Dile adiós, suelta, déjale ir, y ¡obtendrás lo que deseas!

El problema de querer alguien que NO TE QUIERE A TI, es que EL AMOR no es algo lógico. Nadie decide de quién se enamora o quién le gusta, simplemente SUCEDE.

Así que por mucho que DESEES que alguien te quiera, si esa persona no te quiere, no puedes decirle nada que le haga sentir lo contrario, ni convencerla de que se quede contigo.

¿Qué puedes hacer para CONVENCER a alguien de que se quede?

Dejarle IR, SIEMPRE, es la mejor solución. Nada que hagas que NO SEA ESO causará efecto positivo. Al contrario, pretender que alguien esté contigo pese a que no quiere quedarse, es como tratar de SECUESTRARLE.

Y hay que entender la gravedad de lo que se desea. Y entiendo que te desesperes totalmente cuando un ex, por ejemplo, no quiere estar contigo y tratas de que se quede a toda costa.

Pero entiende que si no quiere estar contigo es por algo, una razón lo suficientemente poderosa como para dejarte. Al no aceptar su decisión, le estás transmitiendo que te valoras tan poco y tienes tan poca estima, que te da igual te ame o no, que quieres que se quede a la fuerza.

Y el amor es libre, no se puede retener. Si piensas que se tiene que retener es porque no es amor.

Y hasta es probable que tú tengas tan poco amor propio, que te dé igual que alguien esté contigo aunque no sienta amor por ti, sea la causa de que se haya ido.

Porque el amor propio cuando no se tiene es un coladero de odio y de abusos, donde aceptas cosas de la otra persona por miedo a no perderla. Y el aceptar determinadas cosas que no deberías aceptar y el no poner límites, hace muchas veces que la otra persona deje de valorarte.

Porque para que te puedan VALORAR debes de estar, y no solo como un adorno, sino como a una figura que se tiene en cuenta.

Y te sigo entendiendo, tú solo quieres que todo vuelva a ser como antes, que se respire el amor que se respiró en el pasado entre ambos, PERO ESTO AHORA MISMO NO ES POSIBLE, se ha llegado a un punto que simplemente no lo es.

Ni esa persona es la que era, ni tú eres lo que eras, y por mucho que desees lo contrario, por el momento, ESTO NO CAMBIARÁ.

Pero… En cuanto aceptas la ruptura, en cuanto dices «Adiós» y le dejas ir, a partir de ahí todo cambia.

¿Sabes por qué? Porque se espera algo de ti cuando eres dejado. Porque se te deja con la suficiente firmeza de que, estás tan enamorado, enganchado o con la dependencia emocional suficiente como para que si la otra persona se arrepiente y quiere volver contigo, sabe que estarás ahí.

Y eso siempre da seguridad y fortaleza a quien te deja. Pero tengo un “Pero” para ti.

En otras muchas ocasiones esto no pasará. La otra persona REALMENTE ha dejado de amarte y no quiere estar más contigo.

Y me gustaría mentirte y darte una falsa esperanza que todo en la vida se supera aceptando y esperando que un ex vuelva solo. Pero esto en muchos casos no sucede.

No obstante, que te haya dejado de amar no significa que no pueda volver a AMARTE llevando a cabo los pasos adecuados. Que es precisamente lo que te enseñamos a hacer paso a paso en nuestro audiocurso de Cómo recuperar a tu ex.

PERO LO QUE TE HACE GANAR SIEMPRE, AQUELLO QUE HACE QUE SIEMPRE OBTENGAS LO QUE DESEAS, TANTO SI ES SUPERAR LA RUPTURA COMO RECUPERAR A ESA PERSONA ES…

LA ACEPTACIÓN, decirte a ti mismo: “Me ha dejado y debo aceptarlo, no puedo retener a alguien en mi vida que no quiere estar en ella”.

Y cuando asimilas este pensamiento tu cabeza hace: “***BOOOM***”. Empiezas a comportarte como una persona única, con valor, con amor propio que no necesita a nada ni a nadie para ser feliz.

Que entiende que en la vida el amor no es eterno ni puedes exigirlo.

Y que cuando NO QUIEREN ESTAR CONTIGO, resistirse a ello no sirve, porque desenamorarse de ti no es un proceso de un día, suele ser de meses.

Meses donde se ha descuidado la relación o no te has dado cuenta que le perdías, así que en realidad no se ha ido ahora, sino que hace tiempo que se fue, pero tú te acabas de dar cuenta ahora.

Y muchas veces ligado a esto hay infidelidades y una vida aparte de la tuya. Siempre se dan señales, solo que no las viste.

La realidad es que no te queda otra que ACEPTAR LA RUPTURA y empezar a valorarte. Porque te lo digo de verdad: SI SIEMPRE TE HUBIERAS VALORADO A TI MISMO, SI TUVIERAS AMOR PROPIO, JAMÁS LE HABRÍAS PERDIDO.

Porque para empezar, quien se valora, cuando tu pareja se quiere ir no la retienes, le tiendes un puente de plata para que se vaya lo antes posible. Porque si es tan estúpido de pese a lo genial que eres irse, mejor decirle Adiós y gracias por haberte hecho el enorme favor de dejar de vivir en una mentira de relación.

Quien se valora no acepta tonterías, está solo donde le quieren, y eso hace que los demás le valoren, le tengan estima y le respeten.

Pero quien deambula por la vida buscando amor como un zombi busca cerebros, acaba terminando en la vida de alguien que sí, está contigo, pero no te valora, ni te respeta.

Porque si tu actitud es de mendigar amor, encuentras siempre personas que te ven como un mendigo del amor. Y todo el mundo quiere enamorarse y sentir que con quien está es alguien de valor. Y un mendigo del amor NO TIENE VALOR.

Alguien que ruega, que tiene miedo de decirle que “NO” a su pareja, que no sabe poner límites, que se deja usar, es alguien que no tiene valor ni se respeta.

Quien se respeta sabe decir NO, poner límites y establecer qué quiere y que no, sabe dar la patada enseguida a quien no cumple sus expectativas.

Es decir: debes ser la persona que se preocupa por estar feliz y bien en la relación, y no de la que tiene miedo a que le dejen.

La persona que si su pareja sigue sin hacerle caso y saliendo siempre con amigos y dejándola en último lugar, la vas a dejar porque TÚ NO QUIERES ESO EN TU VIDA. En vez de ser la persona que pese a eso sigue rogando y mendigando.

VALORARTE, TENER AMOR PROPIO ES LO QUE TE HACE INDEJABLE.

Sea como sea, siempre vas a ganar cuando dejas ir a quien no quiere estar y cultivas tu amor propio. Incluso puedes decidir que quieres esa persona de vuelta, pero aceptando LA RUPTURA y ENAMORÁNDOLA DE NUEVO para que quiera estar contigo porque TE AMA, no porque no tenga más opciones, se ha quedado sola o siente pena.

Haz eso en vez de exigirle que por gracia divina se quede contigo y sienta algo que no siente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.