¿Qué es la ley del espejo?

© Michael D. Dunn

Empezamos a hablar un poco sobre este tema la semana pasada en un artículo títulado El efecto espejo y la pareja. En él os contaba cómo afecta la ley del espejo a las relaciones y cómo podemos mejorar nuestra relación de pareja si hacemos caso de la ley del espejo. Hoy quiero profundizar en este tema viendo cómo afecta a nuestra autoestima o cómo dependiendo del estado de salud de nuestra autoestima las cosas nos afectan de un modo u otro. La ley del espejo es un modo más de entender cómo funciona la psique humana y de explicar las razones de nuestros comportamientos.

Tener una buena autoestima es algo básico para sentirse realizado y feliz. Para sentirte cómodo en la vida es básico que tengas una buena autoestima. La autoestima sería como el colchón de una cama, por muchas horas que duermas si el colchón no te permite descansar bien no vas a levantarte en forma por la mañana. Al contrario, te levantarás peor de lo que te acostaste ya que con ese colchón es imposible descansar bien.

Con tu autoestima pasa exactamente lo mismo, es la base para que te sientas cómodo y relajado con tu vida. Contigo mismo. La vida es una y la única persona con quien la vives de principio a fin eres tú mismo. Si no te quieres, si sientes que tienes cosas tan negativas que tú mismo las desapruebas, tienes un problema. No puedes huir de eso, no eres alguien con quien puedas romper la relación y olvidarte de un amigo mal seleccionado. Tú tienes que estar contigo mismo cada día, siempre. Para tener una autoestima fuerte y sana puedes hacer muchas cosas, aplicar la ley del espejo es bueno para que aprendas a reconocer tus carencias, pero lo básico es que fortalezcas tu autoestima con un producto especializado como nuestro curso Cómo aumentar la autoestima.

Decíamos en el artículo anterior que la ley del espejo es aquella que habla de cómo nos vemos reflejados en otras personas. De cómo alguien nos gusta por sus cualidades, que no son otras que las que tenemos nosotros o nos gustaría potenciar. Esto es algo que entendemos de forma más o menos sencilla y que creo que no requiere demasiada explicación. Si así lo creéis por favor preguntad en los comentarios.

Pero nosotros también tenemos una parte negativa que mantenemos oculta y que muchos autores denominan como «sombra». Nuestra sombra son aquellas cualidades que no nos gustan, algunas permanecen en el insconciente y son el reflejo de cosas que nos han pasado.

Cuando alguien nos produce rechazo, la ley del espejo dice que es debido a nuestra sombra, es ella la que nos hace rechazar a esa persona porque tiene justo aquello que nosotros hemos tapado. Aquello que no nos gusta y rechazamos o que directamente queremos esconder y no somos conscientes de poseer.

Todos tenemos defectos, todos hacemos cosas buenas y cosas malas, y creo que no diré nada nuevo que algo que puede molestar a alguien pasa totalmente desapercibido por otros.

Imagínate que estás en un local con una música ambiente muy bajita, dependiendo de la conversación podría estar muy alta, el caso es que estás conversando con un grupo de personas y tenéis una conversación muy animada. Cuando cambian la canción ponen una que no te gusta nada, que te trae malos recuerdos, y no puedes centrarte en la conversación sin dejar de escuchar la canción. Espera a que acabe la canción y entonces pregunta qué canción estaba sonando. Es probable que si estaban entretenidos en la conversación nadie sepa decirte qué canción estaba sonando, ¿pero hay música? Es más puede que si te preguntan a ti cuál era la canción que sonaba antes que esa no sepas decir cuál era, porque no te generaba una emoción negativa y por tanto ha pasado inadvertida.

Este ejemplo sirve para ilustrar lo que pasa con los defectos de los demás. Una persona no cambia, pero a ojos de dos personas diferentes puede tener o no tener defectos. Dependiendo de lo que le moleste a cada uno. Si nombras los defectos que el otro no ve, puede decirte que sí, que lo había notado pero que eso no lo considera un defecto.

© Sukanto Debnath

Así que, como pasaba con la canción, cuando te enfrentas a las cosas negativas de una persona, sus defectos o malas cualidades, dependerá de tus valores y de tus propias cualidades, de tu sombra, al fin y al cabo, que veas unas u otras.

Todos presentamos una parte negativa, una parte que ocultamos. Es necesario que así sea puesto que siempre tenemos que elegir y no podemos mostrarlo todo, así que elegimos mostrar lo que nos parece mejor. Somos como un escaparate. Quieres venderte a ti mismo, por tanto enseñas el mejor producto que tienes. Lo que crees que ahuyentaría a los clientes no lo enseñas en el escaparate y si alguien  no lo pide directamente nuna lo mencionas.

Las personas somos así, necesitamos seleccionar cómo nos mostramos y qué ocultamos. Y está bien que ocultemos y que aprendamos a controlar las partes negativas. Pero para ello es básico que las aceptemos y que asumamos que están ahí, pero que hemos decidido no usarlas. De este modo si consigues aceptar tus propios defectos, dejarán de parecerte defectos en los demás.

La ley del espejo explica lo que resume un dicho tradicional que reza así: dime de lo que presumes y te diré de qué careces.

No es ni más ni menos que enseñar lo bueno para ocultar lo malo. Así dependiendo de lo que decidamos enseñar podemos ver qué es lo que estamos ocultando. Fijarnos en lo que nos gusta o nos molesta de las demás personas con las que nos encontramos hablará de cómo somos nosotros mismos y de cómo nos queremos ver.

Para eso tienes que tener una buena autoestima, todos tenemos sombras que son difíciles de aceptar, te recomiendo que fortalezas tu autoestima a la vez que inicias este viaje de reconocimiento. Seguro que conoces a alguien que no se altera nunca por nada y a quien todo el mundo cae bien. Tiene una buena autoestima y practica la ley del espejo. Compar nuestro curso Cómo aumentar la autoestima para mejorar tu visión de ti y poder practicar a fondo la ley del espejo.


.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.