No respondas estos 6 mensajes de texto o le perderás (no alimentes su ego)

1- Mensajes en redes sociales u estados

Si alguien quiere hablar contigo que use whatsapp o llamada, pero no un like a una foto o un comentario a un estado.

Cuando alguien te habla poco o no te habla pero comenta tus historias o te da un like. Lo que te está diciendo es: “No pienso en ti, ni me importas pero si cuando estoy ligando por instagram me sale una foto tuya, te la comento como comentaría el de cualquier otra persona que me llamara la atención su foto”.

Y da igual que en el comentario te diga lo hermosa que estás, porque en realidad lo que te está diciendo es que no le importas lo suficiente como para interesarse por ti. 

Ni se te ocurra responder mensajes de historias, fotos o cualquier cosa de redes sociales de alguien que no te hace apenas caso.

Lo curioso es que al ignorarles no les gusta que les den su propia medicina y la gran mayoría comenzará a hablarte e interesarse por ti.

2- Mensajes condescendientes de rechazo

Cuando alguien te rechaza, no hace falta que le respondas, ni pidas explicaciones ni justifiques. Un rechazo no se explica, se siente. No debes pedir que te explique por qué no siente algo por ti.

En una ocasión mandé un mensaje contundente a una chica: “o se ponía en serio y se dejaba de tonterías, o yo no estaría”.

Su respuesta fue un mensaje totalmente ambiguo dónde no quería perderme, pero a la vez no se comprometía a nada. 

Ese mensaje fue el último mensaje que recibió de mi. Semanas más tarde me buscó desesperada porque, seguramente no se habría encontrado a nadie que no le rogara o que supiera pasar página así de rápido (CHASQUEAR LOS DEDOS) cuando no se le quiere.

La señal más poderosa que puedes mandarle a alguien, es que TE RESPETAS. Normalmente eso les hace verte de otra manera más atractiva.

Y es que muchos están demasiado acostumbrados a que les rueguen.

3- «¿Cenamos esta noche? ¿Tomamos algo?» De un ex o alguien que apenas habla

Si tiene interés en ti, que te hable y se interese por tu vida. Proponerte una cita, cena o un café de la nada… sí, suena muy tentador para ti, parece que te hace caso. Pero el único motivo por el cual alguien apenas te habla, y de repente trata de tener una cita contigo, es para rellenar un hueco, o porque le ha entrado un calentón.

No es porque le interesas, ni de lejos. A quien le interesas, te dedica tiempo, no trata sólo de quedar. Si tú le dices que SÍ, le enseñas que no vales nada y que tu tiempo se moldea tal como se le antoje a él o ella.

Ignora esos mensajes, la otra persona aprenderá a hablarte y dedicarte tiempo si quiere que le hagas caso.

4- Desapareció o te ignoró por días o semanas

Este tipo de mensajes no pueden denotar más desinterés y que importas tan poco. Son el vivo reflejo de la sociedad moderna de hacer caso a alguien que no te gusta en absoluto, sólo por subirte el EGO y por sentirte querido.

Si alguien te ha estado ignorando días y de repente te habla, no estaba ocupado ni resbaló en la ducha, sólo acude a ti cuando no tiene nada más y necesita un chute de autoestima, un chute de: “le importo a alguien”.

Tú no debes prestarte jamás a subirle el ego a nadie a quien no le importas. Si quiere algo, QUE DEDIQUE TIEMPO EN TI, en vez de darte ilusiones y luego ignorarte.

5- Te plantó o te propuso una cita y se desapareció

A aquella persona que te hace un desplante o te ofrece una falsa cita, hay que pararles rápido. Una falsa cita es cuando te dicen de quedar tal día, y ese día desaparecen o se hacen los locos.

Este tipo de relaciones no va a ningún lado, ni se te respeta, ni se te valora. Estar ahí detrás cuando te están faltando al respeto, hace que esa persona te quiera usar más y vea que contigo se puede hacer lo que le da la gana.

A quien te haga un desplante o te proponga una falsa cita, cuando vuelva a hablarte, ignórale. Si pide perdón, insiste y te trata con respeto, vuélvele a hablar. Si no, que ni se te ocurra.

No sé qué pensáis, pero alguien que no te tiene respeto no se puede enamorar de ti, es físicamente imposible. Para que exista amor debe existir respeto, y tratarte como si tu tiempo y lo que sientes no importara, es lo contrario a respetarte.

¿Acaso has visto nunca una relación de amor feliz y sana dónde se le falte al respeto al otro?

6- Mensajes de personas emparejadas

Un error muy común que trae este mundo moderno y que es propio de la sociedad humana, es la total y más absoluta falta de empatía.

No creo que haya nadie en este planeta que le guste que a su pareja la cortejen sin respeto alguno, y le fomenten malas actitudes. 

El dicho de : “no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti”. No es sólo un dicho, es una frase que conlleva siempre karma.

Porque cuando juegas con fuego, te acabas quemando, y una persona emparejada es una fogata que se ha salido de control.

Alguien emparejado que coquetea, es alguien que no tiene escrúpulos, que te puede vender humo y pasar por una persona maravillosa, pero sus acciones le delatan.

Ninguna relación sale feliz nacida de las cenizas de infidelidades y traiciones, y lo que ha hecho la otra persona te lo acabará haciendo a ti. SIEMPRE LO HACEN, NO TE ENGAÑES.

Hay muchas mujeres buscando cómo enamorar a casados, y este es un grave error. Lo único que puedes cambiar de un hombre casado es pasar de la amante, a la esposa cornuda.

Piensa con cabeza en tus relaciones y con sensatez. No eres un mono, no te dejes llevar por instintos. Si no quieres que el Karma te acabe golpeando fuerte y acabes sufriendo mucho, no contestes mensajes de personas casadas o con pareja, sólo son fuente de sufrimiento.

Y si no me crees, dime una sola persona que conozcas en una situación así que sea feliz. Sólo dime una porque no la vas a encontrar.

Recuerda que podemos ayudarte de forma personalizada analizando tu caso, a través de nuestros servicios de asesoramiento personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.