El apego tóxico

Apego tóxico
© MyTudut

Hemos hablado ya en varios artículos de los que significan las emociones tóxicas. Hoy vamos a centrarnos en el apego tóxico. Es la emoción que nos lleva a depender en exceso de terceras personas.

El apego tóxico lleva a las personas a buscar relaciones de codependencia. Una persona codependiente es así debido a un fallo en su autoestima.

Tener una buena autoestima es necesario para vivir una vida plena y con libertad total. Las personas que tienen la autoestima baja tienen problemas como la codependencia y ven las cosas de manera que nunca son satisfactorias. La consecuencia es una vida llena de insatisfacciones, temores, miedo, inseguridades… Si quieres alimentar en positivo tu autoestima te recomiendo nuestro audio curso Cómo aumentar la autoestima con el que practicarás ejercicios dirigidos a solucionar estos problemas.

Las personas con apego tóxico, o codependientes, presentan algunas de las siguientes características.

 

  • Eres incapaz de tomar una decisión si no la aprueba antes otra persona (pueden ser tus padres, tus amigos, tu pareja, tus superiores).  Hasta que alguien no te da el visto bueno no confías plenamente en tus capacidades.
  • Piensas que sin la otra persona tu vida no tendría sentido y no serías capaz de vivir, no te puedes imaginar qué harías si tu pareja te dejara.
  • No eres capaz de estar satisfecho por tus propios logros si los demás no lo están. Lo que para otros no es un logro para ti tampoco lo es.
  • Eres una persona a quién le cuesta decir que no, sobretodo por miedo a que no te entiendan o se enfaden contigo. De hecho tienes la necesidad de ayudar siempre a los demás, de solucionar sus problemas. Te lo pidan o no.
  • Tu vida se queda vacía cuando no tienes nada que hacer para ayudar a otros o cuidando de otros.

Si te reconoces en ella deberías empezar a poner solución a este problema ya mismo. Como te decía lo ideal es que empieces trabajando en tu autoestima para tener fortaleza y seguridad en ti mismo. Es la base para que puedas enfocar las cosas de la manera más objetiva posible, sobretodo si hace referencia a la relación de necesidad con los demás.

En general las personas con apego tóxico o codependientes se mueven siempre por un sentimiento de culpa. La culpa es parte de sus vidas. Son personas aparentemente entregadas, que sienten la obligación de ayudar a los demás, de cuidar de ellos o de no avanzar sin el visto bueno de todo el entorno.

Además este tipo de personas no acepta las críticas de buen grado. Se castigan y se culpan por no ser lo suficientemente buenos. Como vemos necesitan la aprobación de los demás en casi cualquier circunstancia.

Si no puedes tomar decisiones sin el visto bueno de otras personas tienes un problema. Una cosa es pedir consejo, dejarse influenciar por distintas opiniones para al final sopesar y valorar qué pesa más.

codependencia
© dUENdEdU

Está bien poder pedir consejo y ver las cosas como las ven otras personas. Creo que eso demuestra que somos personas inteligentes y preocupadas. Pero es muy distinto pedir opinión sobre alguna decisión que hemos tomado, para ver cómo se ve desde fuera y tratar de tomarla lo más fríamente posible y otra que hasta que no nos dicen qué tenemos que hacer seamos incapaces de tomar una decisión.

¿Ves la diferencia? En el primer caso tú sabes lo que quieres, pero consideras que no está de más un punto de vista imparcial. Analizar las cosas desde otro punto de vista para asegurarte de que no te has dejado nada. Comentarlo para ver si cuando cuentas qué quieres hacer sigue sonando igual de estupendo que cuando no lo sabía nadie. Hay veces que tomamos decisiones que están muy bien en nuestra cabeza pero que cuando las exponemos y tenemos que darles forma nos damos cuenta de que hemos dejado muchos cabos sueltos.

Eso es precipitarse y por ello es bueno dejar enfriar las decisiones, tomarlas en varios días distintos para ver cómo las vemos cada vez que pensamos en ello y también comentarlo con otras personas. Pero alguien que hace eso sabe diferenciar entre un consejo sincero o un consejo movido por el interés.

Las personas codependientes no son capaces de tomar decisiones. No saben lo que quieren. Si lo saben no son capaces ni de confesárselo a ellas mismas. De modo que buscarán la aprobación de otros y de esta manera la responsabilidad es para otra persona.

Piensa en el trabajo: personas que no son capaces de confiar en sus propias posibilidades a pesar de que los demás sí lo hagan. Que no toman sus decisiones si no están validadas por un superior de modo que siempre sienten que están cumpliendo órdenes. Es cierto que en determinados niveles esto es lo normal. No podrás tomar decisiones, o eso crees, sin que te den la orden. Pero a medida que ascendemos en la escala de poder de una empresa cada vez podemos tomar decisiones más importantes. Es muy difícil que asciendas si no eres capaz de tener iniciativa, arriesgarte y tomar tus propias decisiones.

La codependencia se demuestra en muchos campos, desde la que no puede vivir sin su pareja y vive temiendo que el novio la abandone hasta la persona que teme el momento en que sus hijos se vayan de casa, su vida ya no tendrá sentido si no puede cuidar de ellos.

Las personas codependientes tienen claros problemas de autoestima. Solo reforzando esta parte íntima podrán afrontar la vida de manera libre. Una persona codependiente no es libre ya que como hemos visto no es capaz de tomar sus propias decisiones ni de vivir una vida plena sin ocuparse de los demás.

Es frecuente también que los hijos busquen siempre la aprobación de los padres. Que tengan que vivir la vida que ellos no pudieron y que sean los encargados de cumplir los sueños que tenían sus padres, de vivir la vida como ellos consideran que hay que hacerlo. Por esta razón tenemos hijos que estudian carreras que no les gustan o que se quedan al cargo del negocio familiar cuando no es lo que quieren hacer, pero temen defraudar a sus padres y sienten que tienen la obligación de hacer lo que se espera de ellos.

Si te sientes identificado con alguna de estas cosas no dejes pasar más tiempo y COMPRA AHORA nuestro curso Cómo aumentar la autoestima, en un cómodo formato MP3 que podrás descargar y escuchar en cualquier parte.

Una respuesta a “El apego tóxico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.