Los 5 secretos de la felicidad

© Aidarile

Hoy queremos hablar sobre la felicidad, esa incansable búsqueda que mueve la vida de muchos sin que sean conscientes de que mientras buscan no viven y sin vivir no son felices. Para mi el secreto máximo de la felicidad se encuentra simplemente en vivir, en disfrutar, en dejarse llevar por los momentos sin juzgar si son como deberían ser o no. Para ser feliz solo hay que querer serlo.

A veces, muchas veces, sobrevaloramos la felicidad. Creemos que es algo grande que tiene que llegar para cambiar radicalmente nuestra vida. No esperamos que en nuestra vida común, tal como la conocemos quepa el concepto de felicidad. Sin embargo a menudo la sentimos y no somos capaces de reconocerla.

Me gustaría recomendarte nuestro vídeo Cómo ser feliz y disfrutar de la vida con el que aprenderás a apreciar esos pequeños detalles en los que consiste la felicidad y que acostumbramos a pasar por alto.

Como decía, muchas veces sentimos la felicidad y no sabemos reconocerla. Seguro que te ha pasado alguna vez sentir miedo a perder la situación en la que vives en ese momento. Cuando somos felices tememos dejar de serlo y empezamos a preocuparnos por todo lo que puede pasar y que nos arrebataría lo que más queremos. Eso es la felicidad, no sufrir, sino el sentimiento de plenitud que te lleva a temer perderlo.

Dicho esto, seguro que eres consciente de que eres mucho más feliz de lo que crees vamos a ver los cinco secretos de la felicidad.

Convencimiento

El primero de todos ellos es creer que eres feliz, que lo que tienes, sea mucho o poco te conviene. Claro que puedes pensar que no tienes pareja, por ejemplo, o que no tienes hijos y que eso es lo que te falta para ser feliz. Piénsalo de otra manera, es lo que te falta para ser más feliz. Pero ya eres feliz o puedes serlo si te dejas. Por tanto la felicidad es algo que se elige, que viene desde dentro. Podemos pensar lo que tenemos o lo que nos falta, pero si nos paramos a pensar en lo que nos falta nunca vamos a terminar. Siempre hay cosas que podrían hacernos falta, que podríamos necesitar y cuando las consigamos necesitaríamos otras.

No permitas que tu felicidad dependa de esos logros, sean materiales o no. La vida son muchas cosas, y la vives solo una vez, así que si no tienes el trabajo de tus sueños seguro que tienes otras cosas o otros motivos por los que sonreír y ser feliz. La felicidad empieza en uno mismo y por tanto tu actitud ante la vida es vital, nunca mejor dicho, para responder que sí que eres feliz.

Lucha

A pesar de que tienes que aprender a vivir con lo que tienes y ser feliz con lo que te ha tocado o lo que te has ganado hasta el momento no dejes de luchar. Es bueno tener ilusiones y tener sueños. Pero no dejes que el resultado o la consecución de los mismos sea la felicidad. Se puede ser feliz luchando por un sueño sin llegar nunca a conseguirlo porque estás haciendo lo que quieres.

La lucha es buena sobretodo si es para mejorar. Trata de incluir en esa lucha tu propio yo, tu personalidad y trata de ser mejor persona cada día. Si estás satisfecho con quien eres serás mucho más feliz, no hay duda.

Pasar página

No te enroques en situaciones pasadas, no te pierdas contra cosas que se escapan de tu control. Lo pasado pasado está. Aprende a perdonar, incluso a ti mismo, a dejarlo en el pasado y a aprender algo de todo lo que te ha pasado. Sea bueno o malo. Solo si aprendes algo lo que haya pasado habrá valido la pena.

Además tienes que ser capaz de andar, de moverte por la vida, de permitir que cada día sea fluído, vivir el momento. La felicidad está en cada instante. Cuando miras atrás puedes pensar ahí sí que era feliz, sin embargo podrías no haber sido consciente en su momento y no haberlo sabido disfrutar.

© Haceme un 14

Buen humor

Para ser feliz hacen falta grandes dosis de buen humor, la vida es muy jodida, déjame decirlo así. Puede ser muy dura, y saber aceptar que las cosas son como son a veces es más fácil si cuentas con humor. Además de llevar mejor los malos momentos, si tienes buen humor serás una persona alegre que será capaz de transmitir esa alegría a los demás. Muchas personas consideran la alegría como sinónimo de la felicidad. Mejor repartir alegría por el mundo que mal humor, ¿No te parece?

Vive por debajo de tus posibilidades

No apures a nivel económico, los problemas económicos son siempre los que mayor nivel de infelicidad producen. Siempre querrás más, cuando consigas lo que ahora tienes pronto necesitarás algo nuevo, no siempre podemos mejorar la situación económica. Muchas personas encuentran un trabajo que será para toda la vida, en esa empresa o en otra similar y su rango salarial poco variará por tanto es muy importante saber valorar lo que se tiene y vivir por debajo de las posibilidades de cada uno. Si somos capaces de renunciar a cosas materiales en nombre de la tranquilidad viviremos mucho más felices.

Además como podremos ahorrar aumentaremos tranquilidad y seguridad para los momentos en los que no todo nos salga bien, como el que vive el mundo ahora mismo con tantas familias pasando problemas económicos.

El coche que llevas, la ropa que vistes, los restaurantes que frecuentas no siempre son importantes, podrías vivir con menos y ser mucho más feliz. Muchas personas tienen una economía realmente ajustada en la que no se pueden permitir ni un solo capricho y no por ello dejan de ser felices.

Tener un techo y comida debería ser suficiente para que pudiéramos empezar a disfrutar de la vida, deja de pensar en cambiar de coche cada cuatro años, de móvil cada año y de comprar deportivas de marca que combinen con tus camisetas, aprende a vivir de forma humilde y serás mucho, mucho más feliz.

Si quieres conocer los consejos de Domenech acerca de la felicidad no te pierdas el vídeo Cómo ser feliz y disfrutar de la vida.

4 opiniones en “Los 5 secretos de la felicidad”

  1. Llega un momento en la vida, en que debes alejarte del drama sin motivo y de la gente que lo provoca, rodeándote de personas que te hacen reír tan fuerte que te olvidas de lo malo y te enfocas solo en lo bueno; que te tratan bien porque te quieren y arreglan las cosas hablando. La vida es demasiado corta para ser otra cosa que no sea ser feliz. Todas las personas tiene objetivos diferente, pero hay un deseo que nos une a todos y ese es el de ser feliz.

    1. yo me conformo con poco y simplemente con que me salga bien mi trabajo es suficiente para que cuando voy por la autopista vaya cantando y absolutamente feliz.
      Mi lema es sufrimientos inutiles ni uno y si algo me preocupa trato de buscar solucciones cuanto antes.
      Amí me valen mucho los escritos del Sr Domenec.
      un millon de gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.