Cómo hacer amigos sin ser sociable

© Marion Doss

Aunque a muchos os parezca que ser sociable es lo mejor para hacer amigos hoy voy a decir que no creo que sea así. Está claro que ser sociable facilita las cosas a la hora de entablar conversaciones con gente y por tanto de conocer a más personas, si me apuras tienes oportunidad de caer mejor si eres una persona sociable, pero los amigos son otra cosa. Una persona sociable puede tener muchos y muy buenos amigos, también juega a su favor la estadística: si conoce a más gente tiene oportunidad de tener a más amigos. Quiero decir que si por estadística uno de cada 25 que conoce es su amigo si conoce a varios cientos de personas puede tener muchos amigos de verdad.

Pero el sociable tiene un riesgo al estar conociendo a tanta gente. Aunque puede que hablemos de alguien sociable en su entorno natural y que no anda por ahí como un loco buscando gente nueva a la que conocer. Eso podría ser fruto de algún tipo de problema. Hablo de gente sociable que tiene amistades en varios grupos de personas. Para ser bueno en eso hay que saber gestionar bien el tiempo y la energía ya que para estar con unos dejarás de estar con otros y puede que al final muchos terminen molestos con el súper sociable.

Así pues, ser sociable no es una garantía de tener muchos amigos. Tampoco lo es de conocer a más gente. Si entiendes conocer por poder saludar a alguien sí, tal vez pueda ir a un bar y pasar la tarde saludando a unos y a otros, pero cuando se sienta mal en casa puede no tener a nadie con la suficiente confianza como para llamarle y contarle sus penas. El problema de muchas personas sociables es que siempre quieren mostrar su cara amable y no soportan mostrarse vulnerables ante los demás. Como todo, solo es fachada. Así que si quieres ser sociable en el sentido de tener facilidad para entablar conversaciones con la gente y no tener problemas para relacionarte con los demás, te recomiendo nuestro curso cómo superar la timidez y ser sociable con el que aprenderás trucos para sentirte con más seguridad ante la gente.

A parte de eso tienes que tener en cuenta que los amigos no se hacen por lo sociable que uno sea. Tal vez durante una época de tu vida a lo que vas a dar más importancia es a los amigos con los que pasas un buen rato y echas unas risas. Pero si con tus amigos no tienes más que eso, en cuanto pase un poco de tiempo y cambiéis de aires para ir a estudiar o a trabajar con otra gente dejaréis de tener esos buenos ratos para no tener nada.

Hay muchas amistades que se forman simplemente por el roce. Te ves con el mismo grupo de gente para salir a tomar algo y a bailar o para ir a jugar al pádel o para estudiar en la biblioteca después de clase, pero en realidad no sabes nada de ellos y cuando pasen los años recordarás con mucho cariño los buenos ratos que pasasteis juntos pero no quedará nada más. Si ya estás en esa otra fase, y has tratado de recuperar viejas amistades tal vez te hayas encontrado con ese problema.

© jessevaughan

Te encuentras de nuevo con tu viejo amigo del colegio o la universidad y ya no sabes de qué hablar con él. Le preguntas cómo le ha ido la vida pero es posible que no sepas con lo que te cuenta si ha cumplido con lo que esperaba o si es feliz, puede que no sepas si te está contando la verdad o es un cuento que lleva aprendido para no profundizar en su vida decepcionante. El caso es que el que creíste que era tu gran amigo y con el que te unían muchas risas ahora es un total desconocido, pero es que ya lo era en su momento.

No aspires a ser sociable para conocer a mucha gente, si lo haces hazlo sabiendo que no vas a forjar relaciones duraderas simplemente por ser sociable. La gente necesita que cuiden de ella, que les quieran, que demuestren preocupación y respeto por ellos. Quieren recibir un abrazo cuando lo necesitan y una llamada de teléfono para preguntar por lo que les preocupaba cuando es el momento de hacerlo.

Los amigos surgen a costa de horas de conversar, de pequeños gestos, de días y días de estar junto a esa persona por el placer de estarlo. Siendo sociable podrás tener facilidad para conocer a personas nuevas pero será tu forma de ser, será tu bondad y tu entrega hacia los demás lo que marcará la diferencia entre los buenos amigos y la gente que conoces.

Si aspiras a conocer a muchas personas haz nuestro curso de sociabilidad. Si lo que quieres es tener buenos amigos, cuida de ellos uno a uno, dedica tu tiempo a sus cosas, escúchales, devuélveles los favores que te hagan. Quiéreles y haz que lo sepan.

Además puedes cambiar tu forma de ser y convertirte en una persona mucho más sociable y divertida si sigues nuestros consejos. Si eres un poco tímido y sientes que hasta con tus más íntimos amigos necesitas un buen empujón para romper el hielo te recomiendo que le pongas solución cuanto antes mejor.

Trabaja tu autoestima, mejora tu lenguaje corporal y sigue nuestro curso cómo superar la timidez y ser sociable con el que gracias a cómodos ejercicios que podrás hacer desde tu casa puedes perfilar tu personalidad para convertirte en una persona más abierta de lo que eres ahora. Pero no quieras cambiar radicalmente, sigue tratando a las personas en distancias cortas y haz que se sientan el centro del universo cuando estés con ellas. Si con cada uno de tus amigos consigues un vínculo especial, este durará para siempre. La amistad, la verdadera amistad superar cualquier barrera ya sea de tiempo o kilómetros. Pero a un amigo, como a una pareja tienes que cuidarlo como tu mejor tesoro.

2 respuestas a «Cómo hacer amigos sin ser sociable»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.