Desarrolla tu asertividad

© flashbacktunisie

Muchas personas son asertivas en ciertos aspectos, en determinadas circunstancias o frente a unas personas en concreto pero son incapaces de serlo frente a distintas personas, en situaciones diferentes o en momentos en los que sienten que no controlan la situación, que les son desconocidos, que les ponen nerviosos, que les suponen tensión… La asertividad por tanto es algo que podemos elegir si tenemos el entrenamiento adecuado.

La asertividad es una capacidad que si estás aplicando en ciertos aspectos de tu vida o con ciertas personas puedes ampliar a los demás. Si no lo haces puedes aprender de cero. Es una de las cosas buenas que tiene la asertividad, se aprende, se enseña, se entrena. Además puedes seguir prosperando una vez hayas iniciado el camino, si lo consigues en determinadas circunstancias ten claro que puedes conseguirlo en todas.

Déjame que te recomiende nuestro audio curso Cómo ser asertivo, con el que hemos ayudado a mucha gente a entender qué significa asertividad y a darles ejemplos prácticos para que pudieran aprender a su ritmo a cambiar su modo de comunicarse y de relacionarse con los demás.

Para desarrollar la asertividad tienes que tener en cuenta los siguientes puntos:

La persona asertiva controla sus emociones. No se deja llevar por ellas sino por lo que quiere conseguir en cada momento. Su objetivo es mucho más importante que sus emociones. Así, una persona asertiva será más calculadora y más fría que una persona que no es asertiva y salta a la mínima de cambio. Lo explicamos con un ejemplo: Alguien te ha tratado mal, alguien que merece que le hagas sonrojar de vergüenza pero que tiene demasiado poder como para que lo hagas. De su influencia o de su poder depende una decisión que para ti es importante. Así pues si entiendes que el fin es lo que importa sabrás controlar tus emociones para no enrojecer a la persona que puede abrirte la puerta.

La persona asertiva es siempre la que saca más ventaja de cada situación. Siendo asertivo serás capaz de actuar conforme a los objetivos que tienes marcados, sin presiones ni tuyas ni externas. Serás capaz de tomar tus propias decisiones y de trabajar para ser libre e independiente. Podrás vivir por ti mismo sin depender de nadie, lo que no significa que tengas que convertirte en alguien solitario, egocéntrico o egoísta. Pero sí que empezarás a tomarte por la persona más importante en tu vida. Si tú estás bien, los que te rodean estarán mejor. Podrás ayudarles a ser asertivos y enseñarles el camino.

© Rayani Melo

La asertividad es algo que tiene mucho que ver con la negociación. Aunque no estés llevando a cabo una negociación  de negocios, cuando tienes que llegar a un acuerdo con otra persona o con un grupo de personas, negocias en cierto modo para llegar al acuerdo. Si no negocias es que no estáis siendo asertivos y que uno o la mayoría permiten que alguien o algunos impongan su modo de pensar o de hacer las cosas.

Para ser asertivo es básico entender que hay que negociar y como negociación que es afrontarás cualquier conversación. En una negociación para que sea exitosa unos ceden tanto como otros, de este modo si alguien cede es más fácil que tú también cedas y que lleguéis a un acuerdo lo más beneficioso para ambas partes. Es decir, para que una negociación termine bien ambas partes tienen que sentir que ha sido satisfactoria. Para negociar con garantías de hacerlo bien y de forma asertiva te recomiendo leer todos los derechos de la persona, según el punto de vista de la asertividad: Parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, son unos cuantos, así que tómate tu tiempo, léelos con calma y analiza si actúas de forma que los respetes.

Probablemente alguno, si no muchos te saltarás. Lo primero que tienes que hacer para desarrollar tu asertividad es entener estos derechos y respetarlos.

En segundo lugar, como en cualquier otra negociación deberás tener claro tu objetivo, qué estás dispuesto a ceder o perder por el camino a cambio del objetivo o de acercarte a él lo máximo posible. Además, deberás conocer a la otra persona o personas con las que vas a negociar para poder hablar de un modo que ellos entiendan y acepten. No hablarás igual con tu mejor amigo que con el profesor que te tiene que aprobar una asignatura. ¿Verdad?

Para que una negociación funcione debes evitar predisposiciones iniciales negativas. Es decir no pienses que la otra persona no está dispuesta a negociar, o que no va a ceder en nada ya que eso mengua tu capacidad de ceder y por tanto de ofrecer algo a la otra persona a cambio de lo que tú quieres.

Siempre que te enfrentes a una negociación, sea del tipo quye ea y con el interlocutor que sea tienes que partir de la base que vas a ganarla. Pero que para ello tienes que ceder y escuchar, por supuesto.

Además de escuchar, cuando afrentes una situación en la que tienes que ser asertivo, debes ser capaz de expresar lo que sientes, lo que esperas o lo que te gustaría, de pedir lo que necesitas y de dar las pistas necesarias para que te lo puedan ofrecer.

Por ello es importante aprender a tomarte tu tiempo cuando negocias algo, cuando te enfrentas a una decisión o cuando tienes una conversación que en otras circunstancias te parecería tensa. Si la quieres afrontar de forma asertiva tienes que tomarte tu tiempo para analizar todos los factores que están en juego a la vez. Tienes que conseguir no pensar mal de las otras personas, que no hacen lo que hacen para fastidiarte y tienes que tener claros los objetivos y los derechos de toda persona.

Con todo esto estás preparado para empezar un entrenamiento en asertividad mucho más específico como el que te damos en nuestro curso Cómo ser asertivo con el que progresarás al ritmo que tú necesites, haciendo ejercicios y enfrentándote a situaciones que poco a poco irás superando de forma asertiva, que al final saldrá de forma natural.


.

2 respuestas a «Desarrolla tu asertividad»

  1. MARAVILLOSAMENTE MUY BIEN ESPLICADO,Y MUY ESPLICITO Y CORRECTO EN TODO…AUNQUE ME QUEDA POR LEER LOS DOS ULTIMOS TEMAS… UN GRAN SALUDO.

  2. Hablas como si la mayoria de problemas estubieran planificados , que me dices de algo imprevisto que ocurra en la calle o donde sea Ejemplo:alguien nos lance un puñado de emproperios ya sea referente a lo fisico etc, en una plaza publica de la nada .Hay que tener un buen autocontrol para no caerle a golpes.

    «Podrás vivir por ti mismo sin depender de nadie» a que te refieres ,tal cosa no existe !siempre vamos a tener algun tipo de dependencia mientras vivamos .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.