Asertividad: lista de derechos (2)
Verdadera Seduccion | 17 de junio de 2015 | Otros temas |

Asertividad: lista de derechos (2)

© riacale

Ayer iniciábamos este artículo que hemos dividido en dos para que no sea tan largo, y en el que analizamos uno a uno los principales derechos de toda persona. Si no leíste la entrada de ayer haz clic en el enlace: Lista de derechos (1).

La lista consta, si no calculo mal, de 23 puntos, que los encontrarás en todas partes. Son los puntos comunes de los derechos de toda persona. Los puedes llevar al extremo que quieras, lamentablemente las legislaciones vigentes de todos los países del mundo no siempre los respetan, pero puedes hacerlo tú a nivel personal contigo mismo y con los demás. Cuánta más gente actúe así mejor y más fácil será la vida.

Si una vez leídos todos crees que tienes problemas para hacerlos respetar o para respetarlos en los demás te recomiendo que sigas nuestro curso Cómo ser asertivo, con el que aprenderás no sólo lo que significa la asertividad sino qué tienes que hacer para comportarte 100% de esta forma. Es la mejor para hacer respetar tus derechos y para hacer que los demás los respeten y a la vez ser igual de respetuoso con las demás personas. Ser asertivo implica pensar fríamente para conseguir tus objetivos sin llevarte a nadie por delante.

Continuamos con los derechos que empezamos a ver ayer relativos a toda persona. Insisto una vez más en que son derechos que tienes que aplicarte a ti mismo, en primera persona, hacer que los demás los apliquen en ti y, por supuesto, aplicarlos a los demás. De nada sirve que exijas respeto si no eres capaz de respetar a los demás. ¿Empezamos?

7. Derecho de opinión, idea o línea de acción.

Todas las formas de pensar son válidas, te gusten o no las de los demás, tienes que aprender a respetarlas y a hacer que entiendan que tú tienes derecho a pensar como piensas. Por supuesto siempre tiene que haber límites y creo que el límite lo encontramos en los derechos de los demás. Si tu modo de pensar es contrario al respeto de los derechos ajenos no estás siguiendo las reglas. No dejes que te juzguen pero aprende a juzgarte tú mismo.

© dhammza

8. Derecho a cometer errores.

Puedes equivocarte, puedes darte cuenta y tienes la obligación de aprender algo y de tratar que no vuelva a ocurrir. Si ocurre, como pasaba antes tienes que aceptar que te has equivocado, pero de nuevo tienes que tratar de poner todos los medios posibles para que no ocurra de nuevo y para solucionar el mal que hayas podido ocasionar.

9. Derecho a pedir información y ser informado.

Para poder tener opinión es básico tener información. Tenemos derecho a la información y tenemos derecho a que se nos informe de las cosas que nos conciernen, sobre todo cuando se espera que expongamos nuestra opinión.

10. Derecho a obtener aquello por lo que pagué.

Cuando has llegado a un acuerdo de conseguir algo a cambio de algo, tienes derecho a que se cumpla el trato. Ya sea con dinero o con favores. Si le has hecho un favor a alguien a cambio de que después esa persona te lo devolviera de determinada manera, es decir habéis pactado un intercambio, tienes derecho a que se cumpla. Si has pagado un dinero por algo tienes derecho a que

11. Derecho a ser independiente.

Tienes derecho a vivir tu vida de forma independiente, sin que nadie te diga qué pensar y qué sentir. Nadie tiene derecho a decir cómo tienes que sentirte. Nadie tiene derecho a obligarte a depender de él, si puedes valerte por ti mismo nadie tiene derecho a retenerte ni a hacer que hagas cosas en contra de tu voluntad.

12. Derecho a decidir qué hacer con mis problemas, cuerpo, tiempo, etc., mientras no se violen los derechos de otras personas.

Tú tomas tus propias decisiones, por tanto eres el único responsable de lo que decides. Puedes decidir lo que quieras te convenga o no, siempre y cuando no comprometas a terceras personas ya sea en su estabilidad, seguridad o algún otro derecho. Ya sabes lo que dicen: la libertad de una persona termina donde empieza la de otra. Así pues, si tomas decisiones que afectan a otras personas tienes que tener en cuenta sus derechos. No puedes decidir por tus hijos o tu pareja sin tener en cuenta lo que ellos merecen, necesitan o esperan.

13. Derecho a tener éxito.

Por supuesto que no te puedes sentir culpable por tener éxito ni porque las cosas te vayan bien. La gente tiene mucha envidia, no todo el mundo pero hay personas que no llevan bien el éxito de los demás, por lo que muchas personas exitosas tienen a desmerecerse o a ocultar su éxito para no ser castigadas.

14. Derecho a gozar y disfrutar.

Pasarlo bien y ser feliz es la segunda meta en la vida de toda persona, la primera es sobrevivir. Cuando esto está garantizado a lo que aspiramos es a pasarlo bien, por tanto, igual que en el caso del éxito, no tienes que sentirte culpable de disfrutar, de pasarlo bien, de reírte y de ser feliz.

15. Derecho a mi descanso y aislamiento.

Tienes derecho a querer estar solo, a querer descansar, a sentirte relajado. Puedes pedirlo y exigir que se respete. Si no quieres estar con gente y quieres disfrutar de momentos de soledad tienes derecho a ello. No pueden obligarte a compartir ni tus momentos buenos ni los malos. Si decides que quieres vivir determinados momentos de tu vida en soledad puedes hacerlo. Aunque siempre es mejor compartir penas y alegrías con quien te quiere es totalmente humano y recomendable querer tener momentos de intimidad.

16. Derecho a superarme.

Por supuesto que tienes derecho a crecer como persona. Es una de las bases de la asertividad. Permítete crecer y superarte día a día y motívate para que así sea. No permitas que nadie te corte las alas.

17. Derecho a no ejercer estos derechos.

Puedes optar por no ejercer estos derechos, por permitir que alguien te manipule o no te respete. Pero ten en cuenta que la persona asertiva sabe lo que hace para conseguir su objetivo. Si lo estimas necesario para conseguir tu fin puedes no ejercer ninguno de estos derechos.

Ser asertivo es todo un proceso, que te llevará a no generar conflictos ni estrés innecesario y a vivir de  una manera mucho más consciente y respetuosa. Las personalidades triunfadoras suelen ser asertivas, también los que son considerados carismáticos. Así que si quieres más información sobre asertividad echa un ojo a nuestro curso Cómo ser asertivo.

Comenta





No hay comentarios


Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)