Para toda la vida

© davekellam

Cuando conoces a alguien e inicias una relación lo haces con ilusión, con energía, con pasión. Con ganas de que eso que justo empieza y que te hace tan feliz siga haciéndolo durante mucho tiempo. Lo que uno espera de una relación cuando la empieza es que sea para toda la vida.

Es cierto que hay parejas con fecha de caducidad, que empiezan una relación sabiendo ambos que no va a durar para siempre, los motivos son variados desde relaciones que se basan más en la pasión que en los sentimientos a relaciones que tienen lugar durante un viaje, una estancia en el extranjero o cualquier otro motivo por el que sepamos que vamos a vivir durante un periodo determinado lejos de casa.

Pero aún y saber que inicias una relación que no querrás mantener a distancia desearías que eso no fuera así y que pudiera durar toda la vida. Cuántas parejas no han iniciado así una relación y después no han conseguido vivir separados y uno de los dos ha iniciado un viaje sin retorno para estar cerca del otro. Y cuántas relaciones no habrán empezado diciendo que no querían implicar sentimientos y han terminado los dos más que enamorados. Puede que en estos casos cueste reconocer lo que hemos querido negar desde el principio, pero ocurre más a menudo de lo que parece que los sentimientos afloren cuando no queremos.

Lo habitual cuando uno se siente bien con otra persona y, sobretodo, cuando está enamorado, es querer vivir siempre así. La otra persona se nos hace imprescindible para vivir, necesitamos verla, saber que está bien, conocer los detalles de su vida, saber qué siente, qué le preocupa, ver cómo ríe, cómo se relaja… Y para hacer todo eso la vida entera nos parece corta.

Así que no creo que sea una temeridad decir que casi todos cuando nos casamos o decidimos formar una pareja con otra persona y vivir juntos, lo hacemos para toda la vida. Pero cada vez son más las parejas que se separan o se divorcian.

Es bueno, que sepamos que siempre hay una salida. Que podemos dejarle o divorciarnos cuando queramos. Que queramos que sea para toda la vida no significa que nadie nos pueda obligar a cumplir eso, por tanto saber que si las cosas van mal habrá una forma de dejarlo no tiene porque ser negativo.

Hoy en día las parejas se unen para toda la vida a no ser que algo vaya mal. Y empiezan creyendo o deseando que será para siempre, confiando en que nada vaya mal pero sabiendo que si algo pasa se podrán separar. No creo que el hecho de saber que te puedes separar haga que muchas parejas se divorcien sino que ofrece la libertad para poder hacerlo. Es como estar en un sitio que te gusta mucho, no quieres salir, pero sabes que cuando quieras tendrás la puerta ahí.

El problema es que a menudo uno de los dos quiere abrir la puerta y el otro no quiere que la abra. No quiere perder a su pareja, pero no puede evitar que la otra persona quiera dejarle.

Cada pareja tiene su propia receta de la felicidad y seguramente si habláramos con cada una de las personas de parejas que llevan varias décadas juntas preguntando cuál es el secreto para hacer que una relación de pareja dure para siempre nos dirían cosas distintas.

Pero creo que habrían elementos en común que todos ellos conocen a fondo y que han aplicado a lo largo de los años, de forma consciente o no, cosas que todos ellos nos recomendarían. Luego cada pareja tiene su propio ingrediente secreto, que dependerá de sus personalidades, sus circunstancias personales, su educación, su cultura…

Pero en lo que todos están de acuerdo es que para que una relación de pareja funcione hay cosas que son básicas e imprescindibles, seguro que a todos os parecen de lo más normales pero que no siempre es posible llevar a cabo.

Quererse: obvio, ¿verdad? el amor es lo que mueve a las parejas, cuando quieres a otra persona sea tu pareja o no, hay cosas que puedes perdonarle, no hablo de ofensas, sino de las cosillas que todos tenemos, defectillos. El amor puede con todo y quererse no siempre es sinónimo de estar enamorado. Pero quererse no siempre es suficiente para mantener una relación de pareja para toda la vida.

© lets.book

Respetarse: es otra de las claves que deben cumplir las parejas, no solo a nivel formal, es decir cómo se hablan, cómo se tratan, sino también a nivel íntimo, debes respetar las decisiones de tu pareja, su manera de hacer las cosas, su forma de pensar… Es habitual que las parejas se vayan acoplando y terminen haciendo o pensando de forma muy similar pero siempre habrá puntos que los diferencien y que les hagan únicos. Respetar la singularidad de cada uno es imprescindible para que tu pareja sea siendo la persona de la que te enamoraste y para que pueda vivir feliz y de forma libre a tu lado.

Cuidarle: este es un punto en el que muchas parejas fallan. Hablo de cuidarse mutuamente, si tu pareja es la persona más importante para ti en el mundo, ¿cómo puede ser que trates a los invitados mucho mejor que a tu propia pareja?.

En muchas parejas ese es un problema que no se detecta hasta que no es demasiado tarde. Al principio todo son atenciones para la otra persona. Me da igual si es hombre o si es mujer. Ambos tienen que cuidar de su pareja. Al inicio siempre estás pendiente de lo que necesita la otra persona, sobretodo a nivel afectivo y tratas de hablarle de una forma especial, pero a medida que os conocéis cada vez le tratas con más naturalidad y al final algo que se convierte en bueno, que es la gran intimidad que tienes con esa persona, es lo que te perjudica ya que lo ves tan cercano que no eres capaz de cuidarle como antes.

Imagínate que tienes invitados en casa, les llamarás a la mesa de una forma determinada, ¿avisas a tu mujer de la misma manera cuando preparas la cena?  ¿Cuidas que no le falte agua de la misma forma que lo haces con tus invitados? Son metáforas, pero espero que entiendas que a menudo la confianza hace que descuidemos esa parte tan importante de la relación. Mima a tu pareja, haz que se sienta la persona mejor tratada del mundo, respétale y quiérele y tendrás una gran parte del trabajo hecho, las parejas que siguen felices para toda la vida se quieren, se respetan y se cuidan el uno al otro.

4 respuestas a «Para toda la vida»

  1. Dudo que las parejas de hoy en dia duren para toda la vida, por que la mujer es mas independiente que antes y el hombre sige con el mismo machismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.