Cómo no pensar en lo malo

Cómo no pensar en lo malo
Photo Credit: Anda74

A veces existen preocupaciones, problemas o situaciones que no nos dejan dormir; que nos dan vueltas a la cabeza y no hay forma de desprenderse de ellos.

Y pasa a menudo. No sabemos qué hacer con esa preocupación que probablemente se esfumará en cuanto la afrontemos. Pero a veces nos falta valor para hacerlo y dejamos el problema delante de nuestras narices, sin atrevernos a tocarlo, y mientras tanto, se va convirtiendo en una bola enorme que no nos deja ni descansar, ni disfrutar, ni vivir con normalidad el día a día. Y por ende buscamos alternativas para no pensar en lo malo.

Problemas tiene todo el mundo sin excepción. No importa dónde, con quién vivas o cómo sea tu entorno; si bien es cierto que hay lugares más agradables que otros, en todas partes hay dificultades y la única manera de resolverlas será encarándolas. Si no haces frente a los problemas, ellos van a seguir ahí incomodándote. Coge tu arma personal más poderosa, sea cual sea, y lucha para resolverlos, porque si no lo haces no entenderás nunca cómo no pensar en lo malo.

Cómo no pensar en lo malo evadiéndote

También existen situaciones que no podemos resolver, pero sí podemos actuar para mejorar nuestra situación personal. Si por ejemplo tienes que afrontar una ruptura con tu pareja, la muerte de un ser querido, un desengaño, situaciones en las que poco o nada puedes hacer, evadirte de manera positiva puede convertirse en un buen pilar que te ayude a sobrellevar la situación y a como no pensar en lo malo.

¿Cómo evadirte? Si has roto con tu pareja probablemente te digan que salgas de fiesta y que conozcas a mucha gente; sin embargo puede ser que a ti no te apetezca nada hacerlo. Y es normal, a nadie le apetece irse de fiesta cuando está triste.

Pero salir de fiesta no es la única opción; hay tantas formas de evadirse como puedas imaginar. Una de las más efectivas es mantener la mente ocupada. Haz alguna actividad que te obligue a estar concentrado y si es posible, no la hagas solo. Por ejemplo, si cada día tienes horas libres en las que te comes la cabeza pensando en lo mal que estás, apúntate a algún curso de algo que te guste o aprende alguna cosa que pueda servirte a nivel personal o profesional.

Los cursos de informática o de idiomas nunca están de más, pero también puedes hacer algo diferente; un taller de pintura o alguna otra actividad que te guste. Durante las horas que estés ocupado no pensarás en esa preocupación y a la vez, quieras o no, el estar con otra gente te ayudará a como no pensar en lo malo y a ver que no estás solo y que hay más mundo aparte del tuyo.

Lo ideal también sería que te fijaras una rutina para practicar deporte. Elige el que más te guste, pues se trata de hacer una actividad que te motive y te ayude a evadirte. Ya sabes que al hacer ejercicio físico liberarás endorfinas y eso te hará más feliz. Compruébalo tú mismo.

También puedes evadirte leyendo, viendo películas y por supuesto saliendo a la calle. En definitiva, una mezcla de deporte y actividad mental pueden ayudarte mucho, pero no pases muchas horas en casa. Sal a pasear, da una pequeña vuelta por tu barrio, ves ni que sea al supermercado más cercano aunque no vayas a comprar.

El salir te ayudará mucho, aunque no hables con nadie siempre será mejor que quedarte entre las cuatro paredes de tu casa donde sólo verás tu problema, como si no existiera nada más en el mundo que tú. Y por supuesto, donde tampoco encontrarás soluciones para cómo no pensar en lo malo.

Como no pensar en lo malo afrontando tus problemas

Cuando se trata de situaciones que sí o sí tenemos que afrontar, de nada sirve irlas evitando o posponiendo. Pues si continúas haciendo lo mismo nunca sabrás cómo no pensar en lo malo, ya que siempre llevarás esa pesada mochila de piedras en tu espalda.

Imagina que tienes que decirle algo muy importante a esa persona que tanto te gusta y vas dejando pasar el tiempo, nunca te atreves a decírselo hasta que sientes que no puedes más. En este caso, evadirte podrá ayudarte a sentirte mejor a corto plazo.

Puede ser que intentes mantener la mente ocupada a todas horas, que salgas del trabajo y hagas deporte, luego a clase de informática y así hasta la hora de dormir. Pero en tu cabeza sigue esa persona y aunque las actividades te evadan durante un rato, tendrás que resolver la situación y no cerrar los ojos y hacer como si esa preocupación no existiera.

Está claro que tienes que sacarte ese peso de encima como sea, pero la única manera de lograrlo es afrontando la situación. ¿Qué te preocupa? ¿Qué es lo que no te deja dormir? Empieza a liberarte ya mismo de todo eso, evádete de vez en cuando de las preocupaciones pero sobre todo, no dejes de afrontarlas porque es un pilar a la hora de como no pensar en lo malo.

Soluciona tus problemas hasta que consigas como no pensar en lo malo, libérate ya de las preocupaciones para vivir más tranquilo y feliz.

Aprende a como no pensar en lo malo y ser feliz, COMPRA AHORA nuestro videocurso de 5 horas de duración: Como ser feliz

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable o se ve online, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

2 respuestas a «Cómo no pensar en lo malo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.