¿Cómo actuar frente a la indiferencia de él/ella?

¿Estás demandando más atención de la necesaria?  ¿O su indiferencia no está justificada?

A menudo cuando solicitas más atención de la otra persona puedes encontrarte con una respuesta del estilo: “haz tus planes” o “ten proyectos y objetivos” o alguna excusa parecida.

En este artículo aprenderás a comprender su indiferencia y actuar ante su indiferencia para darle la vuelta a la situación.

Primero debes preguntarte en qué momento ESTO comenzó a cambiar.

¿Fue así siempre? ¿O fue a partir de un determinado momento?

A veces la indiferencia puede estar debidamente justificada por problemas graves en el trabajo, mucho estrés, la muerte de un familiar y similar.

Cuando la indiferencia está justificada hay que ser PACIENTE y tener empatía y comprensión con esa persona, esperar a que se le pase.

Porque si tu pareja vive un momento difícil en su vida y tú en vez de apoyarla RECLAMAS más atención pasas a ser UN PROBLEMA MÁS y te puedes encontrar en la circunstancia dónde tu pareja está pasando un momento complicado y no puede aguantar ni un solo problema más.

Piensa que, especialmente los hombres, cuando viven problemas que para ellos son serios tienden a aislarse y no hablar del problema. Normalmente se les pasa en un tiempo si tú sigues ahí, sin reclamar y les apoyas.

Si pasas a reclamar y discutir acabas siendo un problema más y muchas clientas han venido a mi con su relación rota porque en dichos momentos comenzaron a reclamar y reclamar y su pareja al no sentirse apoyada las dejó viéndose superada por sus propios problemas.

Ahora bien, si no sabes qué está pasando hay que comenzar actuando de una forma madura. No puedes actuar como una niña consentida y mimada que quiere que le hagan caso porque sí.

Debes de ver la situación con perspectiva madura. Eso significa sentarse, hablar con la otra persona y tratar de comprender qué está pasando. En el cual está prohibido que reclames, discutas o te enfades porque sino tu pareja se pondrá a la defensiva y no sabrás que está pasando.

No se trata de ti, se trata de él o ella, no adquieras el papel de víctima. Está ocurriendo algo si quieres estar con esa persona DEBES SABER QUE ESTÁ PASANDO para poder solucionarlo.

No caigas en círculos tóxicos de discusiones ni busques ganarlas porque las discusiones nunca se ganan, solo SE PIERDEN eso te tiene que quedar muy claro.

Debes siempre adoptar un lenguaje positivo, no un lenguaje dónde insistes, te haces la víctima, discutes, reclamas y lloras. Ninguna relación se forja así, jamás.

Debes hacer sentir a gusto y especial a tu pareja contigo, SIEMPRE, sino no va a querer estar contigo y el distanciamiento empeorará aún más.

A una persona le haces sentir especial por lo que LE APORTAS a su vida, con quererla y estar ahí no es suficiente para que no se distancie de ti.

Debes ofrecer algo refrescante, los planes contigo no deben ser aburridos y predecibles.

No debes obligar a estar a tu pareja contigo porque tú quieres y te viene bien, tu pareja debe de QUERER estar a tu lado porque a tu lado se lo pasa bien y disfruta.

La mayoría de personas enamoradas que sufren la indiferencia  no se dan cuenta que esa indiferencia la sufren porque la otra persona se lo pasa mejor haciendo otras cosas que contigo, es así de sencillo y fácil de entender.

Y cuando tú reclamas y discutes aun se lo pasa menos bien contigo y te asocia a: “tengo que aguantarlo porque es mi pareja” o a obligarse a dedicar parte de su tiempo para estar contigo.

Porque en cuanto alguien tiene que obligarse a dedicarse tiempo para ti es que muchas cosas tienen que cambiar.

Las parejas y las relaciones muchas veces adoptan la actitud de lo físico o el “porque sí”. Se piensan que una relación se fundamenta en el físico: me gusta y estamos juntos” y así termina todo lo que hay que hacer.

O tenemos que quedar y estar juntos, porque sí, porque yo quiero o porque somos pareja.

Ni el físico “ni el porque sí” sustentan una relación y cuando eso es así uno de los dos acaba aplicando la indiferencia o dejando a la otra persona.

La indiferencia la aplica siempre la parte que quiere menos y que menos necesita a la pareja para ser feliz en su día a día. 

Así que la indiferencia que tu ves como castigo no es otra cosa que el deseo de tu pareja por sentirse bien y pasarlo bien y simplemente contigo NO LO CONSIGUE.

Y hay que ser muy claro con eso, el amor que tienes a tu pareja, el físico y el porque si no bastan para que alguien quiera pasar tiempo contigo y si le atraes pero le aportas poco, en el peor de los casos sólo te hará el “mantenimiento” te va a regar como se riega a una planta una vez cada dos semanas para que siga viva.

