Cómo evitar llorar en una discusión

© JMR_Photography

Si eres de las personas que lloran con facilidad y sientes que necesitas poner límites a eso y evitar llorar en situaciones en las que no querrías hacerlo has llegado al lugar indicado. Si lo que quieres es evitar llorar en una discusión te vamos a dar consejos para que aprendas a hacerlo.

Debo decir en primer lugar que las lágrimas responden a una emoción, es decir, son la respuesta visible de nuestro cuerpo a algo que estamos sintiendo. Tus lágrimas pueden ser debidas a muchas emociones diferentes. Es un modo de canalizarlas. Puede que llores por miedo, por rabia, por frustración, por culpa de los nervios…

Lo más recomendable sería que en primer lugar detectaras cuál es la emoción que te está llevando a comportarte de esta manera, para conocer a fondo tus emociones puedes usar nuestro libro Cómo convertirte en un maestro de las emociones, con el que lograrás identificarlas plenamente y aprenderás a gestionar cada una de ellas.

Una vez identificada la emoción que te lleva a llorar en plena discusión lo que debes hacer es aprender a gestionarla. No te olvides de tratar de solucionar los problemas que detectas al reconocer las emociones.

Si lo que haces es llorar por nervios deberás aprender técnicas de relajación para conseguir separarte un poco de esas emociones mientras mantienes la discusión. Dicho de otra manera tienes que aprender a distanciarte y a no dejar que te afecte, sería como discutir algo en lo que no estás implicado.

Dicho así puede parecerte complicado pero con técnicas de respiración, meditación y práctica puedes conseguirlo.

Si tu problema radica en la autoridad deberás afrontarlo de otra manera. Pero si lo que te molesta son las agresiones verbales, los gritos y demás cosas que ocurren en una discusión puedes plantearte si realmente tienes que discutir en esos términos.

Es decir: más que plantearte no llorar si alguien te grita, deberías plantearte no tolerar que nadie te grite. Para ello deberás trabajar en un cambio de personalidad hacia una personalidad triunfadora y asertiva. Digo triunfadora porque las cosas te irán mucho mejor si dejas de ser una persona pasiva (llora cuando le gritan en lugar de conseguir que no le griten).

El problema que tienen muchas personas cuando lloran en plena discusión se puede deber a una falta de seguridad o de autoestima. Crees que no vales nada, por eso discutes, por eso te gritan, crees que aunque tengas argumentos con los que demostrar que llevas la razón no vas a saber exponerlos claramente y eso te lleva a estar en inferioridad de condiciones.

Si tras trabajar las emociones con nuestro libro descubres una falta de autoestima como fuente de tu problema deberás ponerle remedio cuanto antes mejor. Eso te afecta no solo al modo de discutir o de hablar con los demás sino en tu día a día en todo lo que haces y todo lo que te pasa. Siempre permitirás que los demás te traten como si fueras basura mientras no dejes de sentirte así. Solo cuando tengas tu propio respeto serás capaz de conseguir que los demás te traten con el mismo respeto.

Por tanto, para vences la mayor parte de las emociones negativas que te llevarán a llorar cuando estás en plena discusión, la solución pasa por crecer individualmente y ganar seguridad en uno mismo.

Además, como te decía, puedes echar mano de técnicas de relajación que te irán muy bien para afrontar las distintas emociones y conseguir asumirlas y dejarlas ir. Un rato de meditación a diario cambia la forma de ver las cosas.

Meditar es muy sencillo, no es más que liberar la mente de todo. Para ello solo tienes que encontrar una posición en la que te sientas cómodo, y respirar de forma que te relajes. Se acostumbra a recomendar la respiración con el vientre, es decir la parte más baja de los pulmones. Una vez entras en un estado de relajación debes relajar también la respiración. Es muy difícil no pensar en nada. Meditar significa dejar pasar los pensamientos. Vendrán a tu cabeza, pero te tienes que limitar a observar sin entrar en conversación con ellos.

© Adam Arroyo

Todo esto no es algo sencillo, pero los beneficios empiezas a notarlos casi desde el primer día. Poco a poco con práctica conseguirás llegar antes al estado de meditación y alargar el tiempo. Es bueno hacerlo a primera hora del día, si te gusta puedes hacerlo también antes de dormirte, como desconexión del día. En la cama mismo.

Vivir de forma relajada te ayudará a relativizar todas tus emociones y te enfrentarás a la vida de otra manera.

De momento, mientras no consigues tu personalidad «zen» y trabajas en ella puedes ponerte un tope o un límite en cada discusión. Si lo que quieres es no llorar debes conseguir finalizar o aplazar la discusión en cuanto sientas que te pones a llorar.

