Escapa de la rutina: Haz un viaje

Escapa de la rutina
Photo Credit: zoompict (no more camera)

Hay muchas veces que la rutina nos invade y caemos en un pesimismo permanente. Una tristeza continua que no tiene ningún motivo concreto, nos sentimos frustrados con nuestra vida y somos incapaces de hacer nada para solucionarlo. Pasan los días y ¿Que es lo que haces? Del trabajo a casa y de casa al trabajo. Esto se acentúa mucho más en las épocas de invierno cuando el clima frío nos quita las ganas de hacer nada y solo queremos escapar de la rutina.

Cuando todos estos sentimientos llegan a nosotros, es una señal para hacer un cambio. Vuestra vida os pide algo nuevo, algo con lo que motivarse y cambiar el estado de ánimo. El pesimismo que tenéis no es más que una alerta que produce vuestro cuerpo.

Este cambio se puede hacer de muchas maneras, haciendo deporte, conociendo a alguien nuevo, quedando con tus amigos y pasar un buen rato… pero una de las mejores opciones es sin duda escapar de la rutina viajando.

Viajando además de dar un cambio de aires a tu rutina y aplacar esa negatividad constante y esa tristeza permanente que envuelven tus días, conseguirás alejarte de tu círculo y ver las cosas desde otra perspectiva.

Alejarte de lo que te rodea diariamente siempre es bueno, ya que le permite ver a tu cerebro que hay más cosas en esta vida que tu rutina diaria y que merece la pena verlas y sentirlas. Además enfocando las cosas desde la lejanía te da lugar a reflexionar sobre lo que has hecho en tu vida. Lo qué estás haciendo y lo que quieres hacer, ya que durante nuestra rutina estamos tan ocupados en ella que no nos da tiempo para la reflexión.

¿No te ha pasado alguna vez que en algún viaje que has hecho te has sentido libre de verdad? ¿No has notado como de pronto desaparecen todos nuestros problemas? Ya no te estás comiendo la cabeza por tu vida social, tampoco te importan tanto esos pequeños problemas económicos que tienes, todos tus problemas quedan minimizados y dejan de cobrar importancia.

Déjame que te diga que durante nuestra rutina diaria tendemos a agrandar los problemas. Tendemos a preocuparnos por cosas que realmente no tienen tanta importancia y al alejarte de todo, te das cuenta de ello. Por esto es bueno viajar, aparte de ver cosas nuevas (Qué siempre es bueno), te abre la mente y esta se calibra, empieza a ser más positiva, más abierta y la consecuencia es que minimizas los problemas que te impiden vivir con armonía y tranquilidad.

Escapa de la rutina: Haz un viaje

Pues depende, si lo que necesitas es des-estresarte de  una vida ajetreada y tomar un respiro en búsqueda de paz y tranquilidad para reflexionar te recomiendo que te vayas solo. Sí, solo, aunque tengas pareja es bueno irse solo de vez en cuando, no mucho tiempo pero si 1 o 2 días para distanciarte de todo (incluído de tu pareja).

Muchas veces solemos buscar en un viaje paz y tranquilidad y cometemos el error de irnos acompañado. Entonces es cuando no encuentras nada de esto, te pasas el día haciendo planes y siempre con alguien. No tienes tiempo para ti, que es lo que realmente, inconscientemente, buscas.

Si por otro lado, lo que necesitas es salir de una vida aburrida, estás cansado de paz y tranquilidad y tu cuerpo necesita emociones. Te recomiendo que te vayas a un lugar muy transitado y siempre acompañado de alguien. Si no te puede acompañar nadie, apúntate a alguna excursión organizada donde conocerás gente nueva y eso ya es una nueva emoción para tu cuerpo.

Viajando acompañado tú mente se distraerá todo el rato y obtendrá esa diversión que le falta a tu vida diaria. Lograrás escapar de la rutina.

No hace falta que te gastes mucho dinero para viajar. Puedes irte en avión a una ciudad muy lejana de la tuya, incluso a otro país o también puedes irte al pueblo de al lado. Eso no importa, lo importante es desconectar de tu vida diaria. Obviamente cuanto más lejos te vayas más vas a desconectar. Pero si no te puedes permitir un viaje caro, no pongas excusas para no viajar, vete a ver ese pueblo o ciudad cercana que seguro que tienes olvidado.

Si estás sintiendo todos los sentimientos que he comentado al principio de este artículo, aprovecha y haz un viaje, pégate un capricho y sal, verás que bien te va a sentar el hacerlo. Personalmente recomiendo hacer un viaje cada cierto tiempo para no llegar nunca a caer en un estados pesimista constante. Lo importante es que no caigas en la tristeza permanente, intenta evitarla, y una de las mejores maneras para ello es viajar.

Si quieres aprender otras formas de escapar de la rutina y ser feliz,  COMPRA AHORA nuestro videocurso de 5 horas de duración: Como ser feliz

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable o se ve online, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

2 respuestas a «Escapa de la rutina: Haz un viaje»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.