Cómo estar en su mente todo el día, y hacer que piense frecuentemente en ti

Solo uno de los dos, o esa persona o tú, puede ser el obseso.

Así que, PRIMERO QUE TODO: CÁLMATE Y CONTRÓLATE. Porque hasta que tú no dejes de serlo, no lo podrá ser él o ella.

Recuerda cómo era tu actitud cuando la otra persona se enamoró de ti y empieza a imitarla. Dale experiencias inolvidables cuando estén juntos en persona, y regala tu ausencia cuando estén a distancia.

Además, muéstrate como alguien cotizado, contando anécdotas de pretendientes o gente del trabajo que parece interesada en ti, en vez de hacer lo contrario y mostrarte como alguien a quien nadie quiere y a quien siempre le va mal en el amor.

Todas estas cosas harán que la otra persona te valore mucho y piense constantemente en ti, tanto por la experiencia tan agradable que tiene a tu lado y que quiere repetir, como por considerarte cotizado y apreciado por los demás.

Si no ve que eres alguien que se arrastra por él/ella, te va a apreciar mucho más.

Puedes aprender más sobre cómo hacer que te piense e incluso se obsesione por ti, aplicando lo que te enseña nuestro audiocurso de Cómo recuperar a tu ex, con el cual llegarás a saber cómo lograr enamorarle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.