todos mis amigos tienen lo que yo deseo tener y yo me pongo triste y me pongo aborrecio.¿Como puedo dejar de aser eso?

    1. Noel, sos muy jovencito pero de todos modos a tu edad se puede sufrir mucho por esas cuestiones. Si aprendes a quererte a vos mismo, a valorar lo que vos tenés te vas a sentir mejor. Por otro lado, algo que me sirvió a mí fue entender, que cuando una persona parece «perfecta» es una cuestión nuestra. Nadie tiene TODO y aún así cuando lo parezca debemos recordar que también tiene sus defectos así como nosotros también. Humanizar al otro hace que no lo veas en un pedestal, como un Dios, y está bueno porque podés valorar más lo que vos tenés. Espero que te haya servido aunque sea un poco…Mucha suerte y que andes bien! Muaa

  2. Tengo un gran problema en el que pienso todos los diaz desde que me levanto tengo una pareja que por cierto no llevo mucho tiempo con el su pareja anterior es mucho mas bonita que yoo y hasta tiene un cuerpo mucho mas bonito yo soi mui acomplejada pq siempre he querido ser un pokoas delgada a como estoi ahoraa tengo mucho complejo kisiera un consejo no kiero seguir viviendo mi vida pensando en esas cosas

    1. Hola! Es re común eso, pero primero que nada pensá que por algo te eligió a vos. Después tratá de ser la mejor versión de vos misma, pero no para que él te vea más linda, sino para sentirte mejor vos con vos misma. Es super importante que la raíz del cambio sea en algun modo «egoista» porque sino la vas a ligar constantemente a una persona ajena a vos y no esta bueno….
      Un beso1!

  3. Hola, me da mucha tristeza ser así la verdad, perder amigos por envidiosa, no los soporto cuando hablan de cosas que hacen y yo por aburrida no hago, y cuando me invitan no quiero ir… :( ando sumida en eso varios años, quiero salirme ya…

  4. Estoy cansada de tratar de ser la mejor pero la ambicion y las ganas no me dejan, al sentir que alguien es mejor que yo tan solo entro al bamo como una loca a pensar como puedo rebajarla ¿alguien me ayuda?

  5. Tengo 15 años y nunca he tenido novio siento envidia de mis amigas porque detras de ellas hay mucho chicos siento envidia porque muchas tienen lo que yo quisiera tener hasta mi hermana porque mis papas le dan a ella lo que yo creo que me merezco quisiera dejar de ser asi y no sentir envidia de nadie sino que me envidien a mi y no se como hacerlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.