Hemos tenido muchos clientes que han acudido a nosotros porque su pareja, a quien conocían o su ex les aplicaban la indiferencia. Porque en cierta parte si tu propia pareja no quiere estar contigo en que en verdad DEBES DE RECUPERARLA.

Por eso te recomiendo mi audiocurso Cómo recuperar a tu ex, sobre todo si ese es tu caso.

¿Es la solución discutir y reclamar entonces? No, eso lo empeora. La solución está en NO SER ABURRIDO, en conversar de lo que le gusta a tu pareja, en integrarte en sus actividades y hobbies, y en tener vida más allá que no te haga depender totalmente de tu pareja.

Hasta si eres la mujer que vive con el esposo y tu esposo trabaja y tú no, puedes ocupar tu agenda con cientos de cosas. Eso te hará estar relajada y no vivir pendiente de él, y poco a poco solo ese hecho hará que él se espabile y quiera pasar más tiempo contigo.

Porque ser predecible, que tu pareja sepa a cada hora del día dónde estás y qué haces vuelve también la relación aburrida, sin misterio ni gracia. 

Una relación necesita cuidarse, la otra persona siempre debe sentir la sensación de que no estás guardado en una caja, que si no te cuida te puede perder.

Pero no todo es castigar, porque una relación tampoco se sostiene sólo con: “miedo a perder” o “tener cosas que hacer”.

Como te digo tiene que poder divertirse y mucho contigo. Hace más de 15 años, cuando yo no comprendía esto bien, no entendía porque debía esforzarme, pero lo hice y la diferencia fue abismal.

Pasé de estar encerrado y ver la TV, a disfrutar la vida con mi pareja yendo a la playa, al monte, a hacer pequeñas excursiones, a animar a mi pareja, a conversar… Aunque me di cuenta que con esa persona apenas podíamos conversar de nada y apenas conectábamos, y eso suponía un problema.

Puede que contigo pase justamente eso, puede que el problema no siempre sea que la otra persona es un cabrón o una cabrona, puede que simplemente contigo no conecte.

Y eso no es realmente nada difícil de conseguir el conectar y conversar, pero hay personas que NO LES APETECE conversar de nada más de lo que a ellos les importa.

Y la pareja que yo tenía hace muchos años era así, solo conversaba de lo suyo, en cuanto yo hablaba de youtube o mis proyectos, se dormía. Y yo entonces no podía sentir ninguna conexión, eso se escapaba. ¿Qué ocurría?

Que no me apetecía salir nunca con ella a solas, siempre invitaba a amigos y era incapaz de estar a solas con ella porque siempre me aburría.

Hablaba poco, de tonterías y tenía poco que aportar y quieras o no pues eso me alejaba. Si, era mi pareja, la aceptaba pero no disfrutaba el tiempo con ella, lo veía más como un compromiso.

Y en cuanto tu pareja te ve más como un compromiso que como una pareja que rellena y complementa su vida, TIENES UN SERIO PROBLEMA.

Tal vez tienes que ser menos egoísta y aprender a escuchar y  conectar con tu pareja, a pensar menos en lo que te gusta a ti y pensar más en cosas que le gusten a él o ella, o a ambos. 

O tal vez tu pareja es la egoísta, y si la quieres deberás hacer el sacrificio de DIVERTIRLA y ser ALGO EMOCIONANTE PARA ELLA. 

Ser como ese amigo al que desea ver para pasárselo bien. Pero si no lo pasa bien contigo y sólo ve a una persona (tú)  que la regaña y que se queja pues entiende que aún querrá pasar menos y menos tiempo contigo.

Es fácil de entender:

SI CONTIGO SE LO PASA FENOMENAL, QUERRÁ ESTAR SIEMPRE CONTIGO.

PERO SI LE GUSTA TU FÍSICO O ERES SU PAREJA, PERO NO SE LO PASA FENOMENAL CONTIGO, pues querrá pasar menos tiempo. Es así de fácil.

La mayoría de mujeres se piensa que teniendo un físico espectacular y llenarse de operaciones, y así conseguirán atrapar un hombre. Y generalmente ocurre lo contrario, los hombres quieren pasar menos tiempo con ellas como pareja.

Porque la relación REAL, la ENVIDIABLE, la que tenían tus abuelos que duraban 50 años, el físico era un 20% y la relación entre ambos el 80%.

Así que si quieres conquistar a esa persona, que sea tuya para siempre y nunca te sea indiferente, te recomiendo que nos contrates para que te ayudemos de forma totalmente personalizada con nuestro coaching: https://verdadera-seduccion.com/coach/

También tengo mi libro especial para parejas lleno de técnicas y consejos que no verás ni en este blog, ni en el canal, ni en ningún otro sitio, que además son super efectivos: Cómo dominar a tu pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.