Técnicas para controlar las emociones

photocredit: rexquisite

El control de las emociones es algo que preocupa a muchas personas. Ya sea por no saber controlar las emociones negativas, por ponerse nervioso ante determinadas situaciones o bien por que es incapaz de concentrarse y estar serio y formal cuando siente alegría.

Para aprender a controlar las emociones es básico conocerlas y saber detectarlas y reconocerlas cuando estamos viviéndolas. De poco sirve reconocere tarde que nos hemos enfadado o que en realidad teníamos miedo.

Sirve, es cierto, para poder empezar a poner remedio. Lo primero que hay que hacer es centrarse en el conocimiento de nuestras emociones y por ello hemos escrito multitud de artículos en este blog sobre este tema. Además te recomiendo nuestro libro Cómo convertirse en un maestro de las emociones, con el que aprenderás no solo a distinguir tus propias emociones y a controlarlas sino que serás capaz de hacer lo mismo con los demás.

Para salir del paso cuando no estás en situación de controlar estas emociones pero necesitas librarte de ellas o poder pensar con frialdad te recomiendo seguir alguna de estas técnicas que te ayudarán a relajarte y a liberar tu mente para enfrentarte a lo que temes, o te puedas concentrar en el trabajo o puedas olvidarte de ese problema que te ha puesto de tan mal humor.

Técnicas para controlar las emociones

Distracción automática: ya hemos hablado alguna vez de lo bien que funciona concentrar tu mente en otra cosa para separarla de esa emoción que no te deja pensar con claridad.

La llamo distracción automática por su facilidad de aplicación, cuando cojas el hábito podrás practicarla de forma automática.

Se trata de elegir algo que hacer cuando sientas que pierdes el control. En algún artículo os he recomendado marcaros un par de objetivos, siempre los mismos y buscarlos cuando os sintáis así:
– algo de color rojo y algo que os parezca muy feo

Tengo un par de amigas que practican esta técnica, una de ellas busca objetos que puedan parecer caras. Ya sabéis, luego les hace una foto y la cuelga en instagram. Con ello se entretiene un buen rato, de verdad y de resultas se ha vuelto mucho más creativa. Pero ese es otro tema.

La segunda amiga recita una poesía. Ahora no recuerdo cuál es, sé que me lo dijo una vez. Algo que era bastante irónico y que le parecía divertida. Cuando se pone nerviosa o se enfada demasiado recita poesía mentalmente o murmurando. Eso la aleja de esa emoción y puede tomar distancia.

Relajación muscular y mental: para ello puedes usar técnicas de respiración de yoga, por ejemplo. O bien tensar absolutamente todos los músculos del cuerpo y luego soltar la presión.
Cuando lo hagas notarás que estás mucho más relajado, siente esa sensación y búscala de nuevo varias veces tensando y soltando todos los músculos del cuerpo.

Esta técnica es muy buena pero es mejor practicarla estándo solo. Puedes practicar en casa y hacer que tu cuerpo aprenda y disfrute de la sensación de relax total que obtienes justo después de destensar los músculos.

Luego puedes combinar esa sensación con la respiración, que es mucho más fácil de practicar entre más personas sin que nadie se de cuenta.

Respira profundamente hinchando la barriga, evita respirar con la parte más alta de los pulmontes y evoca esa sensación de relax que tu cuerpo ya conoce ahora.

photocredit: Cayusa

Si te enfrentas a una situación demasiado tensa, como una discusión intenta evitarla hasta que estés calmado. Tienes derecho a que no te griten y a no hablar en condiciones de falta de respeto.

Cuando una persona pierde el control es definitivamente lo mejor no hablar con ella en ese momento. Da igual si eres tú o la otra persona. Si prevés que vas a perder el control o no te gusta la situación que estás viviendo lo mejor es que te alejes en seguida.

Es realmente frustrante, lo sé. Y para la mayoría es casi imposible dejar de discutir y dejar de decir todas aquellas cosas que todavía tenemos pendientes. Pero lo que diríamos y cómo lo diríamos no sería justo ni reflexivo. Lo sabes tan bien como yo

Por tanto lo que tienes que hacer para poder controlar esas situaciones, antes de aprender a no enfadarte tanto ni a discutir de esa manera, el primer paso es reconocer el punto en el que pierdes el control.

Antes de llegar a ese punto debes saber parar y marcharte. Así de claro y de simple, pero muy difícil de practicar. No dejas nada a medias. Simplemente en ese momento no puedes hablar de ese tema.

Es lo mejor para la situación. Tómate un tiempo para que puedas relajarte del todo y luego retoma la conversación. Verás que es mucho más fácil. En muchos casos el problema ya no te parece tan grave y puedes hablar con mayor distancia. Hablar en pasado siempre es más sencillo.

Por último tienes que encontrar una válvula de escape. Practicar deporte es algo que ayuda a descargar la tensión y que aporta endorfinas al cuerpo, que son las hormonas encargadas de que nos sintamos bien. La felicidad genera endorfinas.

Puedes practicar algún tipo de manualidades, algo que tengas que hacer con delicadeza y concentración es bueno para relajarte, centrarte, permitir que tu mente se relaje y de paso sentirte bien contigo mismo si eres capaz de hacer casda vez cosas más trabajadas y complicadas.

Pero para todo ello es básico saber reconocer qué emoción estás sintiendo, para poder controlarlas y reconducirlas cuando haga falta es básico un buen entrenamiento. Además si conoces bien el control de las emociones puedes llegar a convertirte en alguien influyente para los demás.

Ya sabes que las películas, las canciones, los empresarios que tienen éxito, aquellos que cuando los ves o los oyes, tienen un mensaje que te toca la fibra. Para hacer que alguien reaccione es básico tocarle alguna emoción.

Es más fácil conseguir que alguien colabore con una causa si le enoja el motivo por el que se lucha o le emociona el fin de la misma.

Por ello, te recomiendo que COMPRES AHORA nuestro libro: Cómo convertirte en un maestro de las emociones donde aprenderás paso a paso, no solo a controlar tus emociones sino que aprenderás como influir o cómo tratar a los demás en función de sus propias emociones.

4 respuestas a «Técnicas para controlar las emociones»

  1. muy buenos consejos la verdad yo necesitaria controlar las emociones, yo buscaba alguna información que me ayude con este tema porque sufro mucho por sentir demasiado y no controlarlos..aleje a la persona que mas queria por ser tan emocional

  2. Me parece indiscutiblemente interesante todo lo que se describe en este articulo, es de mucho beneficio personal para los lectores, gracias por compartir este tipo de temas al mundo.

  3. Oye amgo ahora q tengo tiempo y puedo leer tus articulos dejame darte las gracias por tus conocimientos my vida a mejorado vastante en todos los aspectos

  4. Muy buena informaciòn ya que muchas veces no sabemos cuales son las emociones que nos destruye pero sobre todo como poder evitar que esas emociones dañen socialmente, a nuestras amsitades o relaciones Interpersonales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.