Causas de la baja autoestima: el del armario

© BrittneyBush

Seguimos con la serie de artículos centrados en la autoestima, en este caso vamos a ver el correspondiente al que yo llamo “el del armario”. Es una frase habitual, no pretende ser ofensiva en absoluto, y se usa para describir a alguien que vive escondiendo su verdadera forma de ser. Lo más habitual es que haga referencia a personas que son homosexuales y que no se han atrevido a reconocerlo en público, a eso se le llama “salir del armario”. Así que hoy este post va dedicado a todos aquellos que se han escondido en algún armario, imaginario, a lo largo de su vida.

No necesariamente tiene que ser una persona homosexual, puede darse el caso perfectamente en personas que no son homosexuales pero que han vivido haciendo lo que los demás querían sin decir qué es lo que querían hacer ellos y además sintiendo que eso estaba mal. Se han reprimido siempre su forma real de ser y sus deseos verdaderos y han vivido pensando que lo que ellos querían no era bueno, ni sano ni recomendable. Han vivido toda la vida creyendo que lo que ellos eran era algo que estaba mal.

Si te ves reflejado en estas palabras, si todavía no has salido de tu armario es necesario que pongas solución a tu problema inmediatamente. No saliendo del armario, todavía no. En primer lugar lo que tienes que hacer es recuperar tu autoestima o empezar a construirla. Si no te quieres y te respetas a ti mismo no vas a poder salir de ese armario con orgullo y vas a sentir que lo que le cuentas al mundo es algo malo. Para dar este paso es vital que construyas tu autoestima. Te podemos ayudar en nuestro audio curso Cómo aumentar la autoestima, con el que podrás aprender a quererte gracias a ejercicios que podrás hacer en casa al ritmo que necesites, sin presiones.

Una cosa así te la tienes que tomar con calma. No puedes esperar cambios de la noche a la mañana. Lee nuestros artículos sobre autoestima si necesitas tener claro que tu problema es este. Aunque pienses que te quieres y que te respetas si no has salido del armario, tienes que empezar a aceptar que hay algo en ti que no está bien, posiblemente que aunque te aceptes tal como eres creas que los demás no te aceptarán. El problema es que si los demás no te aceptan crees que no podrás vivir feliz y lo que tienes que conseguir es vivir feliz independientemente de lo que piensen de ti los demás.

Tu opinión es la más importante de todas. Da igual que los demás no te acepten, es mucho más importante vivir de forma consecuente y hacer lo que uno siente a vivir con la aceptación de los demás una vida que no es la que quieres. Solo tienes una vida. A qué esperas, no puedes poner fecha de futuro a algo que va a acompañarte siempre. No puedes esperar a que se den las circunstancias adecuadas, tienes que ser tú el que las propicie.

Solo si nos aceptamos a nosotros mismos conseguiremos que los demás nos acepten. Tú no confiarías en alguien que te vende algo en lo que no cree. No comprarías, seguro. Pues esto es lo mismo. Si tienes miedo de lo que te van a decir, si estás seguro que no te van a aceptar y la solución que has encontrado es encerrar tus sentimientos, lo que habrás conseguido al cabo de todos estos años es un sentimiento de estar equivocado. De haber nacido en la familia equivocada, en el cuerpo equivocado, en la época equivocada… No puedes permitir que todo en tu vida sea un error. Tú no eres un error.

© MAZZALIARMADI.IT

Este es un pensamiento muy habitual en personas que tienen la autoestima baja por culpa de reprimir sus sentimientos. Intentan convencerse de que pueden hacer aquello que los demás esperan y normalmente, aunque se esfuercen mucho, sienten que no lo hacen del todo bien, que nunca lo harán bien del todo, porque en realidad no es lo que quieren hacer. Siempre tendrán ese sentimiento de culpa de ser un impostor, alguien que trata de engañarse a sí mismo creyendo que puede hacer algo para lo que no está destinado.

Vivir escondido en un armario, da igual si es por culpa de sexualidad o por culpa de tus ideas políticas, religiosas, de modo de vida… No puedes casarte con un hombre que le parece bien a tu familia si tú querías viajar por el mundo con una mochila y haciendo autoestop. No serás feliz. Siempre llevarás una mochila, la de la carga extra que soportas por llevar una vida que puede estar muy bien pero que no decidiste vivirla. Tal vez hubiera sido suficiente con un año viajando por el mundo para volver y casarte con el mismo hombre, pero siempre te faltará eso que quisiste hacer y no pudiste por miedo a no ser aceptada.

Este artículo trata de esto, de todos aquellos que han sentido que lo que querían hacer en su vida eran tonterías y han oído eso de “déjate de tonterías y céntrate en lo que tienes que estar”. Si has aprendido a callar y a hacer lo que toca porque es lo que está bien posiblemente tienes dentro de ti una dualidad de sentimientos. Hay algo que te dice que tienes sentimientos que no están bien y que por tanto tú no estás bien.

Todo esto son problemas de autoestima que se pueden solucionar si trabajas adecuadamente, tienes que reprogramar tu cerebro para aceptar que lo que sientes es igual de válido que lo que sienten otros y para entender que mereces ser el protagonista de tu vida sin sentirte culpable. Te recomiendo que leas más artículos en este blog sobre este tema y que compres hoy mismo nuestro audio curso Cómo aumentar la autoestima. En los distintos audios podrás ir entendiendo cómo funciona la autoestima y cómo reconstruirla. Te daremos herramientas para poder usar en el futuro cuando andes de nuevo con la moral un poco baja. Esto, es algo que debes cuidar para toda la vida. Si tu autoestima está bien, el resto funcionará mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.