¡Esto hace que te vea como la mujer más importante del universo! Cómo ser una mujer irresistible

Para una mujer es muy fácil atraer a un hombre física o sexualmente. Cualquier mujer puede hacerlo con prácticamente cualquier hombre, y eso TODOS LO SABEMOS.

Pero lo que marca la diferencia, lo que hará que te vea como alguien con quien compartir su vida y no sólo para echar un polvo, es la atracción que va más allá: la emocional, la conexión basada en el respeto y el valor que tienes como mujer.

Y eso hay muchísimas mujeres que no lo entienden, por más bellas que sean no comprenden por qué todas las cirugías que se hacen de pechos, glúteos, cara… no sirven para que los hombres las tomen en serio.

Es más, cuanto más se esfuerzan en tener un físico 10 y más se cuidan, más las usan los hombres.

Lo que no comprenden todas estas mujeres, es que ni el físico ni el sexo es la base de una relación real. Los hombres separan muy bien entre: “la mujer con la que se quieren casar” y “la mujer con la que únicamente quieren acostarse”.

Para que un hombre pueda verte como la mujer más importante del universo, debes dejar de obsesionarte por tener un físico 10, y conviértete en esa mujer con la que siente la necesidad de RESPETAR, PROTEGER Y CUIDAR.

Y el primer paso para comprender esto, es que un hombre SÓLO respeta a una mujer que se respeta a sí misma.

En una película “crazy, stupid love” que es de mis películas favoritas, un mujeriego guaperas que aborda a mujeres y se acuesta con ellas cuando quiere, dice que la batalla de sexos dio lugar, y los hombres han ganado.

Y esto es totalmente cierto para él, porque la sociedad dice a las mujeres que en vez de valorarse, sean igual de promiscuas que los hombres, que no basta con que sean buenos hombres, inteligentes o haya “conexión”, que con ser atractivos o gustarte ya lo merecen todo.

Y este tipo de hombre es el que cuando no te respetas, no puede hacer otra cosa que verte como una mujer a la cual sólo se quiere tirar.

Y hasta que no te respetes y entiendas que ERES UNA MUJER y NO un hombre, esto no cambiará y los hombres te seguirán usando.

PORQUE SON HOMBRES, están programados para usar a las mujeres que no se respetan, y un hombre jamás puede respetar a una mujer que no se respeta a sí misma.

Un hombre necesita VERTE como el premio, un PREMIO nunca persigue, ni va detrás de él, ni le entrega su flor a la semana de conocerle.

Un hombre necesita que seas la mujer a la cual admira, respeta y puede amar. Una mujer que él necesita mucho más de lo que tú le necesitas a él.

Una mujer que jamás persigue, de alto valor que SABE HACERLE ESPERAR, y SABE HACER QUE SE LO GANE, que se sienta hombre esforzándose por la Diosa que eres. Regálale tu ausencia en vez de que él te regale la suya.

Respeta su condición masculina, respeta lo que le hace hombre. Un hombre va a querer cuidar y respetar a una mujer que se VALORA, que le DICE QUE NO, cuando hay que decirle que NO.

Una mujer que entiende que ELLA ES EL PREMIO y él quien tiene que perseguirla y ganarse.

Para que un hombre esté locamente enamorado de ti, tiene que tener la necesidad de cuidarte y protegerte, y no lo va a tener de una tipa que se le entrega cuando quiere.

Tendrá esa necesidad de una mujer que aprende a valorar y respetar, ese tipo de mujer es la que se convierte en lo más importante de su mundo porque disfruta de tu compañia, no necesita el sexo para ser lo único que disfruta de ti.

Pero no todo es frialdad o decir que NO, tienes que apelar a su masculinidad mientras haces que te respete: “Amo que seas mi hombre” es mil veces más poderoso que: ”ven a mi casa y tengamos sexo”.

Porque le haces sentir lo que biológicamente es su razón de existir: ser hombre.

Él debe sentirse como tu héroe, también respetado por ti. Nada de juegos de poder, o infravalorarlo, o ser una cabrona sin ton ni son.

Se trata de respetar y de que te respeten. Se trata de que aceptes tu condición de mujer y aceptes su condición de hombre.

Se trata de convertirlo en tu héroe para que quiera salvarte todos los días. No se trata de competir de igual a igual, de pretender ser un hombre que puede “tener sexo cuando quiere”.

Porque si un hombre te da sexo rápido no te afectará para que le descartes, pero si tú das sexo rápido, sí que hará que los hombres te descarten y te pierdan el respeto.

El mayor valor que tiene una mujer, es la capacidad de que los hombres se esfuercen por conseguirla. Cuando tú te igualas a ellos, pierdes TODO ESE PODER.

Somos biológicamente distintos por algo, y por mucho que la sociedad se empeñe en igualarnos, no somos iguales. 

Nunca tienes que decirle a un hombre sobre lo que no está haciendo, él ya lo sabe, si no está haciendo lo que un hombre debe hacer para que seas su pareja, es porque no estás actuando como el premio.

Y en el fondo los hombres son básicos y fáciles. Si tú te tratas como una puta para él, te tratará como una puta. Pero si te tratas como la princesa, te tratará como la princesa.

No debes jugar el juego de los hombres, debes jugar tu esencia de mujer porque eso es lo que le enamora como hombre.

Y si no, dime: ¿siendo promiscua, cuántas relaciones estables has conseguido? ¿Duraban más antes las relaciones, donde la mujer se respetaba, o ahora donde está bien visto el sexo de una noche?

Piensa en todas las veces que ese hombre no te ha respetado ni a ti ni a tu cuerpo, todas las veces que no te has valorado.

A quien más atraes no es quien más disfruta de ti cuando quiere. Es a quien más te respeta y quien necesita perseguirte para tenerte.

Porque eso es lo que hacen las princesas, ser cortejadas. Y cuando se lo ha ganado con SUFICIENTE ESFUERZO, ir dándole de a poquito.

Para que sea TU HOMBRE, primero tienes que ser SU MUJER con todo lo que implica la palabra MUJER, que es RESPETO y VALORARSE a ti misma y tu cuerpo por encima de TODO.

Si quieres que te ayudemos con tu caso y te asesoremos, puedes contratar nuestros servicios de coach personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.