Para hacer que te desee y te ame, triangula la “gratificación instantánea”

¿Te has preguntado nunca por qué las relaciones de hoy duran cada vez menos? ¿Cómo cada vez es más complicado tener y mantener pareja?

Los problemas que tienes hoy con esa persona hace 60 años no existirían. Vivimos en el mundo milenial, y en el mundo milenial no se valora el futuro.

Nadie crece mientras sus padres les inculcan el valor del esfuerzo y el trabajo. Al contrario, cuanto más fácil se lo dejes todo al niño, mejor. Y cuidado, no le regañes en nada ni le enseñes el valor del esfuerzo de nada que se trauma.

Antes tenías que esperar 1 mes o 2 mínimo para acostarte con una mujer, y cortejarla durante semanas para que te hiciera algo de caso y accediera a salir contigo.

Hoy el mundo funciona a la velocidad de la luz, y en un mundo dónde una semana puedes estar con uno, y a los 4 días con otro, se llama ser adicto a la gratificación instantánea. 

No se valoran las cosas, se valora el placer instantáneo.

¿Te ha pasado nunca que estás hablando con alguien, la cosa va bien y de repente se aleja?

¿Sabes por qué se aleja? Porque ha aparecido alguien NUEVO o alguien que le llama más la atención. No valora en absoluto lo que le has dado. 

La otra persona solo va a pensar: ¿Me gusta más? Sí, entonces dejo la persona con la que llevo semanas o meses que YA TENGO y que se ha regalado conmigo, y me centro en la otra.

Es por la gratificación instantánea. Y en tu parte te ha pasado lo mismo, pero de otra manera, y a la vez ha propiciado a la otra persona a buscar algo más interesante que tú. ¿Cómo es eso?

Te lo explicaré, y es ahí donde entra la triangulación de la gratificación instantánea.

Cuando te enamoras de alguien, tu intención es facilitar las cosas todo lo posible para que os podáis ver más y estar el mayor tiempo posible juntos. Piensas en esa persona, hablas de esa persona, y quieres hablar con ella a todas horas.

Estás, en pocas palabras, deseando la gratificación instantánea. Te piensas que la vida es como un paquete de Amazon, que compras y al día siguiente te llega.

No entiendes que el proceso del amor la otra persona puede vivirlo distinto a ti. Puede que no vaya a tu ritmo, que necesite más tiempo.

Pero tú vives en un mundo dónde si quieres pipas, las encargas a GLOVO y el pobre repartidor te las trae al momento por 5€. 

Así que para ti no es una opción esperar, seguir con tu vida y reaccionar según el interés de la otra persona. Y menos lo está en ver durante el proceso si la otra persona te conviene o no.

Al igual que realizamos compras por impulsos y no pensamos en si realmente lo necesitamos o no, en el amor nos pasa lo mismo.

Estamos con alguien y queremos estarlo todo el tiempo, no nos preguntamos si realmente la otra persona quiere estar con nosotros o si nos conviene.

Sólo sabemos que la queremos y la queremos ya, ni mañana ni pasado, la queremos AHORA.

Y este es un problema que pasa con muchos de mis clientes cuando quieren recuperar a un ex. La han pifiado enormemente, su ex no les quiere, y quieren algo mágico que haga que en 2 días su ex vuelva. Y eso, querido amigo, no va a pasar. Para recuperar un amor que se ha perdido, se requiere TIEMPO y ESFUERZO.

Por cierto, si quieres que te ayudemos a recuperar a tu ex paso a paso nos puedes contratar en: https://verdadera-seduccion.com/coach/

Vivir todos los días de tu vida deseando tener a esa persona AHORA es lo que te causa el mayor sufrimiento, y a la vez le impide a la otra persona desearte, valorarte y amarte.

Solo a través de la paciencia infinita se logran resultados eternos.  

¿En qué se basa eso?

En que…. PARA QUE LA PERSONA TE DESEE, Y TE AME HOY MISMO, LO QUE DEBERÁS HACER Y QUE NUNCA ANTES HABRÁS OÍDO ES…

Pensar como lo hacían nuestros abuelos y abuelas. En que si a tu abuela le gustaba Pepito, no se volvía loca por él y le daba igual si Pepito se acostaba con todo el barrio. NO.

Primero se miraba cómo era PEPITO, se tomaba el tiempo de conocerle y en ver si era conveniente para ella. Eso obligaba a Pepito a cumplir con sus exigencias si quería seguir conociéndole. Porque si quería algo de ella, tenía que esperar y trabajar para conseguirlo.

Mientras además TÚ hacías tu vida y te centrabas en ella hasta que PEPITO DEMOSTRASE que valía la pena. Eso hacían nuestras abuelas y abuelos.