Saber controlar los tiempos y reconocer los síntomas es importante. Te alejas de la situación y cuando te sientas con fuerza la atacas de nuevo. Tantas veces como haga falta.

Otro tema es si es realmente necesario no llorar en una discusión. Habrá veces que no podrás o no querrás evitarlo. Si asumes tus emociones y trabajas para acabar con tus miedos y fobias, llorar no tiene porque ser un problema. Si eres una persona sensible lo eres, tal vez solo se trata de asumir que eres así y de aprender a quererte tal como eres.

No obstante nunca está de más perfeccionarnos y aceptar que somos sensibles pero tratar de controlar los motivos por los que no sensibilizamos tanto que no podemos evitar llorar. Para ello, una vez más es imprescindible saber reconocer nuestras emociones. Saber qué es lo que nos lleva a llorar o a ponernos nerviosos. Tratar de solucionar la raíz del problema en lugar de la manifestación física.

Si lo que quieres es conocer tus emociones a fondo, aprender a gestionarlas y a la vez saber cómo emocionar a los demás te recomiendo que compres ahora nuestro libro Cómo convertirte en un maestro de las emociones, con el que aprenderás todo esto paso a paso. Puedes compar el libro en formato electrónico que podrás descargar en tu móvil o tablet.

78 respuestas a «Cómo evitar llorar en una discusión»

  1. Me da coraje llorar cuando discuto, me siento como si no pudiera resolver el problema que se presenta, pero entre ese llorar no permito que me humillen. Trató de controlarme y no puedo.

    1. A mi se me hace imposible no llorar, no se como controlarme siento un nudo en la garganta y no puedo parar cuando quiera, ya es como algo involuntario del cuerpo

    1. Es lo mismo !
      No debes permitir que te hagan llorar pregúntate ¿Qué es lo que realmente me molesta? ¿Dede cuando estoy molesto? ¿Quien me está molestando ? Medita como dice ahí, y en algún momento saca todo el rencor que tengas con ellos (en forma de catarsis no tiene que ser directamente con ellos) y mientras no lo consigas busca siempre terminar la discusión cuando sientas que vas a llorar, para que te puedas relajar

    2. Ese también es mi problema, siempre he sido una persona muy sensible a pesar de que no quiero aceptarlo y todos los días cuándo mi madre llega del trabajo encuentra una falla en mi o en lo que hago, me frustra no poder decirle que deje de gritarme

  2. A mi me pasa lo mismo cuando alguien empieza discutir conmigo yo empiezo llorar no me puedo defender la alarma se me sale y lloro y lloro y lloro y lloro y lloro no sé cómo puedo aprender fuerte pero eso me pasa en el trabajo y fuera en casa no en casa yo me defiendo muy bien con mi familia pero en el trabajo fuera a las tiendas en cualquier sitio me pasa lo mismo se lo den no empieza hablar mal y empieza llorar y llorar y llorar y llorar y no puedo defenderme nunca solo que me salen las lágrimas lágrimas alguien me puede ayudar hay mucha gente que se ríe de mí muchísima gente que solo desayunar pero no me puedo defender no sale de mi

  3. Anoche tuve una pelea en una discoteca y a mi y a mi pareja nos sacaron y a los que nos estaban buscando el problema los dejaron adentro como si nadsa. me dio tanta rabia que estuve llorando del coraje, tenia ganas de ir a agarrar a la maldita tipa esa de la maldita coleta esa que llevaba y arrastrarla por toda la discoteca, para que aprenda a respetar….. juro que si la vuelvo a ver en otra discoreca o bar, a esa le parto yo la cara, a la maldita enana y estaba vez no voy a llorar porque ni tiempo me va a dar de llorar, voy a ir dispuesta a matarla a ella y al tipo

  4. A mí me pasa como a la mayoría de ustedes, pues cada vez que mi padrastro me levanta la voz, o me insulta lloro con rabia con tristeza, creo que se juntan todas las emociones que tuve guardadas y que no las pude expresar en el momento.
    La verdad es que no sé si tenga una solución, o eso ya viene de mí por la cual ya no hay esa solución):

  5. Yo estoy igual que ustedes…. me siento fatal, siento que el mundo se me viene encima no hago otra cosa mas que llorar yo quiciera estar sola… siempre sola que nadie me diga nada, ni escuchar ni ver todo lo que me hace daño😔 no quiero k me miren el daño que me hacen y que esten por arriba de mi… quiciera ser fuerte pero me dicen que soy muy mala y si soy debil me dicen k soy tonta pero la mayor parte de mi vida soy debil… puro dolor de cabeza y llanto☹

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.