Solo el trabajo te llevará a conseguir tus sueños

© Swamibu

Soñar es muy bonito y no hace falta que intentemos conseguir todo aquello con lo que soñamos. Y aunque lo hiciéramos siempre tendríamos nuevos sueños sin cumplir. Muchos sueñan con no volver a trabajar en la vida o con ser millonario y vivir en una isla desierta. Ese tipo de sueños no son realidades que podamos vivir sin un gran golpe de suerte y poco más a parte de soñar podemos hacer para conseguirlos.

Pero hay sueños que sí se pueden lograr y que requieren de nuestro esfuerzo, ilusión y talento para conseguirlos. Es por ello que digo que sólo el trabajo te llevará a conseguir tus sueños.

Si tienes un sueño y necesitas una motivación extra para seguir luchando por él te recomiendo nuestro libro: Lucha por tus sueños, en el que Domenech te ofrece todos sus consejos sobre esto que él ya domina y que es luchar por un sueño y vivir de lo que a uno le gusta y como uno quiere hacerlo.

Decía Walt Disney que todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos. Y es que muchas veces somos nosotros mismos los que nos ponemos límites para conseguir nuestros propios sueños.

A menudo decimos que queremos vivir de escribir, por ejemplo. Sueñas con ser un gran escritor con que tus novelas se traduzcan a muchos idiomas, con que alguien de Hollywood se enamore de tu historia y te proponga hacer una película.

Eso pasa de vez en cuando. Alguien escribe una novela que gusta mucho a mucha gente, que se traduce a muchos idiomas y de la que no tardan en hacer una película. Y si pasa es gracias al talento, pero sobre todo al trabajo, del autor que ha escrito su libro y ha luchado para publicarlo y darlo a conocer.

No siempre se encuentra a alguien dispuesto a publicar tu libro, y menos si eres un escritor desconocido, así que lo que hacen muchos es autopublicarse y vender su libro en alguna plataforma de libros electrónicos como Amazon. Pero ahí no acaba su historia, tienen que dar a conocer el libro, convencer a la gente para que lo compre y poco a poco conseguir subir en las listas de ventas y generar suficiente boca a boca para que el libro se empiece a vender solo.

Dicho así no parece complicado. ¿Sabes qué es lo más complicado que tiene un autor que hacer? escribir su libro. Parece una obviedad, pero hay cientos, miles de personas que sueñan con ser escritores y que jamás escriben una sola línea. Otros empiezan pero no terminan nunca sus proyectos. Otros lamentan no tener más tiempo para escribir y no encuentran nunca el momento de empezar.

Quien dice escribir, dice pintar, diseñar, dibujar, cantar…

Cualquier excusa es buena para justificar que no tienes un libro terminado cuando de repente la suerte te pone a alguien delante que te pregunta qué has escrito y tú das una respuesta vaga sobre una novela, una recopilación de cuentos, unos poemas… Entonces te piden que se lo envíes y no tienes en realidad nada que enviar. Los poemas en realidad son poco más que unos versos sueltos, que te quedaron muy  bien y prometiste escribir más para terminar tu antología poética, pero no lo hiciste. La novela la has empezado varias veces pero no has pasado de la página 20 y los cuentos… bueno, esos sí los tienes todos, pero solo en tu cabeza.

© nicole.pierce.photography ♥

Y has perdido una oportunidad de oro, alguien dispuesto a leerte y a quien no has podido mandar nada.

Tenías un sueño pero está claro que no has trabajado lo suficiente como para conseguirlo. Por mucho talento que tengas los libros no se van a escribir solos. El talento está por todas partes, pero para tener éxito hace falta unir talento y esfuerzo.

El tiempo es la excusa que nos ponemos la mayoría para justificar que no hemos terminado la novela o que no nos hemos apuntado al grupo de teatro en el que queríamos aprender a ser actores. La verdad es que es el miedo el que nos paraliza. Es la falta de coraje lo que hace que no terminemos lo que empezamos. No es más que el miedo al fracaso, el miedo a que nos digan que no, a que de repente se nos caiga el sueño y ya no podamos seguir refugiándonos en él.

Ante una situación así tienes que saber diferenciar entre sueños reales y sueños de película, de fantasía que sabes que nunca se harán realidad, pero que como soñar es gratis y divertido, los usas en tus fantasías.

Si lo que quieres de verdad es conseguir un sueño no te queda otra que luchar para conseguirlo. Y eso no es otra cosa que trabajar, trabajar mucho para lograrlo.

El rechazo no es nada, piénsalo bien, si alguien te dice que tu libro, tu disco, tus pinturas o lo que sea que hagas no le gusta, no significa que no vayan a gustar a nadie más. Tienes que seguir intentándolo. Si tú crees en ti y a ti te gusta lo que haces y le pones pasión, ilusión y mucho trabajo eso se notará y encontrarás tarde o temprano el público que sepa entender lo que haces.

Cuentan que la mayoría de escritores famosos recibieron muchas negativas. Muchos más de 100 por el mismo libro, aún y así lo enviaron una vez más, ya que ¿y si esa editorial o esa persona es la adecuada para este proyecto?. Nunca sabes dónde va a estar la suerte escondida es por eso que tienes que buscarla. La buscas trabajando, hablando con gente y buscando salidas a tu sueño. Cada día, mes a mes, año a año.

Flaquearás y será duro pero solo trabajando y empeñándote de verdad en conseguir lo que quieres lo lograrás. Y no pongas como excusa el tiempo, estoy segura de que tienes tiempo para dormir un poco más los fines de semana, o para echar una siesta después de comer el domingo, para ver un partido de fútbol o una película… Si tienes un sueño y quieres conseguirlo, dedica todo tu tiempo libre a eso, seguro que puedes hacerlo.

Además puedes leer las experiencias que te contamos en nuestro libro Lucha por tus sueños, que te enriquecerán y motivarán para darte un empujón para ayudarte a luchar por tus propios sueños.

Una respuesta a «Solo el trabajo te llevará a conseguir tus sueños»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.