SI TE TENGO NO TE QUIERO, PERO SI NO TE TENGO, TE QUIERO

Todos absolutamente todos los seres humanos, estamos sumergidos en una actitud que nos identifica, cuando te tengo no te quiero, pero si no te tengo te quiero, autentico dilema que pretendemos no entender, siempre perseguimos lo que nos cuesta poseer.

Es una consecuencia directa del exceso de opciones, que existen actualmente, no hay distinción entre el aspecto físico y material, sigue siendo una gran abundancia de oportunidades poder adquirirlos. Las redes sociales como WhatsApp, Twitter, Instagram, y otros, nos abren una ventana de posibilidades para elegir la persona deseada.

Las personas tienen mejores posibilidades de elegir, a quien querer, cuando hay menos opciones. En otras épocas era normal la longevidad en las parejas, actualmente cuando deseas volver con tu ex, es mal visto. Carecemos de identidad y no perseveramos los valores.

En las relaciones verdaderas existen y se respetan los valores, predominan los sentimientos a los intereses económicos y prevalecen las buenas costumbres. Básicamente buscamos a la pareja que nos haga feliz, aunque es difícil encontrarla siempre es lo esperado. Pasamos la vida esperando y cuando tenemos lo que deseamos lo dejamos pronto escapar.

Todo lo que quieras, puedes obtenerlo con esfuerzos

El consumo capitalista conquista primero la mente, nos induce a creer y anhelar cosas que nunca quisimos, crea necesidad inexistente y nos hace confundir. Existen personas en el mundo que tienen una concepción de la vida totalmente diferente, creen en el desarrollo inteligente del individuo y protegen sus ideales. Se pretende obtener lo que se quiere, todo es perfecto hasta llegar a saber si lo mereces.

El poder enaltece al individuo y lo hace prepotente, sin embargo, cuando lo sueltan se siente perdido. Atrapar la pareja de tus sueños puede convertirse en una obsesión, sin embargo, con una buena actitud se puede lograr fácilmente. Una relación amorosa requiere especial atención, se tiene que quererla mucho y tenerle lealtad y respeto.

El ego de las personas los aparta de lo que quieren, y luego el afán de tenerlo hace que pronto lo pierdas, todo lo que deseamos se puede tener, de acuerdo a la intensidad de lo que sienta, se requiere trabajo y trabajo para obtener lo que quieres. Cuando rebajas el ego de quien adoras, te colocas encima de ella, la sola sensación de grandeza hace que tengas verdadero control en la relación.

 Si quieres conocer todo sobre el tema: SI TE TENGO NO TE QUIERO, PERO SI NO TE TENGO, TE QUIERO, te recomiendo mis audios libros: Como recuperar a tu ex y mi libro digital: Como dominar a tu pareja. Para una atención personalizada te recomiendo utilizar mis servicios de coach personal.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.