Haz que imagine como sería la vida sin ti y morirá de ansiedad por tenerte

No es ninguna casualidad que hayas llegado aquí, no te conozco pero sé que en cierta forma necesitas oír todo lo que tengo que decirte.

Porque esa persona que te hace sufrir, o que te ignora o no te valora, que pese a que estés con él o ella sigues sintiéndote solo, deberá experimentar e imaginar lo que será la vida sin ti, para que pueda sentir la ansiedad de lo que sería perderte para siempre.

Para que se imagine la vida sin ti y pueda valorarte, comienza a centrar tu atención menos en la otra persona y más en ti.

Porque ya has visto que no funciona, la otra persona no lo valora. Si lo valorase no estarías ahora mismo aquí, si lo valorase no te sentirías sola y no te preguntarías si te ama o te estarías sintiendo mal.

CUANDO TE VALORAN, NUNCA TE SIENTES MAL

Así que toda esa energía que empleas en pensar, en mirar si está en línea o no, en esperar a ver si te habla, en ser feliz en base a si un día te habla o miserable si al siguiente no te habla…

Todo ese desgaste que sientes, toda esa energía, debes DIRIGIRLA para que SÍ SE PRODUZCA UN CAMBIO.

Y qué mejor cambio que en vez de invertir en un pozo sin fondo, lo inviertas en ti.

La inversión que hagas en ti mismo, siempre será la mejor inversión posible que, además, durará toda la vida.

Muchos clientes nos contratan y nos preguntan: ¿Cómo hago que me eche de menos? ¿Como hago que experimente lo que es la vida sin mí?

Pero mientras me preguntan esto, son ellos los que buscan, los que insisten y los que mantienen viva la relación. Y es que nadie te puede extrañar si nunca te has ido, porque tienes demasiado miedo como para hacer lo necesario para que te valore.

NO PUEDE VALORAR LO QUE LE DAS MIENTRAS SE LO ESTÁS DANDO, PARA VALORAR LO QUE LE DAS LO TIENE QUE ECHAR DE MENOS

Si todos los días te doy 100 dólares, el día 31 me estarás pidiendo 100 dólares como tu derecho. Pero si te doy 100 dólares, y según como actúes te doy 100 dólares o no, aprenderás a COMPORTARTE de la forma correcta para recibir tu premio.

Y un premio es eso: algo que se gana con esfuerzo, no algo que se entrega de forma incondicional simplemente: “porque te gusta”.

He ahí la diferencia entre dar incondicionalmente como haces tú, o RE-EDUCAR a ese hombre o mujer para que te valore e invierta en ti.

Dosifícate y no entregues todo de ti, no vivas pegado a un móvil, no vivas pegado a una persona.

Desmárcate, no seas como los demás que corren a imaginarse una casita y los hijitos y los perritos, sólo porque te sonría. 

No te imagines un futuro con alguien que no lo imagina contigo. Empieza a ser distinto, a valorarte más, a centrarte en ti, a dirigir tu energía hacia donde produzca resultados, no a un agujero negro que se lo traga todo y no da nada.

Y cuando hagas esto, conforme vas retirándole tu atención, ve avisándole. Di cosas como:  “no estaré siempre ahí dándolo todo”, “mi amor no es incondicional” , “no soy alguien a quien puedas llamar cuando te apetezca”, y cuando pase el tiempo y te pregunte que qué pasó, cuando te persiga, te busque y su miedo a perderte esté más latente que nunca.

Cuando se dé cuenta de lo mucho que te amaba ahora que te ha perdido, es ahora cuando debes decirle: “TE LO DIJE, TE MANDÉ LAS SEÑALES PERO NO HICISTE CASO”

La otra persona va a darse cuenta de que no puede vivir sin t,i y se la come la ansiedad porque:

1- Siendo honestos, un amor como el tuyo, que está ahí aun cuando le patean, es muy valioso. La otra persona ahora mismo no lo valora, pero cuando eso que das le falte, cuando vea que su alrededor es egoísta y tú eras el único o la única que le mostraba esa dedicación, va a querer eso que muy pocos son capaces de darle.

2- Cuando te enfocas en ti, te vuelves mucho más interesante, dejas de tirar toneladas de tiempo a la basura donde sólo obtienes sufrimiento.

Dejas de golumear, de ser necesitado, de repeler a la otra persona teniendo tanta ansiedad y necesidad. Vuelves a sonreír otra vez, vuelves a descubrir cosas que te gustan, y al poco tiempo te das cuenta que no tienes que mantenerte ocupado u ocupada para “ignorarle”, sino que TE OCUPAS y disfrutas de tu tiempo.

Y eso conlleva una actitud muy alejada de rogar y de estar listo para ser pateado como la que has tenido hasta ahora.

Conlleva una actitud que ENAMORA y no una actitud necesitada que repele.

3- Es totalmente diferente a lo que sueles hacer. ¿Nunca te has preguntado por qué persigues y la otra persona huye?

Es porque haces LO MISMO y por eso DA EL MISMO RESULTADO, cuando haces algo diferente, los resultados son DIFERENTES. Si siempre sumas 1 + 1 siempre te va a dar dos, pero si aprendes a sumar diferente los resultados serán diferentes.

Y querido amigo o amiga, tú siempre has estado sumando 1 + 1 , es hora de empezar a sumar números más altos.

Aprende cómo tener una actitud sana que enamora y hace que te deseen y te busquen (en lugar de mendigar atención e interés), con mi audiocurso Cómo recuperar a tu ex. Si quieres que te ayudemos de forma personalizada con tu caso, y así saber cómo actuar paso a paso en cada momento, te interesarán nuestros servicios de asesoramiento personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.