Decálogo del buen jefe (2)

© stevendepolo

Ayer empezábamos con este decálogo del buen jefe con el que repaso las condiciones que tiene que tener un  empresario, un responsable de departamento o un  jefe para que sus trabajadores se sientan a gusto trabajando para él.

Muchos ya son capaces de ser buenos jefes solo por la intuición pero la gran mayoría, por lo menos los que yo conozco o de los que me hablan la gente que conozco, necesitarían leer esto o hablar con sus trabajadores y conocer la opinión real que tienen sobre ellos.

Para ser un buen jefe es indispensable tener carisma, ya que es la manera más fácil de conseguir que los demás confíen en ti, si quieres poder asumir el liderazgo de una empresa o de cualquier otra cosa te recomiendo que sigas nuestro vídeo curso Cómo liderar, liderazgo carismático.

Ayer ya vimos las principales características que tienen que tener los buenos jefes, vamos a ver hoy las cinco últimas.

Recordemos las que comentábamos en el artículo de ayer: Saber motivar y estimular el trabajo a la vez que se mantiene un buen ambiente laboral, son los primeros en dar ejemplo, son respetuosos con todo el mundo: mandar no significa faltar el respeto, son capaces de resolver conflictos y no los generan, dan oportunidades y saben delegar.

Decálogo del buen jefe (2)

6. Reconocen el trabajo bien hecho.

Siguiendo la linea de dar oportunidades, un buen responsable es capaz de reconocer el trabajo bien hecho. Le preocupan más los resultados que el modo de llegar a ellos, de manera que suele dejar que sus trabajadores busquen la manera más eficaz para cada uno para llevar a cabo el trabajo con buenos resultados. Como suelen dar oportunidades si alguien mejora un proceso él sabrá reconocerlo y aplicará o ofrecerá el cambio de proceso al resto de trabajadores.

Dicen que si quieres hacer una cosa muy complicada lo que tienes que hacer es buscar al trabajador más perezoso, ellos suelen tener la llave para encontrar el camino más corto para llegar a determinados sitios. Esto también lo sabe un buen jefe y no pretende que nadie trabaje en exceso, si por el camino corto llegamos bien, él sabrá reconocerlo.

7. Saben escuchar y son receptivos a las sugerencias de los demás

No son perfectos ni tienen la verdad absoluta. Lo saben y además actúan en consecuencia. Un buen jefe sabe escuchar las sugerencias, quejas y demás cosas que tengan que comentarle sus trabajadores. Siempre buscará la manera de ayudarles sin necesidad de crear conflictos. Ya hemos visto que saben reconocer los conflictos y sobretodo que saben solucionarlos. Esto forma parte de ello.

Una persona carismática sabe escuchar. Aprende de las criticas y los comentarios ajenos y es capaz de plantearse si las criticas que van dirigidas a él están fundadas o no. Si considera que tienen razón hará lo posible por mejorar ese aspecto.

Si el problema que le cuentan hace referencia a un trabajador se empeñará para que esta persona pueda volver a sentirse a gusto en el trabajo. Los objetivos se alcanzan fácilmente si los empleados trabajan con ganas. Solucionar los problemas que pueda tener un trabajador o ayudarle a que solucione los que tenga fuera del trabajo (dando días libres o tiempo libre para ello) es una buena manera de hacer que todos los trabajadores se sientan a gusto. Eso sí, no le tomes el pelo, un buen jefe es inflexible y si le tomas el pelo dejará de confiar en ti.

Ellos dan confianza hasta que la pierdes. La confianza es algo que se gana con el tiempo pero que se pierde en un segundo. Así que no juegues con fuego si quieres que tu jefe confíe en ti y continúe haciéndolo.

© LexnGer

8. Son justos y equilibrados.

Un buen jefe es justo y equilibrado, si tiene que tomar decisiones duras lo hará de la mejor manera posible y sobretodo de la forma más justa.

Trata de mantener siempre la cordura y el equilibrio tanto en las cosas que solicita a sus trabajadores como en las represalias que toma cuando no se han hecho las cosas bien. Un buen jefe no amenaza inútilmente. No le gusta crear mal rollo innecesariamente, pero todos saben que si le fallan han terminado con él.

Y eso es ser justo. Si alguien le engaña o le falla expresamente no lo dudará ni un segundo. Si, por el contrario, el problema ha sido debido a un fallo humano, o algo justificable el buen jefe sabrá entenderlo y escuchar.

Para ello es básico que te esfuerces en hablar con él, en tener una buena comunicación ya que si no puedes cumplir con sus objetivos debido a un problema personal lo más lógico es que él lo sepa antes de fallar en el trabajo. Si luego no fallas, perfecto, pero si lo haces él ya está avisado y puede hacer lo necesario para darte apoyo o incluso para liberarte de ese trabajo o ponerte ayuda o lo que él considere necesario.

9. Facilitan la conciliación de la vida laboral con la familiar.

Siguiendo en la linea de lo que estamos contando hoy, un buen jefe no pretende que sus trabajadores vivan en la empresa. La mayoría de la gente trabaja para vivir y lo hace para poder mantener a una familia, por ejemplo. De modo que un buen jefe, o por lo menos los más valorados por sus trabajadores, son aquellos que dan facilidades para conciliar la vida laboral con la familiar.

10. Conocen a sus empleados

Después de hablar de la confianza, de la facilidad para hablar con ellos y de todo esto lo normal es que el jefe conozca a sus trabajadores, que sepa cómo es cada una de las personas que tiene en su equipo y que, por tanto, sepa cuál es la mejor manera de motivar a cada uno. Además se interesan por sus sentimientos, sobretodo en lo que hace referencia a la empresa. Un trabajador contento es mucho mejor trabajador que uno enfadado por lo tanto lo normal es conocer su nivel de felicidad dentro de la empresa.

Además a nivel personal un buen jefe es capaz de tener detalles con sus trabajadores como hemos visto en otros puntos para que se tomen un descanso cuando tengan un problema personal o para que puedan encajar el trabajo y el cuidado de la familia de la mejor manera posible siempre dentro de unos límites, el trabajo tiene que salir o al final no habrá jefe ni empresa ni nada.

Si te interesa este tema del liderazgo y el carisma COMPRA AHORA nuestro video curso Cómo liderar, liderazgo carismático en el que aprenderás a tener carisma y conseguirás gracias a él poder ser jefe algún día.

2 respuestas a «Decálogo del buen jefe (2)»

  1. Feliz Cumpleaños Domenec, espero que la pases genial hoy en tu día y sobre todo con tus amigos y familia!! Un abrazo maestro, ejemplo de la vida. :D

    Por cierto muy buen tema el de hoy… :O

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.