Pensar en positivo

© Mark Fischer

Pensar en positivo es algo que te cambia la vida. Todos creemos que somos capaces de pensar en positivo, la mayoría decimos que lo hacemos de forma habitual, pero la realidad es que una gran mayoría de la gente no lo hace. Pensar en positivo es una forma de ver la vida, es mucho más que saber encontrar la parte positiva de las cosas, algo que, por cierto, muchos no saben hacer.

Pensar en positivo es la clave de la felicidad. Saber afrontar las cosas que nos pasan pero también ver otras que nos pasan desapercibidas o a las que no damos importancia Cuántas veces habrás oído aquello de que la felicidad está en las pequeñas cosas de cada día.

Sobre la felicidad se ha escrito mucho, muchos autores quieren dar la aproximación a la ruta de la felicidad. Nos dan sus coordenadas para que cada uno de nosotros encontremos nuestro propio camino. La mayoría coinciden, de una forma u otra, que el pensamiento positivo es una parte imprescindible del camino a la felicidad. Puedes ver nuestro vídeo Cómo ser feliz y disfrutar de la vida, para aprender lo que Doménec ha aprendido a lo largo de su vida y comparte contigo en este vídeo curso de crecimiento personal.

Qué beneficios tiene pensar en positivo

Básicamente podríamos decir que pensar en positivo es básico para librarse de la ansiedad y la tensión.

Ambas cosas tienen síntomas que nos advierten que nuestro cuerpo o cerebro están sometidos a demasiada presión. Los signos y los síntomas de la ansiedad y el estrés pueden convertirse en crónicos si no lo sabemos parar a tiempo.

Pensar en positivo implicará una mejoría de nuestro estado de ánimo, que se traducirá en alivio para diferentes problemas que padecen las personas con estrés y ansiedad.

Menos dolores de cabeza, la tensión se rebaja por lo que la sangre no se acumula en las venas de la cabeza y deja de producir ese dolor que sentimos cuando padecemos de estrés o ansiedad.

Menos tensión en los músculos, igual que el dolor de cabeza, la ansiedad y el estrés, el mal humor, los problemas en general nos traen fuertes dolores musculares en forma de calambres o contracturas. Si sufres de problemas en las cervicales es posible que tu propio postura corporal sea la que provoca estos problemas. Si estuvieras relajado a nivel mental serías mucho más capaz de estar relajado a nivel físico.

Cuando estás estresado y tratas de relajar la espalda, por ejemplo, puedes hacerlo fácilmente si te concentras en hacerlo, notas la diferencia y eres capaz de sentir cómo llegas a estar de tenso. Pero cuando dejas de pensar en ello, cuando dejas de relajarte conscientemente, inconscientemente vuelves a los problemas y los hombros se encogen y se tensan de nuevo. La postura corporal depende mucho de nuestro estado de ánimo y solo pensando en positivo podemos realmente llegar a cambiarla.

Pensar en positivo es liberarse de los pesos que nos oprimen o que nos lastran y que no permiten que vivamos relajados ni física ni mentalmente.

Pero pensar en positivo no solo libera la tensión muscular, también regula el ritmo cardíaco, evita la hipertensión y como veíamos en el primer apartado, los dolores de cabeza que se deben no solo a los problemas sino también a la hipertensión.

Pensar en positivo es básico para que podamos ir por la vida sonriendo. ¿Sabías que hay estudios científicos que dicen que sonreír alarga la vida? Cuando sonríes a los demás es más fácil que los demás te sonrían a ti. Hay personas negativas que jamás le van a sonreír a nadie y que gritan a todo el mundo pero hay un montón que están a la espera de ver cómo les tratan para decidir si sacan las uñas o la sonrisa. No hagas tú lo mismo. Ves por la vida con una sonrisa y obliga a quienes se cruzan contigo a sonreírte también.

Es un modo de iniciar las conversaciones, si tu ánimo es tranquilo, por mucha energía que tengas nunca la transmitirás de forma negativa. Si eres una persona relajada transmitirás paz y serenidad, si, como decía, tienes energía, te tomarán por una persona activa y positiva.

© iigc

No menosprecies el valor de una sonrisa, si no lo pruebas no sabes los beneficios que puede llegar a tener en tu salud.

Pensar en positivo no es sólo una forma de darle la vuelta a las cosas malas que puedan pasar en tu día a día sino ser capaz de ver otras que de otra forma no verías. No solo pequeños detalles que pasan desapercibidos sino cosas realmente importantes que no eres capaz de ver cuando vives permanentemente enfadado.

La vida no es un juego, está claro, es algo serio, pero no significa que nos la tengamos que tomar como si fuera un toro bravo al que tenemos que domar. Se trata de disfrutarla, de ver las cosas buenas que hay y de tener el mejor ánimo posible para saber enfrentar las que no son tan buenas, que las hay, todos las tenemos.

Seguro que has oído alguna vez que somos lo que comemos, es un eslogan que usan los defensores de la comida más natural, los vegetarianos y en general los defensores de la comida sana. Es algo que se entiende más o menos fácilmente, un concepto que ha calado bastante en la sociedad, quieras o no hacer caso del consejo que lleva. Pero es fácil de comprender.

El tema está en que también somos lo que pensamos. Nuestros pensamientos son los que marcan nuestra forma de comportarnos, lo que hemos pensado de los demás se nota en nuestra manera de tratarles, lo que hemos pensado acerca de un determinado acto social será lo que nos lleve a comportarnos de una forma o de otra. Así pues si pensáramos en positivo, ¿no crees que funcionaríamos mucho más en positivo?

Ser feliz es mucho más que eso, pero este es un primer paso, diría que imprescindible, para aprender a disfrutar de la vida. La felicidad de tu vida está en ti, no la busques muy lejos, saber cómo mirar te hará ver cosas que de otra manera no verías. Si no supieras leer, ¿qué serían para ti las letras?  Yo no sé leer en japonés, sus símbolos me parecen preciosos pero cuando veo un texto en esta lengua no veo más allá de dibujos que no tienen significado para mi. Lo mismo pasa cuando no sabes pensar en positivo, que lo que ves no tiene sentido para ti.

Así pues aprende a disfrutar de la vida, empieza pensando en positivo obtén nuevos consejos en nuestro curso Cómo ser feliz y disfrutar de la vida.

2 respuestas a «Pensar en positivo»

  1. Desde luego es fundamental pensar y actuar de forma positiva, eso hace que la vida resulte un poc más fácil.

    Gracias por este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.