Verdadera Seduccion | 23 de diciembre de 2013 | enamorar a una mujer,seduccion |

Cuándo tirar la toalla en seducción

© Yooakim

Intentar seducir a alguien es un proceso largo que suele resultar excitante e ilusionador. Si la otra persona entra en el juego es fácil encontrar el estímulo para continuar, pero si la otra persona no te corresponde llega un momento en el que la decepción, la ansiedad y el fracaso te llenan por completo y ya no eres capa de planificar tu estrategia ni de actuar con templanza.

La seducción es un juego en el que tienen que participar dos personas. Una estará obviamente más implicada que la otra, pero para que el juego funcione tarde o temprano la segunda persona va a tener que implicarse.

Ganarás el juego si le seduces, está claro. Seducir implica hablar, mirar, tocar… Si no sabes por donde empezar te recomiendo si eres una chica nuestro curso Cómo conseguir pareja, y si eres un chico Cómo enamorar a la mujer que te gusta.

Pero ¿qué pasa cuando la otra persona simplemente no entra en el juego? Cuando no parece darse cuenta de lo que estamos haciendo. No te da pie a continuar o por el contrario te corta y te deja claro que no le interesa. Cuando eso ocurre es cuando entramos en esa sensación de fracaso.

A menudo la otra persona decide no entrar y da muestras evidentes de ello, pero no somos capaces de verlo. Y tenemos que ser conscientes de que no siempre vamos a conseguir seducir a la persona que nos gusta. A no ser que seas un experto seductor de aquellos a quienes no se les resiste nadie, tienes que saber cuándo tirar la toalla.

Eso ocurre cuando llevas demasiado tiempo tratando de seducir a una persona que no da muestras de interés. No siempre tienen que darnos negativas para ser conscientes de que a la otra persona no le interesamos. Hay gente para la que es muy violento tener que pararle los pies a alguien.

Si la persona a la que quieres seducir no es asertiva o ha decidido que contigo no quiere ser tan claro vas a ser tú quien elija el momento de tirar la toalla y abandonar la seducción.

Si tenemos la sensación de que la otra persona no nos deja claro si quiere algo o no con nosotros puede ser debido a varios motivos.

En primer lugar que seamos tan sutiles intentando seducirla que no se haya dado cuenta, con lo que puede estar actuando con toda normalidad sin ser en absoluto consciente de que tenemos puesta una esperanza en que nos haga caso y poder iniciar otro tipo de relación con esa persona.

En segundo lugar puede ser debido, como decíamos a que la otra persona no quiera herirnos o no sea capaz de actuar para pararle los pies a alguien que la seduce, o que le guste que la seduzcan pero que no quiera nada contigo. En este último caso es probable que esta persona te haya dado muestras de interés en alguna ocasión, para que el tuyo no decaiga, pero lo suficiente como para no perder un admirador o una admiradora sin mojarse más.

En tercer lugar puede que sí lo haya hecho y tú no lo hayas visto. No es necesario decirle a alguien a la cara: “no me interesas” para que la otra persona se de por aludida. Además, si el proceso de seducción es sutil puede que un “no me interesas” no quepa en ningún lugar. Tú tampoco se lo has dicho a esa persona.

Bien, vamos a analizar qué es lo que hacen la mayoría de personas cuando tratan de seducir a alguien:

Le miran, tratan de hablar con esa persona y en la conversación se buscan temas que puedan dar juego, se hacen gestos de expresión corporal (a menudo de forma totalmente instintiva) y se va buscando la manera de llegar a tener una intimidad con la otra persona que nos pueda permitir vernos a solas y que al final nos lleve a que nos besen o poder dar un beso.

Este, obviamente, es un resumen muy a grosso modo de lo que pasa cuando conoces a alguien que te gusta. Para muchos pueden pasar días, semanas, meses hasta conseguir hablar con la otra persona. Algunos lo consiguen en pocas horas.

