Trátale con indiferencia y mira cómo se enamora de ti

¿Por qué nos atrae tanto esa persona que nos ignora? ¿Por qué tantas personas acaban en relaciones dónde no son plenamente correspondidos?

¿Por qué la indiferencia atrae tantísimo pero sin embargo tú no sabes usarla para conseguir los mismos resultados?

Todas estas respuestas y muchas más para usar CORRECTAMENTE la indiferencia y hacer que se enamore de ti, en este artículo. ¿Te interesa saberlo? No te oigo… ¿SI? ¡Vamos allá!

Lo primero que tienes que saber es que no atrae la indiferencia por sí sola. Sino que la indiferencia atrae por todo lo que trae conjuntamente asociado a ella.

Sin ese conjunto la indiferencia no da resultado alguno.  Cuando eso ocurre solamente eres alguien “haciéndote el interesante” pero que obtiene los mismos resultados: NO TE HACEN NI PUTO CASO.

Vamos a ver qué cosas le dan fuerza a la indiferencia para que funcione:

EL MISTERIO

El misterio es lo que da sentido a la indiferencia, lo que hace que se pregunte, que haces, con quién estás y cuando responderás.

El no ser transparente, en decir algo y luego hacer otra cosa, el ser imprescindible.

El misterio es que no tenga jamás la certeza de que sientes, que haces ni que opinas realmente.

Que se imagine en su cabeza lo que haces y cómo es tu vida para que te piense.

Un error común cuando te gusta alguien es correr a contarle hasta el más mínimo detalle porque quieres ser transparente. Por eso aunque luego trates de ignorar, YA SABE TODO DE TI y que haces a cada paso que das, no le produce incertidumbre ni ansiedad alguna si sabe perfectamente TODO de ti.

La indiferencia es no desvivirse por agradarle. Porque cuando alguien te gusta tanto que pierdes el control sobre ti mismo por mucho que trates de aplicarla, te atrae tanto esa persona que te es imposible ser indiferente de verdad.

Cuando te manda un mensaje piensas: “Bueno, no será para tanto si le contesto” o Si le ignoras por dos días pensarás: “Quizás es demasiado tiempo, si no le hablo le perderé”.

Este es de hecho el mayor problema de mis clientes cuando tratan de recuperar a un ex. Que necesitan tanto a su ex y ansian tanto  tenerle que son incapaces de aplicar la indiferencia. La necesidad por su ex les puede.

Para no cometer ese error NO DEBES depender jamás de nadie para ser feliz. Eso es de hecho lo que da fuerza a la indiferencia.

Pero antes de continuar, recuerda que todo esto y mucho más detallado paso a paso puedes tenerlo si compras mi audiocurso de Cómo recuperar a tu ex, donde aprenderás a cambiar los papeles.

Continuemos…

Quien aplica la indiferencia sin pensarlo no está pensando en ignorar, simplemente es feliz, tiene una vida, le gusta y se siente satisfecho con ella, con lo cual no te necesita para ser feliz.

Eso es lo que realmente funciona de la indiferencia, que NO NECESITA APLICARLA, simplemente ES INDIFERENTE PORQUE ES FELIZ Y TIENE UNA VIDA FELIZ.

No espera a que nadie complemente su vida ni le haga feliz, porque solo se necesita a si mismo.

La indiferencia solo es posible cuando reduces a CERO el miedo y la ansiedad de perder a la otra persona.

¿Cómo vas a aplicar la indiferencia con alguien que es tan importante para ti que si lo pierdes morirías del dolor?

Ser incapaz de AMAR sin NECESITAR es lo que le impide que se enamore de TI. Porque todos tus gestos, acciones y palabras van orientados a gustarle, sea como sea y al precio que sea.

No te importa que te infravalore o no te hable por DÍAS, lo que te interesa es ENAMORARLE. Cuando te dejas de importar tú y solo importa él en tu vida precisamente aquí tienes la respuesta de por que no está funcionando que le ignores o apliques la indiferencia.

Te va a doler mucho esto que te diré pero es la única forma de que la indiferencia funcione:

Debe ganarse tus acciones no regalárselas y si no simplemente no se las des. Debes estar dispuesto a perderle para que pueda valorarte y amarte.

Seguramente tu miedo te impide cumplir esto, solo con pensar que estarás 2 semanas sin hablarle te quedas helado y te entra ansiedad solo de pensarlo.

Pero si no sales del modo: “haré todo lo que sea para gustarte” y entras en el modo: “PARA GANAR DEBO ESTAR DISPUESTO A PERDER”, esa persona nunca se enamorará de ti.

Porque siempre, todo aquél que te aplica la indiferencia y te enamoras perdidamente de él, no finge esa indiferencia simplemente le da igual perderte o no perderte.

Y esa falta de miedo a perderte es lo que te mantiene en parte tan enganchado.

Debes renunciar al resultado y aprender a vivir la experiencia. Debes hacer que sienta que te está ganando, no que eres un regalo incondicional.

La indiferencia funciona cuando SE VIVE, no cuando SE FINGE, cuando se entiende que una relación no funciona si los dos NO pedalean, que por más que tu pedalees y lo intentes si la otra persona no colabora no hay nada que hacer.

Cuando pierdas el miedo a perderle notarás la diferencia porque no fingirás ser interesante, dar celos o demás técnicas para acabar ROGÁNDOLE igual.

Aplicarás la indiferencia de verdad, no como estrategia, sino como resultado de tu personalidad. Eh ahí la enorme diferencia entre FINGIR UN COMPORTAMIENTO y SENTIR ESE COMPORTAMIENTO como parte de ti.

El primero no da resultados y el segundo da resultados DEVASTADORAMENTE BUENOS.

Si quieres aprender más sobre cómo desarrollar este tipo de indiferencia que le enamorará de ti, te recomiendo mi audiocurso Cómo recuperar a tu ex. Si deseas que te atendamos de forma personalizada para llevarte de la mano y ayudarte a lograr lo que deseas, te recomiendo nuestros servicios de coach personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.