Si dice que está muy ocupado, no sigas, enséñale a rogar por ti

¿Te ve de vez en cuando porque dice que está muy ocupado? ¿Tiene mucho trabajo? ¿Siempre hay algo que le impide veros más?

Si ese hombre siempre te ve cuando él quiere o le va bien a él, en este artículo le enseñarás a rogar por ti, en vez de quedarte esperando sus llamadas o mensajes.

Quiero empezar contigo DIRECTO Y SINCERO: cuando un hombre está muy ocupado es porque NO ERES SU PRIORIDAD. Así de simple.

Si tiene cosas que hacer antes que tú, es porque esas cosas le importan más que tú.

Porque te diré un secreto: CUANDO LE GUSTAS A UN HOMBRE, DE VERDAD, NUNCA ESTARÁ OCUPADO PARA TI.

Pero cuando le falta interés, cuando no te valora o has dejado que te trate como quiere, es cuando está ocupado y siempre tiene cosas que hacer más importantes que tú.

Eso ocurre por una sencilla razón; SIEMPRE ESTÁS ESPERÁNDOLO. No importa el tiempo que pase y lo que haga, tú siempre estás ahí.

Esperando un mensaje, una llamada, alguna señal de que le importas, que te diga: “quiero verte”…

Cuando te llama o por fin te contacta o quiere verte, tú te lo imaginas dulce y tierno pidiendo tu atención, te lo imaginas tal cual te gusta esperando verte, y claro, no te puedes resistir y le dices que sí.

Pero la realidad , lo que a él le pasa por la mente es muy distinto. En su mente él piensa algo muy distinto, tiene otras prioridades y cuando le queda un hueco libre que no sabe cómo rellenar, entonces es cuando tú apareces en su mente: “No estaría mal ver un rato a fulanita y acostarnos juntos” o “Así hablamos un rato y me desahogo con mis problemas”.

No te está eligiendo porque le guste conversar contigo o tenga ganas de verte, te elije sólo cuando no tiene ninguna otra opción más interesante.

Lo que hacen aquí muchas mujeres es reclamar y exigir atención, y en cuanto haces esto has perdido, para siempre. Porque cuando dejas que un hombre te trate como si en su vida ocuparas el último lugar, y tú le reclamas más atención, en realidad le estás diciendo:

“NO ME IMPORTA QUE SEA LO ÚLTIMO PARA TI, QUE NO ME QUIERAS, QUE ME UTILICES Y QUE NO ME RESPETES, YO LO ÚNICO QUE QUIERO ES VERTE MÁS”.

Y esto querida amiga es mandarle el mensaje más equivocado. Mientras un hombre siga teniendo tal poder sobre ti, que invirtiendo lo mínimo lo obtiene todo de ti, no va a respetarte, valorarte y menos vas a ser su prioridad.

Para que te respete, debes mostrarle que tu tiempo es limitado, que no es fácil verte. Y me da igual cuánto te guste, si no te pones firme, esto jamás cambiará su actitud contigo.

Así que comienza a darle en su ego:  dale largas, ocupa tu agenda, al menos para que no estés pensando en él todo el día y le estés esperando. Si tienes que estar 1 mes dándole largas, dáselas.

Así de paso encuentras una vida que te guste lo suficiente como para no aceptar en tu vida a cabrones que no te valoran.

Y no va a cambiar de opinión porque una semana no le quieras ver, ese hombre tiene una actitud que tú le has fomentado permitiéndoselo todo, y al igual que se castiga a un niño malo retirándole el acceso a Internet durante meses, a un hombre ocupado hay que CORTARLE EL SUMINISTRO DESDE YA. 

Dale largas, no le reclames, ni le exijas nada. DALE LARGAS, que es básicamente lo que él te ha estado haciendo siempre. Excusa por aquí, excusa por allá, y tú a tragar, esperándole, ansiosa para que un día esté libre y te vea.

Dale su propia medicina y hazle esperar unas cuantas semanas, deja que escarmiente de verdad, que sienta que te ha perdido.

Y aquí intentará recuperar su poder, te hablará más, parecerá que quiere verte más, pero deja que sufra, deja que aprenda a valorarte a través de tu indiferencia.

Y cuando haya pasado el tiempo suficiente, cuando ya entienda lo que es “QUE ALGUIEN NO SEA TU PRIORIDAD”, queda con él y dile de frente todo lo que quieres y piensas, y que si no está a la altura es mejor que se vaya, que si quiere jugar que juegue a la videoconsola, pero tú te hartaste.

Sé una mujer, no seas una niña, exige lo que quieres cuando le veas, ese hombre no se lo tomará a broma, pues ya verá que te has alejado lo suficiente como para perderte para siempre.

Una frase del estilo: 

“Mira, llevamos tanto tiempo juntos y esto no va a ningún lado. Yo no voy a seguir esperando que desocupes tu agenda porque quien quiere tener tiempo siempre lo tiene. Si eres incapaz de encontrar más de 1 día a la semana para vernos, es que no hace falta que nos veamos más.

Yo estoy haciendo mi vida, mis cosas, evolucionando y ya no tenemos 15 años. Si vamos a seguir así, tú por tu lado y yo el mío, tan tranquilos los dos. Pero quiero que sepas que si quieres seguir conmigo y vuelves a hacer, aunque sea una sola vez el “estoy ocupado”, tú y yo no volveremos a hablar”.

Este es un golpe sobre la mesa, muy poderoso porque:

1- Con tu mes de ausencia le transmites que VAS EN SERIO, que haya sentido el temor a perderte y le haya dado tiempo a experimentar esa sensación para que deje de hacer el tonto contigo.

2- Que eres una mujer adulta y madura, que le estás dando una oportunidad, y como persona adulta SE LO DICES A LA CARA, lo que quieres y lo que no. Y como vacile un 1%, le darás la patada.

Y así debe ser, ocurra lo que ocurra, debes saber que si ese hombre no es para ti haciendo esto, no lo será ahora ni nunca. Las cosas se tienen o no se tienen, hay hombres que viven como niños, y hombres que no tienen la capacidad de amarte y valorarte por mucho que te empeñes.

Es mejor centrarte en ti, dar una oportunidad dejando las cosas claras, y ser madura y adulta. Aceptar tanto su decisión como la tuya, si no te quiere NO DEBES ESTAR AHÍ ROGÁNDOLE.

Aprende a amarte y no estés con un hombre que prefiere jugar hasta a las canicas antes que a verte.

Si quieres saber más sobre el tema, aprender a hacerte valorar y actuar como adulta con los hombres, te recomiendo mi audio curso: Cómo recuperar a tu ex. Para una atención personalizada, te recomiendo utilizar mis servicios de coach personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.