Cómo pasar página

© Horia Varlan

Hay muchos momentos en la vida en los que sientes que tienes que pasar página, así que hoy vamos a ver cómo pasar página a pesar de que a muchos no les gusta esta manera de verlo, ya que creen que no es cuestión de pasar página sino de continuar. Pero no nos engañemos, la mayoría de gente prefiere pasar página por aquello de tener la sensación de empezar de nuevo. La vida es como un libro cuyas páginas no están escritas. Vamos escribiendo nuestro relato a medida que lo vamos viviendo y por ello la expresión pasar página me parece totalmente válida para usarse como metáfora vital. No empezamos un nuevo libro sino que cerramos un capitulo y empezamos otro, con los mismos protagonistas, el mismo pasado, pero al fin y al cabo algo nuevo. Aunque solo sea en un aspecto de la vida.

Empezar página da la posibilidad de empezar de nuevo, de tener la sensación de que todo está por escribir, y de confirmar que sólo depende de ti, que solo tú puedes hacer que se empiece a escribir. Está claro que en la vida no somos los autores de la trama, no podemos decidir ni siquiera el protagonista, somos nosotros, ya nos encontramos ahí en un entorno y unas circunstancias que no hemos elegido y que por supuesto no siempre podemos cambiar.

Para pasar página una de las cosas más importantes que tenemos que aprender es a aceptar nuestras emociones. Una correcta gestión emocional es un pilar básico para tener una vida satisfactoria que nos haga sentir bien con lo que hacemos y nuestro modo de vivirla. No podemos elegir qué emociones sentiremos, ya que no tenemos el control de todos los acontecimientos con los que nos encontraremos a lo largo de nuestra vida pero sí que podemos elegir el modo de gestionar estas emociones. Si lo hacemos de un modo correcto aprenderemos mucho antes a pasar página y no siempre será necesario hacerlo. Para aprender todo lo necesario con las emociones te recomiendo nuestro libro Cómo convertirse en un maestro de las emociones, con el que aprenderás a reconocerlas, aceptarlas y por último dejarlas marchar, que es el proceso a seguir con todas las emociones que sentirás o que sientes. Sean del tipo que sean, te gusten o no, tienes que aceptarlas y dejar que sigan su proceso.

De ninguna de las maneras nos podemos quedar encallados en una emoción, la sintamos como positiva o como negativa. El hecho de necesitar pasar página implica que estás encallado con alguna emoción y no eres capaz de darle salida. Así que vamos a darte algunos consejos que pueden serte útiles para pasar página.

Qué hacer para pasar página

En primer lugar se trata de aceptar la realidad. De asumir que eres quien eres. Tú no eres una víctima de las circunstancias. Las cosas pasan, pero como decía antes cada uno elige cómo vivirlas. No eres el único al que le pasan cosas malas o negativas o que tiene problemas. Los problemas se magnifican en función de cómo te los tomas. Eres una víctima de ti mismo si prefieres pensar que nada depende de ti y que no puedes hacer nada.

Lo que no puedes hacer es cambiar determinadas circunstancias, ni a otras personas, pero puedes cambiar tu manera de afrontar los hechos y en muchas ocasiones deberías ser capaz de cambiar las circunstancias solo que no te atreves a dar el paso o es más fácil quejarse que seguir adelante.

© Horia Varlan

A menudo, aceptar que lo que hay es lo que hay es el primer paso para seguir adelante. Cuando puedas hacer algo por cambiar las cosas, hazlo. Cuando no puedas no pierdas el tiempo pensando en cómo serían las cosas si aquella situación fuera diferente. Lo que está fuera de tu alcance no debería hacerte perder el tiempo. No somos dioses y no podemos con todo. Con lo que puedas lucha hasta el final, pero con lo que no, deja de perder el tiempo.

Lo que está claro es que dado que no puedes cambiar ciertas cosas no deberías permitir que determinadas circunstancias marquen tu futuro. Eres el dueño de tus decisiones por tanto el camino hacia el futuro lo marcas tú, independientemente de tu pasado. Solo tu puedes decidir qué vas a hacer y no deberías permitir ni por un momento que tu pasado te limite. Cada día tenemos la oportunidad de empezar de nuevo. Si has perdido muchas no te machaques castigándote por ello, piensa que te quedan otras muchas oportunidades todavía. Siempre es un buen momento para empezar a cambiar.

Pasar página implica estar dispuesto, a aceptar, por ejemplo, que te has equivocado. Empezar de nuevo implica no estar condicionado. Saber ver con ojos nuevos lo que está por venir. Piensa en los niños, ellos están llenos de ilusión y todo es nuevo para ellos, si consiguieras enfrentarte a tu vida con ese pensamiento las cosas seguro que te irían mucho mejor. Otra cosa que no debes hacer es predisponerte para nada. No sabes lo que va a pasar por tanto no pierdas tiempo pensando cómo actuarías si las cosas fueran de tal o de cual manera. Ni para bien ni para mal. Vive el momento y enfréntate a lo que te ocurre cada día, vivir el presente es vivir de manera consciente.

Vivir en el pasado o en el futuro implica gastar mucha energía en cosas que no están a nuestro alcance, el pasado jamás volverá y no podrás cambiarlo, hagas lo que hagas y te pongas como te pongas. Aceptarlo es básico para aprender a pasar página. Otro punto muy importante es aprender a perdonarte. Sobre esto hablaremos la próxima semana. No te pierdas nuestro artículo diario.

Para pasar página es importante, como has podido ver a lo largo de este artículo, saber gestionar las emociones, que la ira no te deje permanentemente atascado en un mismo lugar o que la frustración no te impida ver nuevas oportunidades… Para aprender a gestionar tus emociones y de paso comprenderlas mucho mejor y poder influir en las de los demás, te recomiendo nuestro libro  Cómo convertirse en un maestro de las emociones con el que empezarás a escribir un nuevo capítulo de tu vida, mucho más consciente.

2 respuestas a «Cómo pasar página»

  1. Me dijiste q mi caso es complicado aunque yo voy a intentarlo pero muxa gente me diceq pase pagina, tu dices en un audio q no hsgamos caso a eso,q casos complicados tambien has resuelto, pero a veces yo tambien he llegado a pensar en pasar pagina, no se ya….creo q me falta autoestima… y fuerzas… y la palabra pasar pagina me da escalofrio…

    1. Quizás a lo mejor haya llegado el momento de descansar un momento, un tiempo, y coger fuerzas. Y luego decidir qué sería mejor hacer. También tienes que cuidarte, si no te tienes a ti misma más o menos bien las cosas siempre son muy difíciles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.