Cómo llegar al perdón

© swanksalot

Llevamos ya varias semanas hablando de cómo te cambia la vida perdonar, de lo importante que es saber perdonar para poder pasar página, así que hoy nos vamos a centrar en cómo llegar al perdón. Es algo que muchos intentan pero que no consiguen ya que no son capaces de gestionar correctamente sus emociones.

Cada paso que tienes que hacer para llegar al perdón implica la gestión de una serie de emociones que si no reconoces y no estás preparado para asumir no vas a poder sentir de forma normal y por tanto no vas a poder llegar a la fase de perdón. Las emociones hay que sentirlas y para liberarlas, es básico para poder vivir la siguiente emoción que nos espera, hay que saber dejarlas marchar. Los problemas que nos generan traumas o conflictos que nos cuestan de perdonar son aquellos que se quedan en forma de emoción tóxica, encerrados dentro de nosotros. No podremos dar paso a nuevas emociones si primero no dejamos salir las que nos afectan de manera negativa.

Las emociones no son negativas, simplemente las vivimos como algo negativo ya que no nos gusta lo que nos hacen sentir. Por ello es básico que nos concentremos en saber reconocer y gestionar cada una de las emociones que podemos llegar a sentir, no solo se trata de ponerles nombre sino de aprender a aceptarlas y de aprender lo que nos enseña cada una de ellas. Para controlar a fondo las emociones te recomiendo nuestro libro  Cómo convertirse en un maestro de las emociones, con el que no solo aprenderás a gestionar tus propias emociones sino que también serás capaz de entender las de los demás y por ende sabrás cómo provocarlas.

Cuál es el camino para perdonar

Mirar al futuro.

Perdonar implica mirar al futuro. Dar el pasado como una etapa cerrada a la que ya no podemos regresar. Se trata de vivir el momento, el único lugar de la vida donde podemos estar es el ahora, no sirve de nada recordar el pasado ni preocuparse por el futuro si no somos capaces de disfrutar del presente. Para perdonar hay que ser capaz de mirar al futuro.

Dejar de autocompadecerse

Solo si aprendes algo de lo ocurrido podrás perdonar, deja de sentirte culpable o de sentirte como una víctima. Cualquier cosa que haya pasado puede ser asumida, estas cosas pasan. Por desagradables y dolorosas que sean. La única forma de mirar al futuro con libertad es dejar de compadecerse y de castigarse.

Dejar de buscar venganza

La venganza solo es una forma de alimentar la rabia, de quedarnos en las emociones que nos duelen y de buscar la manera de hacernos sentir mejor mediante el sufrimiento de los demás. No entraremos en la filosofía de la justicia. Da igual lo que otros merezcan, no puedes ser tú el verdugo o el causante de la desgracia ajena, y no es por los demás que te lo digo, es por ti mismo. La venganza no es el camino. Rara vez te hace sentir mejor. Si lograras sentirte mejor, de todos modos tendrías que ser capaz de tirar hacia adelante y de mirar el futuro. No lo vas a hacer nunca si sigues buscando culpables y no eres capaz de abandonar esa rabia. El problema de la venganza es que te ciega, te hace concentrarte en algo que promete que te hará sentir mejor y cuando por fin lo consigues descubres que no existe alivio para lo que has sufrido, ya que ya lo has sufrido.

La venganza no va a cambiar lo que ha pasado por lo tanto lo mejor es olvidarse de la rabia y dar paso a otras emociones. No concentres tus esfuerzos en hacer daño sino en ser capaz de buscar la fuerza y la motivación para seguir adelante a partir de algo positivo.

© Ross Griff

Aceptar lo que ha pasado y lo que sentimos

Dejar de luchar contra las emociones que no nos gustan, aceptar que lo que nos ha pasado nos ha afectado, nos ha dolido y probablemente ha cambiado nuestra manera de enfrentarnos a la vida. Perdonar  trata de aceptar que nos han hecho daño pero también de aceptar que hay cosas que se escapan de nuestro alcance y que no podemos controlar. No tenemos que sentirnos culpables o pensar cómo podrían ser las cosas de haber ido de diferente manera. Lo primero que hay que hacer es aceptar. Este puede ser un proceso lento, pero que nos llevará a alejar la rabia de nosotros.

Tómate tu tiempo

A veces necesitamos más tiempo del que creemos, no seas exigente contigo mismo. Trata de no alimentar la emoción con rabia, ni aumentar tu tristeza dándole vueltas siempre al mismo tema, pero una vez hayas aceptado lo que ha pasado necesitarás tu tiempo para estar preparado para mirar al futuro. Estar en paz con el pasado es básico para dar un paso hacia el futuro, así que tómate tu tiempo y cierra bien las heridas antes de enfrentarte a nuevas cosas. No te presiones ni te exijas demasiado pero no te permitas escollarte.

Aprender a diferenciar tu dolor de la persona que lo causa

Es difícil, pero para mirar hacia adelante, para poder pasar página es básico que aceptes tu dolor, que lo sepas gestionar. Acepta tu dolor, acepta la situación que tienes después del problema que ha causado tu dolor y trata de no pensar en la persona que lo ha causado. La venganza no es el camino, espero haberlo dejado ya claro a estas alturas. Todos tenemos derecho a equivocarnos. Si alguien ha trazado lineas demasiado graves como para justificar su error, tú no puedes convertirte en tu juez y mucho menos en el verdugo. Trata, pues, de separar el dolor de la persona que lo causa. Este es el primer paso que tendrás que hacer para conseguir mirar hacia adelante y cerrar la herida.

Las emociones son algo difícil de gestionar para muchos, y tú puedes aprender cómo entenderlas y cómo aceptarlas gracias a nuestro libro Cómo convertirte en un maestro de las emociones en el que aprenderás a reconocerlas, aceptarlas y gestionarlas… pero además también aprenderás sus mecanismos por lo que podrás colaborar en la gestión de las emociones de los demás ayudándoles o sabiendo cómo provocar determinadas emociones.

4 opiniones en “Cómo llegar al perdón”

  1. Pues…en la vida se atraviesan situaciones difíciles, creo que mucho ayuda al gente a saber u orientarse de como perdonar cualquier tipo de afrenta…

    leo cotidianamente sus artículos, especialmente aquellos que hablan sobre el crecimiento espiritual, desarrollo del ser, como aniquilar los egos.. que mucho nos ayudan a llevar un tipo de vida integral sana

  2. Realmente, estos conceptos son valiosos y nos ponen a pensar. Como ustedes lo dicen perdonar no es fácil, pero debemos mirar hacia el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.