Ten hambre de victorias

Quien no tenga hambre de victorias definitivamente no estará dispuesto a dar todo de si para ganar y definitivamente creo que no lo hará.

Bear Bryant famoso entrenador de fútbol americano dijo:

«En una lucha, no importa el tamaño del perro, sino las ganas de pelear que tenga»

Los deseos de ganar son un requisito sine qa non para pagar el precio por tus sueños.

Para lograr tener «Hambre de victorias» se necesita una gran cantidad de poderosas razones para iniciar un emprendimiento y seguir adelante hasta lograrlo.

Existen varios ejemplos de personas que llegaron lejos gracias al poder de la constancia y los grandes esfuerzos realizados de forma contínua durante un prolongado periodo de tiempo.

Pero también existen casos en que personas que no fueron disciplinadas desde pequeños, que eran seres humanos aparentemente comunes y corrientes que no destacaban en nada y de repente de la noche a la mañana obtienen en meses o en pocos años resultados que a otros les costo varios años o incluso toda su vida, gente que en un par de años superan en habilidad a auténticos expertos.

En las películas abundan este tipo de historias en las cuales la gente a causa de la discriminación, injusticia, marginación y otras circunstancias se cansan de soportar y toman la decisión de hacer algo al respecto.

Hace poco vi una película basado en hechos reales en la que protagonista principal es una persona con mediocres habilidades en artes marciales, pero luego de una serie de eventos, se aísla durante un tiempo prolongado, se entrena duramente con métodos propios y finalmente sale a derrotar uno por uno a los mejores maestros de artes marciales de la época.

Leí la otra vez que «Para tener éxito de la noche a la mañana se necesitan entre diez a veinte años de inversión» eso es verdad siempre que estés buscando pagar un alto precio en «cómodas cuotas» de forma lenta pero segura, pero quizá sin motivaciones demasiado poderosas.

Las personas que persiguen sueños con motivos poderosos no son personas que pagan el precio de sus sueños en «cómodas cuotas», lo hacen al contado para tenerlo en un tiempo muy reducido, pero estos no pagan solamente en esfuerzo, sino también en «innovación» ya que para obtener mejores resultados que los demás se vieron obligados a crear nuevas vías alternativas que les permitió realizar cosas en menos tiempo que los demás, han de crear métodos, técnicas y sistemas diferentes a los utilizados por «el montón» logrando que les proporcionen resultados rápidos en tiempo record.

Por ejemplo Bruce Lee cobraba más de 2.000 dólares por un total de diez sesiones de una hora cada una pero era capaz de hacer que una persona pueda vencer a otras dos o tres siempre y cuando los agresores no tengan un tipo de entrenamiento marcial.

Rocky III

En la película Rocky III hay un breve dialogo que ha quedado con fuego en mi mente, si recuerdan el entrenador de Rocky no desea entrenarlo para que pelee contra Clubber Lang.

Bueno esta es la versión según lo recuerdo:

-¿Por que no me quieres entrenar?

-¡Porque perderás!, ese tipo ¡TE MATARÁ¡ ¡TIENE HAMBRE¡ ¡TU NO TIENES HAMBRE DESDE QUE GANASTE EL TÍTULO¡.

Clubber Lang tenía fuertes razones para seguir adelante, no lo considero un deportista modelo pero tenía hambre de un reconocimiento que según él ya se había ganado hace mucho.

Es muy importante que persigas tus sueños con fuertes motivos para conseguirlos, no con motivaciones débiles, debes tener grandes sueños y poderosos motivos para seguir adelante, asegúrate de nunca perseguir un sueño con motivaciones equivocadas, y cuando persigas tus sueños exige conseguir solo los mejores resultados.

La calidad de los resultados que busques estará determinada en gran parte por las ganas de vencer que tengas.

8 respuestas a «Ten hambre de victorias»

  1. Mucha razón en este artículo, a ver si veo las películas de Rocky que no he visto ninguna xD. Un amigo me dijo que si las veia me apuntaria a full contact de cabeza jajaja.

  2. Magnífico… Es muy interesante este tema. Tan sólo dejarme compartir con vosotros las palabras del maestro del Nito-ichii Ryu y Santo de la Espada Japonesa, el invicto duelista (+60)Musashi Miyamoto.

    "Ganar primero, luchar después"

    Un saludo ^^ Daniel

  3. Se te ven las ganas de ayudar a los demas con el articulo y en buena hora ,funciono(conmigo jaja)bastante ciertolo que escribiste alla arriba y creo que esas cosas no las debemos olvidar para luchar en la vida, gracias por ello(creo que todos deberiamos hacerlo)bueno hasta pronto.

    Un entremano: Carlos Ovando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.