Ahora es: me gusta Pedro, me acuesto con él, le mensajeo cada día y dejo mi vida totalmente aparte para conquistarle.

Con lo cual Pedro no tiene que cumplir ninguna expectativa, ni esforzarse, ni demostrar que vale la pena para estar contigo. Le basta con existir.

Hace 60 años, una mujer dejaba rápido a un hombre si veía el más mínimo atisbo de maldad o de que era mujeriego. Hoy parece que eso no solo no es un impedimento, sino que hasta gusta.

Porque no se piensa nunca a largo plazo: “¿Me conviene?”. Se piensa en: AHORA DISFRUTO SU COMPAÑÍA Y ES LO ÚNICO QUE ME IMPORTA.

En vez de PENSAR EN EL AHORA, piensa en EL MAÑANA. No te centres en disfrutar de la otra persona, sino en disfrutar del proceso de conocerla y ver lo adecuada que es para ti.

Piensa en que cuanto menos la necesites, más te necesitará ella a ti. Cuanto menos la contactes, más tendrá que contactarte ella a ti.

Porque si le hablas cada día, no le das la oportunidad de hablarte a ti. Y cuando dices: «Es que nunca me busca». Te pregunto: «¿Ya estás dejando que te busque?»

¿Estás dejando que se esfuerce por ti?

Debes de dejar de ser un adicto a la gratificación instantánea, aprende a esperar, a valorar el esfuerzo del ahora y recoger los frutos del futuro.

¿Qué significa eso?

Que dejes de querer a esa persona ya, que no es un juguete. El amor no es un juego, es UN PROCESO que tiene sus tiempos. Por mucho que lo DESEES YA, las cosas no se pueden cambiar de un día para otro.

Roma no se construyó en un día, la carrera de medicina no se saca en 2 horas, y no se crea una empresa de éxito en 6 meses. Las cosas llevan su tiempo.

Si quieres que la cosa cambie, debes trabajar hoy para que el cambio se produzca mañana.

Así que lleva a cabo la triangulación de la gratificación instantánea.

Que consiste en: 

1- Elimino mi necesidad de querer a esa persona AHORA

2- Trabajo para tener a esa persona en un tiempo

3- Hago adicto a esa persona a mí porque no le doy lo que quiere y le hago esforzarse por mí.

Piensa: ¿Qué hace que la otra persona te ame? ¿Buscarla a todas horas, mandarle audios? ¿Seguir con ella pese a que no te valora?

O en cambio, ¿te amará más si te extraña porque estás ausente, te ve haciendo vida social y rodeado/a de otras personas del sexo opuesto?

¿Cuál de estas dos cosas dará más resultado?

¿Y eso se consigue en 2 días? ¿O puede llevarte algún que otro mes hacer todo esto bien?

¿Esa persona entrará en pánico solamente porque un día me voy a un curso? ¿O lo hará si ve que llevo 1 mes ausentándome?

Deja de buscar las cosas AHORA y trabaja de forma inteligente para conseguirlas MAÑANA.

¿Sabes por qué están en auge tantas estafas de “haz que el dinero trabaje para ti”, “trabajar es para tontos”?

Porque la gente es adicta a la gratificación instantánea, a no hacer nada y recibir mucho. Lo malo es que más allá de pequeñas tonterías como pedir la paga a tus padres, sacar cita para cuando quieres en el psicólogo, o hacer un pedido en Amazon… El ser adicto a la gratificación instantánea es un absoluto fracaso para tu vida personal.

Y no hablo de que estés detrás de la otra persona, hablo de HACER LO QUE TIENES QUE HACER, de ser capaz de no contactarla 2 semanas SI ES LO QUE HAY QUE HACER.

Hablo de pensar en conseguir grandes resultados a través del cambio y el esfuerzo con el tiempo. No un día.

Hablo de que todas tus acciones no vayan dirigidas a conseguir algo AHORA, sino MAÑANA, porque si trabajas durante 60 días para conseguir algo el día 60, el resultado es poderosísimo.

Pero si piensas: ¿Por qué no me habla?  Y ya le estás reclamando al día 2, esa persona se agobiará y te hablará menos. 

Pero si piensas: ASIMILO QUE ESA PERSONA NO ME AMA COMO DEBERÍA DE AMARME, y hacer que me desee lleva tiempo, ergo, voy a trabajar en eso para que en un tiempo pueda amarme.

Eso hará que en 2 meses te ame, pero mientras sigas queriendo las cosas AHORA, no sucederán ni hoy, ni en 2 meses.

Todo esto lo aprenderás con más detalle que aquí y paso a paso en mi audiocurso de Cómo recuperar a tu ex.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.