En minutos sentirá unas ganas de ti tan intensas que no se podrá controlar

Para provocar ganas de ti, tienes que aprender el arte de provocar. Siempre hay algo que vuelve loco/a a la otra persona. Si lo sabes, ya cuentas con mucha ventaja.

Hay personas que tienen como un fetichismo con los pies. Otras que si les soplas al cuello, se vuelven locos o locas. Cada persona tiene algo que lo provoca, ya sea un tipo de mirada, un tono de voz…

Si sabes lo que le provoca a la otra persona, empieza por potenciarlo. Si le gustan tus piernas de escándalo, no vayas a las citas con vaqueros, sino luciendo tus bonitas piernas.

Y la gran base para crear ganas de ti, se trata de ser sensual. Hay personas que pueden ser muy atractivas, pero tienen la misma sensualidad que la del pato Donald. Y otras personas no son tan atractivas, pero son sensuales.

Se trata de la forma de hablar, de moverte.

Para continuar, mira el video de arriba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.