El caso es que siempre se trata de llegar a un punto de intimidad que permita a las dos personas que se atraen dejar que la pasión surja entre ellos. Al final la pasión es la forma de demostrar este tipo de sentimientos.

© Kalexanderson

Así pues puede que lleves meses hablando con una chica y que no hayas visto la manera de pedirle el teléfono o que lo hayas intentado en varias ocasiones pero que ella no haya entrado en el juego.

Si le pediste el número directamente y no quiso dártelo, ella (o él) fue una persona clara, pero no has querido ver su negativa.

Si, por el contrario, no se lo has pedido directamente pero te has cansado de buscar situaciones en las que la conversación podría llevar a que te lo diera y tampoco ha surgido es que te esquiva. Deberías saber ver que no te está haciendo caso. Si por ejemplo le has dicho cosas como: qué mensaje tan bueno me han mandado… quieres que te lo mande? y te dice que no de alguna forma divertida, se te ha sacado de encima. Si te hubiera dicho que sí, te tendría que haber dado su número.

En este caso eres tú el que no está viendo que aunque no diga que no claramente, con su actitud está rechazando su seducción. Que esa persona sea agradable contigo cuando habláis no implica que tenga interés en ser seducida. Tus intenciones seguramente han quedado claras.

Cuando revisas todas las conversaciones y ves que han habido varios casos como el del móvil, varias ocasiones en las que ha rechazado acompañarte o que la acompañes, o interecambiar números de teléfono, si has intentado tomar un café a solas y nunca has podido meter eso en la conversación es que la persona a la que quieres seducir hábilmente te esquiva. Es ahora cuando tirar la toalla.

Otro tema es que no seas capaz de seducir, que lo intentes pero que tu forma de seducir sea confundida con amistad o incluso desinterés. Hay gente que seduce de forma tan sutil que es la otra persona la que cree que no tiene interés en ella. En ese caso, si sientes que no tienes armas suficientes para seducir te recomiendo si eres una chica nuestro curso Cómo conseguir pareja, y si eres un chico Cómo enamorar a la mujer que te gusta, una vez hayas realizado los cursos podrás intentar por última vez seducir a esta persona, de la que te aconsejo que te apartes un tiempo mientras estudias cómo seducirla.




Comenta





Hay 6 comentarios
  • Oliva dice:

    Es dificil, muy dificil tirar la toalla. A veces duele mucho. Domenec hermano muchas gracias por tus consejos y por publicar este excelente blogg desde hace dos años lo leo habitualmente, hace como un año recuerdo que intercambiamos algunos mails porque tu querías venir a Cuba, es una lastima que finalmente no pudieras hacerlo porque desde ese momento pude ver que eras una buena persona muy natural y cálido al trato. Sigo sin poder adquirir tus productos, pero en cuanto los bancos de acá lo permitan o yo viaje a otro país voy “invertir” en ellos, y digo invertir porque de eso se trata. Lo que tu enseñas puede es muy beneficioso a corto y largo plazo. Un abrazo hermano, Feliz Navidad y Año 2014.

  • Luis dice:

    Es interesante este artículo ya que se habla de la anti-seducción se podría decir, que hacen las personas para evitar que la seduzcan, pero como dice Mijael no es contradictorio eso?

  • Luis dice:

    He leído nuevamente el artículo pero no se si esto de como evadir la seducción es otro tema (importante por cierto) o si simplemente se habla de la seducción no aplicada de la forma correcta.

  • felix dice:

    Estuve leyendo el material.y creo que es muy interesante. Por el hecho de que da una punta de esperanza a aquellas personas que quieren dejar todo para el sosten en una relacion de pareja que ha llegado a un punto en el cual pareciera que el final es inevitable. Mas alla de que mucho depende de cada uno. El hhecho de contar con herramientas da un cierto alivio. Gracias. Saludos.

  • silas4025 dice:

    Soy una persona sinpatica y cariñosa, estoy buscando un hombre que me ame

    • Santi dice:

      Todos buscamos alguien simpática y cariñosa, como puede ser imposible q alguien así no sea amada?



Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)