Conociendo a chicas

© rsfreitas

Hoy vamos a darte algunos trucos para no pasarlo mal cuando estás conociendo chicas. Se trata de combinar técnicas de sociabilidad con técnicas de seducción. Si andas flojo en lo primero vamos a recomendarte un curso que te va a venir perfecto, no solo para ligar sino también para ser capaz de tener una vida social distinta a la que tienes ahora, puedes pasar de no tener vida social a tenerla, así, de cero a cien. Hoy te contamos cómo hacerlo.

En primer lugar tienes que conseguir hablar con desconocidos sin problemas. Sé que eso es algo muy complicado para ti ahora, pero piensa que no tienes nada que perder. Ahora estás solo, aburrido, sin planes y sin chica con la que salir. Si sigues nuestros pasos puedes empezar a salir cada vez que te apetezca y poco a poco conocer a gente con la que quedar y salir en grupo. Ser solitario no es malo, salir solo es totalmente factible y te aseguro que lo único que vas a hacer solo es entrar en el bar o la discoteca a la que vayas, a partir de ahí puedes estar hablando con un grupo y con otro.

Se trata de ponerte unas metas, no tienes nada que perder. Si haces el ridículo (que es algo que suele estar en tu cabeza y no en los demás) da igual, piensa que no tienes que volver a verlas. Para empezar practicarás en tu casa los trucos que te damos en nuestro curso de sociabilidad Curso superar la timidez y ser sociable, a partir de ahí todo será mucho más sencillo.

Como los trucos de sociabilidad los vas a obtener en nuestro curso, y los irás adquiriendo poco a poco, de forma gradual mediante sencillos ejercicios que puedes practicar en casa, nos vamos a limitar a comentar trucos para conocer a chicas y no quedar como el típico ligón.

Piensa: ¿qué es lo que hacen los chicos cuando salen a ligar? Tenemos dos opciones. La primera es salir a conocer a chicas con el objetivo de conseguir su número de teléfono y poder hablar con ellas en otro momento para quedar unos días más tarde y tener el tiro asegurado. Este tipo de práctica implica ir de chica en chica, de grupo en grupo, hablar un poco con ellas y tratar de obtener un número de teléfono en cada uno de los grupos.

La segunda situación con la que te puedes encontrar es un chico que no quiere volver solo a casa, o quiere consumar en el mismo local en el que estáis, y va de chica en chica sin pedir números de teléfono sino intentando pasar a la acción pocos minutos después de conocerla,
Ambas prácticas implican una falta de confianza muy grande en las chicas. Te ven venir, saben lo que quieres y si encima no tienes seguridad suficiente en ti mismo para echarle mucho morro, y un poco de gracia, no te vas a comer nada. Tampoco vas a conseguir números de teléfono.

© WordRidden

Aquí va el primer consejo: a las chicas no les gusta que las coleccionen. Si te ven pedirle el teléfono y marcharte para hacer lo mismo en otro grupo, qué crees que va a pensar. Pues eso, que ella no quiere ser una más, si le has dado tu número lo marcará automáticamente con un “no contestar” y listos.
Si ve que lo que quieres es acostarte con ella y ella no es de las que tiene sexo express en el lavabo de la discoteca, lo que vas a conseguir es que huya de ti tan rápido como pueda.
Las chicas quieren sentirse especiales, saben que hay muchas más como ellas y que todos los chicos van de unas a otras, lo que necesitan es que les prestes toda tu atención, no que les prometas que otro día se la prestarás.

Lo que tienes que conseguir es una simple conversación, puedes usar infinidad de excusas para empezar a hablar con ella, el sentido del humor siempre ayuda. La sinceridad y ser espontáneo y natural es de agradecer, si la chica ve que vas con un guión aprendido puede desconfiar de ti. Se trata simplemente de estar a gusto con ella, a la que acabas de conocer, no tienes nada mejor que hacer que estar con ella conociéndola, aprovecha que la tienes aquí y ahora y disfruta del momento.

El objetivo es pasarlo bien. Dejarle un buen recuerdo, que crea que vale la pena quedar otro día contigo y conocerte un poco más. Usa los trucos que vayan mejor a tu personalidad. Si eres jovencito y no has salido demasiado no te cortes en preguntar, si ves que la chica te trata con superioridad y no te apetece enfrentarte a algo así, sé amable y pasa a otro grupo. Si eres nuevo en la ciudad aprovecha para preguntar cosas que ella pueda saber, se trata de que durante unos momentos te vea un poco vulnerable y pueda sacar su instinto de protección. Te sentirás menos violento y mucho más cómodo si eres tímido y te acercas desde este punto de vista a ella. Si te da conversación quédate con ella y charlad, de todo y de nada, no hace falta que seas demasiado preguntón, simplemente pasa un buen rato, comenta la música, el ambiente, cosas divertidas pero sin mucha trascendencia.

No te preocupes por pedirle su teléfono, intenta pasar cuanto más tiempo con ella mejor, sin entrar en insinuaciones de qué vas a hacer luego. No le ofrezcas venir contigo, ni marcharse contigo ni nada parecido. Puedes dejar claro que te gusta pero sin insinuar nada más. Cuando llegue el final de la noche es cuando puedes preguntar si le apetece que os veáis otro día, pídele el teléfono, ese es tu objetivo.

Cuando lo consigas, puedes llamarla al día siguiente y darle las gracias por la noche tan agradable que te hizo pasar, siendo nuevo en la ciudad, habiendo quedado colgado sin amigos, etc, la excusa es tuya, tiene que ser sincera, solo es un punto de partida para poder hablar con ella. Te contamos cómo hacerlo en nuestro curso sobre sociabilidad Curso superar la timidez y ser sociable, no te lo pierdas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.