Decálogo del buen jefe (1)

© Brand Management Conference – Lugano

Si tienes gente a tu cargo ya debes saber lo importante que es hacerse respetar. Cuando las personas que dirigen equipos son respetadas el trabajo siempre sale mejor. Y de forma más sencilla y agradable. No hay nada peor que trabajar en un ambiente hostil y cargado. Y menos cuando es por culpa de un mal jefe que los trabajadores no se sienten a gusto.

Hoy veremos el decálogo del buen jefe. O cómo ser un buen jefe y hacerse respetar. Porque ser un buen jefe implica muchas cosas, desde saber delegar a saber tratar al personal y a entender la problemática de cada uno. Un buen jefe es un líder que tiene carisma suficiente como para hacer que la gente le respete y confíe en él. Pero eso solo sirve para llegar al puesto, si luego no saben cómo ser buenos jefes pondrán en peligro la empresa y su propio puesto de trabajo.

Si quieres tratar el tema del liderazgo y el carisma en mayor profundidad te recomiendo nuestro vídeo curso «Cómo liderar, liderazgo carismático«. Sin duda un tema apasionante del que puedes sacar mucho partido, aprender a liderar equipos es una manera de prosperar a nivel laboral pero también de conseguir mejores beneficios para tu propia empresa.

Veamos cuáles son, bajo mi punto de vista las 10 condiciones que tiene que tener un buen jefe.

Decálogo del buen jefe

1. Saben cómo motivar y estimular a sus trabajadores en un buen ambiente laboral

En primer lugar, como decíamos es básico el buen ambiente laboral. Un buen jefe sabe cómo estimular a los trabajadores sin ejercer demasiada presión sobre ellos, o por lo menos sobre quien no la soporta y consigue que la gente se sienta realizada con lo que hace. Un buen jefe no solo consigue que la gente trabaje sino que lo haga en un buen ambiente laboral. No tiene sentido crear un buen ambiente si luego no eres capaz de estimular a los trabajadores o mantenerles motivados. Para ello debes conocer a cada uno de forma individual y, como cualquier padre, no puedes tratar a todos del mismo modo pero tienes que tener la misma consideración con todos ellos.

2. Son los primeros en dar ejemplo

Un buen jefe no espera que los demás empiecen a trabajar cuando debería hacerlo él. Un buen jefe es el primero en llegar y el último en marcharse, no se limita a pedir sino que es el primero en dar ejemplo. Un buen jefe siempre es trabajador. Un buen jefe siempre asume sus responsabilidades. No se escapa o se hace el loco y se las pasa a otros. Da ejemplo trabajando, delegando y tratando con respeto a la gente. Un buen jefe es como un padre, tiene que predicar con el ejemplo, no puede decir una cosa y hacer otra. Cuando las cosas no salen bien, son los primeros en asumir su responsabilidad. Un buen jefe da ejemplo en los buenos y en los malos momentos.

Un buen jefe, además, es alguien firme en sus decisiones, si pide algo espera que se lo den, actúa dando ejemplo, pero también toma las decisiones necesarias contra las personas que no trabajan como se espera. Es un modo más de dar ejemplo.

3. Tratan a todo el mundo con respeto

Tener que mandar no significa tener que gritar, ni tampoco faltar el respeto o olvidarse de otros formalismos sociales o la educación. Un buen jefe sabe dar las gracias y pide las cosas por favor. Saben tratar a los miembros de su equipo con el debido respeto. Un buen jefe no es arrogante. Reconoce la labor de los demás en la consecución de los logros del equipo.

El respeto es algo básico en las personas. Si queremos que los demás nos traten con respeto es casi imprescindible que les tratemos a ellos con respeto primero. Claro está que siempre te puedes encontrar a alguien, sobretodo siendo jefe, que te siga tratando con respeto a pesar de no hacer tú lo mismo. Pero aunque nos hablen sin faltarnos el respeto en realidad esa persona no siente eso hacia nosotros.

© Brand Management Conference – Lugano

Un jefe es alguien que tiene que ser capaz de obtener lo mejor de cada persona con la que trabaje y que a menudo tiene que pedir favores. Los trabajadores no siempre se ven compensados por su esfuerzo y las horas dedicadas por lo que es básico que se les trate con respeto si esperamos que se sientan identificados con la empresa, cuando lo hagan podremos pedirles favores.

4. No generan conflictos pero saben resolverlos

Un buen jefe no genera conflictos entre sus empleados. A él la máxima de divide y vencerás no le parece correcta. Solo trabajando en equipo se logran las cosas. Además sabe cómo resolver los conflictos que puedan surgir entre sus empleados.

Los buenos jefes conocen a fondo la inteligencia emocional, la usan para evitar los conflictos, saben cómo tratar a cada uno, pero también la usan para solucionar los conflictos con los que se encuentran y que no han sido promovidos por ellos.

5. Dan oportunidades y saben delegar

Los buenos jefes son capaces de facilitar el desarrollo profesional de las personas que tienen a su cargo. Son capaces de dar oportunidades y, cómo no, saben delegar. La persona responsable de un equipo a menudo tiene que pasar más tiempo supervisando o analizando resultados y buscando nuevas fórmulas para conseguir objetivos. Su trabajo suele ser diferente al del resto del equipo y por ello es bueno que sepan delegar y compartir parte de responsabilidad con otras personas.

Un buen jefe, ya lo veremos en otro punto, sabe escuchar y por ello tiene información sobre las ideas de sus trabajadores y sobretodo sobre sus capacidades. Dejan que cada uno, dentro de la medida de lo posible, haga las cosas a su manera y no teme innovar.

Un buen jefe, por tanto, sabrá dar oportunidades a personas que las esperan y las necesitan librando de carga extra de trabajo a otras personas. Además como sabe gestionar a cada uno y antes ha dado y sigue dando oportunidades al resto, que promueva a nuevas personas no será un problema para los demás.

Dejamos el decálogo a medias, continuaremos mañana con el resto de consejos o condiciones que para mi tiene que tener un buen jefe.

Si quieres aprender a liderar y poder aspirar algún día a ser el mejor de todos los jefes que has conocido, COMPRA AHORA nuestro vídeo curso Cómo liderar, liderazgo carismático, con el que aprenderás a ser carismático y a distinguirte entre los demás como un buen líder.

Una respuesta a «Decálogo del buen jefe (1)»

  1. Excelente artículo los felicito se los reenviare a
    Algunos amigos.
    Para que tengan una mejor idea de lo que significa ser jefe.
    Saludos y felicitaciones a los creadores de este espacio
    Luis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.