¿Sabes estar solo?

© Jose Mª R. T

Muchas personas no soportan estar solas, intentan estar lo mínimo en casa, siempre tienen planes y cuando no los tienen no saben qué hacer, nunca tienen planes para hacer ellos solos. Si están solos sienten una especie de angustia que les obliga a llamar a alguien, a conectarse a Internet o a hacer algo para sentir que no están solos. Otros, en cambio, son todo lo opuesto. No quedan con nadie, no tienen planes y se sienten muy mal por ello.

Podrías pensar que estas personas tienen problemas diferentes. En el segundo caso podríamos decir que tiene un claro problema de sociabilidad. En el primero aparentemente no. Pero creo que ambas personas, la que siempre está con alguien y la que no consigue hacer amigos tienen un problema común. No saben estar solos, no se gustan a sí mismos y uno lo tapa o soluciona estando con mucha gente y el otro no tiene amigos precisamente porqué ni siquiera él mismo sería su amigo.

Obviamente que al que no tiene amigos, le podemos recomendar un curso de sociabilidad y aprendería trucos para ser más sociable, pero si su autoestima no es fuerte y no le sostiene acabará haciendo amistades vacías para llenar el espacio y el tiempo y no sentirse solo. Uno se puede sentir solo rodeado de mucha gente. El problema lo tenemos con nosotros mismos, no con los demás y los demás no tienen problemas contigo sino que eres tú mismo el que los aleja.

Para saber si tienes problemas de autoestima te recomiendo que analices si sabes estar solo contigo mismo. Si disfrutas del tiempo en soledad y si echas de menos momentos para poder estar contigo mismo. Lo normal, si sientes que no, que no te gusta estar solo, que no soportas el silencio y que no sabes de qué hablar contigo mismo o incluso piensas que eso es algún tipo de locura, estaría bien que practicaras y te plantearas que tú eres el único que te acompaña durante toda la vida. Ya sé que no te acompaña porque realmente parece que vas solo, pero en realidad hay un yo interior y un yo exterior. Mucha gente conoce más a su yo exterior que al que tiene dentro y no le escucha ni le da conversación.

Esto lleva a ser infeliz, a no saber gestionar las emociones, a no soportar estar en silencio no fuera caso que escucharas esa voz de tu interior y que te dijera algo que no te gusta. Pues deja que te cuenta una cosa que no sabes. Nada en tu interior está para no gustarte. Nada es negativo. Puede que te diga cosas que no gusta oír, pero si lo hace es porque el yo exterior se está comportando de una forma que al yo interior no le parece correcta. A la primera persona a la que tienes gustar es a tu yo interior.

Si le escuchas puedes actuar de forma consciente, conforme a lo que tú yo interior necesita y eso, sin duda, siempre siempre, te hará una persona mejor. Y más feliz. Y mucho más coherente y acorde a lo que siente.

© VinothChandar

Aprender a estar solo es importante para estar en equilibrio con uno mismo, y no me refiero sólo a aprender a escuchar la voz interior sino a saber estar sin compañía de nadie disfrutando de cualquier momento que sólo puedes compartir contigo y que sólo puedes valorar tú. Por ejemplo, a mi me gusta ir a la montaña, vivo cerca de un parque natural y subo varias veces por semana. Disfruto mirando el paisaje, aunque sólo sean varios segundos antes de continuar el camino. Respiro y observo lo que a mí me parece belleza pura. Y ese pequeño instante me hace feliz. No creo que vivirlo con otra persona lo mejorara ya que es lo que yo siento, lo que a mí me aporta.

Hay personas que no son capaces de valorar eso, que sí ven un paisaje bonito pero siguen su camino sin pensar en que acaban de tener un momento, un instante de felicidad. Disfrutar de cada momento de vida es totalmente posible aunque estés solo. Si te gusta ver películas o series, para qué quieres a alguien a tu lado. Sí, para comentarlo, pero en realidad con lo que disfrutas es con la historia que te cuentan.

No siempre tenemos la posibilidad de hacer cosas de calidad nosotros solos, vamos de casa al trabajo, del trabajo a casa, en casa hay gente en el trabajo ni te cuento, en la calle nunca estás solo…

Si eres de los que disfruta de su propia compañía no te sientas mal por hacerlo. Está bien que compartas tiempo con otras personas, ya que todos necesitamos hablar con alguien, reírnos, divertirnos… así que no es bueno ni uno ni otro extremo. Aprende a buscar momentos para tener unas palabras contigo mismo, escúchate, entiende lo que quieres decirte y que ese consejo que viene de dentro sea el más importante para ti, puesto que en caso de no hacerlo bien ese yo interior va a ser tu amigo más crítico.

Te recomiendo que si no eres capaz de pasar tiempo a solas contigo mismo sin disfrutarlo, si no puedes evitar sentir angustia cuando cierras la puerta y te encuentras solo, si eres de los que tiene que llamar a alguien para que le haga compañía incluso cuando va andando por la calle de un lado al otro. Si no puedes desconectar de los imputs del exterior para estar en silencio contigo mismo tienes un problema de autoestima.

Aprende a quererte, a mimarte y a aprender de ti mismo escuchando la voz interior que todos tenemos. Para fortalecer tu autoestima te recomiendo nuestro curso Cómo aumentar la autoestima, en el que encontrarás ejercicios que podrás ir poniendo en práctica a medida que sientas que vas superando fases. La autoestima es algo que debe trabajarse de vez en cuando, habitualmente cuando tienes esos diálogos con tu yo interior, así que con lo que aprendas en este curso podrás mantenerte fuerte para siempre.

2 respuestas a «¿Sabes estar solo?»

  1. CREO QUE TIENE TODA LA RAZON PERO NO SE PORQUE YO SIENTO QUE ESTOY MEJOR SOLO O CON LA FAMILIA NADA MAS CUANDO LLEGO A CASA Y CIERRO LA PUERTA PARA MI ES UN ALIVIO EL NO TENER POR EJEMPLO QUE HABLAR CON OTRAS PERSONA PERO SE QUE NO DEVERIA SER ASI PORQUE ESO PROVOCA EL NO TENER UNA VIDA SOCIAL COMO QUISIERA POR DESGRACIA, PODIA DARME UNOS CONSEJOS PORFAVOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *