Sociabilidad formal o informal

© thisreidwrites

Qué titulo más raro, pensaréis hoy. Pero ya veréis que tiene su sentido. Muchos tenemos problemas de sociabilidad. Algunos manifiestan una timidez o una incapacidad para conocer a gente nueva, otros por enfrentarse a hablar en público, otros tienen problemas con la gente en general y no son demasiado sociables, algunos se sienten cómodos en ambientes muy informales pero nada cómodos en ambientes formales…

Así que hoy quiero hablar de la diferencia de comportamiento que debemos tener en situaciones formales y en situaciones informales y por qué a unos les cuesta enfrentarse a un tipo de situación y al otro no.

Si eres de los que no tiene ningún problema cuando está con si círculo habitual o cuando tiene que conocer gente nueva: amigos de sus amigos, por ejemplo o acudir a una boda o algo parecido pero no sabes cómo enfocar la relación con tus compañeros de trabajo tienes un problema de sociabilidad.

Esto tiene que ver con la autoestima, con la seguridad que tenemos en nosotros mismos y en nuestras capacidades y con el aprendizaje que hayamos hecho sobre el tema. Si tienes algún tipo de carencia a nivel de relaciones te recomiendo encarecidamente nuestro curso Cómo superar la timidez y ser sociable en el que aprenderás todo lo necesario para relacionarte con los demás de forma exitosa independientemente del tipo de situación que sea.

Que tengas un éxito notable entre tus amigos y seas el rey de la fiesta no significa que no tengas problemas para comportarte adecuadamente en niveles más formales. Tal vez en entornos informales te sientes más seguro que en los propiamente considerados como formales y por eso tienes un cambio de actitud importante.

Lo habitual es que todos cambiemos el comportamiento o la forma cómo nos perciben los demás en función de la situación en la que nos encontremos.

Con la familia, que nos conoce desde siempre, es más fácil tener un comportamiento relajado pero también es cierto que muchas veces sentimos que no demostramos nuestro propio yo en presencia de los padres, por ejemplo. Y no me refiero a no hablar de determinados temas delante de los padres que ya sabemos que por respeto y muchas otras razones hay cosas que no haríamos mi diríamos frente a ellos.

Me refiero a aquellos que se sienten cohibidos cuando están frente a sus padres o a uno de ellos, que sienten que no pueden actuar con libertad y que no son ellos mismos, lo son cuando están en compañía de sus amigos o incluso en el trabajo pero no con la familia.

Estas personas pueden haber tenido una educación muy estricta, tal vez sienten que no son lo que sus padres hubieran esperado y no quieren defraudarles, o asustarles. Como siempre, podremos encontrar por lo menos un par de tipos de persona que tienen esta situación.

Por un lado estarán los que son totalmente conscientes de ello y prefieren engañar o actuar delante de sus padres para no «darles el disgusto» o no tener problemas con ellos, ya se sabe que las madres pueden ser muy insistentes… de modo que optan por fingir, tenerles contentos y sentirse libres cuando salen por la puerta.

@ aftab.

Por otro lado tenemos a los que no son conscientes de su cambio de actitud. Ya sea con padres, hermanos, jefes, maridos… este tipo de personas viven temerosas de una reacción no deseada por parte de la persona ante quien varían su actitud. Se comportan como la otra persona espera que lo haga, sin ser en realidad conscientes de que no están siendo ellos mismos. Niegan la realidad y lo cierto es que si actúas así y no lo reconoces es que tienes miedo de algo.

Ocurre lo mismo en ambientes laborales. Puede que al encontrar tu primer trabajo entres en un mundo lleno de gente mucho mayor que tú, con muchos más conocimientos y que te dan la impresión de ser totalmente diferentes a ti, y te hacen sentir pequeño e inseguro.

Nada que ver con aquellas personas que ejercen una profesión bajo una apariencia de persona muy formal y luego cuando se ven con sus amigos son todo lo contrario. Todos podemos practicar estas facetas. De hecho es lo más normal. Actuamos en función de la situación.

Lo que no es normal es sentir que no somos nosotros mismos, que no sea una decisión propia. Sentir que habríamos dicho algo pero hemos callado y no entendemos los motivos o sentir que en otra circunstancia no permitiríamos que alguien nos tratara de determinada manera o nos hablara con poca educación.

Cuando parece que nos quedamos bloqueados, que no sabemos qué decir y nos pasa siempre que estamos en esta situación más formal es cuando tenemos que tratar de solucionar el problema.

Como el resto de problemas de sociabilidad la solución pasa por analizar la causa del problema y tratar de darle la vuelta. Puede que no te sientas seguro en un entorno formal por tu falta de aptitudes o por haber tenido problemas en el pasado. Puede que delante de otro tipo de personas sí te sientas suficientemente formado y preparado pero que cuando te encuentras con personas con un buen nivel de formación (en lo que sea) te apabulles y sientas que tú no sabes tanto.

Esto no tiene que ser necesariamente real. Hay personas muy bien preparadas que sienten que nunca saben suficiente, que necesitan seguir aprendiendo y formándose y aún y así siempre tienen algo que aprender. Esto más allá de lo bueno que pueda parecer y de lo sana que es la curiosidad puede poner de manifiesto un grave problema de inseguridad. No confiar en ti y en tus posibilidades cuanto tienes la formación que tienes es lo que te lleva a no saber comportarte en los ambientes formales.

Te sobran aptitudes pero te falta confianza en ti. Trabajar en la autoconfianza, la autoestima, ejercitarte correctamente para interactuar de forma exitosa en todas las situaciones será básico. Y creer en ti mismo será totalmente imprescindible. Si tú no crees en ti, ¿quién va a hacerlo?

Por todo esto, si no tienes problemas para relacionarte con los demás en el terreno informal pero los tienes en el formal o al revés, te recomiendo nuestro curso Cómo superar la timidez y ser sociable en el que aprenderás todo lo relacionado con la sociabilidad y podrás mejorar tus habilidades y ganar confianza en ti mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.