Ser un campeon

Ser un campeon

¿La competencia saca lo mejor de cada uno de nosotros? ¿Como puedo ser un campeón?

‘‘Hagamos un Versus’’ fue mi propuesta para un amigo con quien solía sociabilizar mucho. La verdad es que era la primera vez que me ponía a competir con alguien sobre esto y yo quería ser un campeón.

Siempre lo hacía acompañado, con ayuda y de una manera pasiva pero, de un momento a otro, se me vino a la mente el hecho de unir mis habilidades para ser un campeón.

Era algo emocionante para mí. Competir con alguien a quien consideraba bueno. De hecho, me sentía nervioso (o excitado, aún no sé cómo explicarlo detalladamente). La cuestión es que todo el día anterior al versus estuve pensando en ganar y ser un campeón. No tenía nada que perder, muchos amigos ya habían apostado por mí.

Tenía que ganar sí o sí.

Y, en medio de todo ese caos emocional, comencé a cuestionarme sobre el ser un campeón.  ¿Será que la competencia nos vuelve mejor en algo? ¿Será la competencia un buen factor para lograr el éxito en nuestra vida?

Me tomé muy en serio estas preguntas y también empecé a recordar un documental sobre la psicología humana en donde explicaba que ‘‘en los países donde hay menos competencia de status y dinero hay mucha más creatividad’’. Decía que la competencia no era un factor que determinaba la superación de las personas, más bien las denigraba.

‘‘Los que no ganan se sienten menos y por esa razón hay corrupción, delincuencia, maltratos y un gran número de cosas negativas que diariamente vive nuestro mundo’’.

Pero, curiosamente, la competencia nos ha hecho los seres humanos que somos actualmente. Si no fuese porque hay personas que quieren ser un campeón no habríamos evolucionado, tampoco tendríamos inteligencia.

La verdad es que esto me parecía un poco confuso pero sabía que era mejor experimentar en carne propia lo que era ser un campeón o al menos, intentarlo.

Volviendo a la escena de mi amigo competidor, muchos más querían ver nuestra batalla para felicitar al ganador. Varios apostaron por mí, incluso me amenazaron (a modo de broma, claro) si es que perdía. Esto no hizo más que impulsarme a demostrar mis mejores armas.

El chico que aceptó el reto ese día estaba tranquilo, no se le veía tan emocionado como yo. Y eso me hacía dudar mucho más. Pero llegó un momento en que me despreocupé de todo, empecé a vivir el momento más allá de perder o ser un campeón.

‘‘Que quede bien en claro que esta competencia es para que ambos den lo mejor de sí mismos’’ dijo uno de los jurados calificadores. Acordamos las reglas, los retos y empezamos…

3, 2, 1… ¡Ya!

¿Para qué les voy a contar el pormenor de los detalles? Gané: 3 – 0

Vaya que eso sí me impresionó. El chico con el que me había enfrentado no era un cualquiera. Muchas veces fue alguien quien me ayudó a salir de mi zona de confort, me demostró que conocer gente era fácil. Sin embargo, el aprendiz superó a su maestro.

Y, no es que me considere muy bueno sociabilizando, porque hay muchos más que son mejores que yo, pero ese día no sé lo que sucedió exactamente: en vez de ir preparado fui como si lo dejara al destino e inconscientemente mi mente se puso en modalidad: ser un campeón.

Y fue así como en cada uno de los tres retos usé mi creatividad, di lo mejor de mí mismo y empecé a vivir el momento mucho mejor de lo que pensé. Disfruté cada momento porque sabía que era parte de mi progreso personal. Para ser un campeón tienes que disfrutar compitiendo.

Al final mi competidor quedó algo triste. Se le notaba en su cara, pero le dije: ‘‘Ey, tío, esta experiencia te servirá como impulso para seguir mejorando.’’

‘‘No, no me puedo quedar así. ¡Habrá revancha!’’ dijo animándose un poco. Y yo: ‘‘Por supuesto, será emocionante’’

Ser un campeón: Mis conclusiones

Me gusta mencionar y aconsejar el hecho de vivir los momentos de la vida al máximo. Ten en cuenta que de nada vale lo que estás leyendo si sólo estás encerrado en tu cuarto todos los días. De nada sirve que Domenec, yo y todos los escritores de esta revista nos esforcemos por aprender cosas nuevas y las plasmemos en nuestros artículos y productos de nuestra tienda online si no lo pones en práctica.

Lo que he aprendido fue gracias a que salí a aprender de la vida real y mi conclusión es que la competencia nos vuelve mejores porque nos obliga a usar armas que tenemos dentro y que hasta ese momento no nos habíamos dado cuenta que teníamos. Independientemente de ser un campeón o el que pierde, la competitividad hace que nos exijamos más.

¿Pero qué hay de las personas que pierden? Todo eso tiene un origen: En este mundo se explota el pensamiento negativo para generar más marketing, porque si eres una persona infeliz es muy fácil que compres un coche para tener algo de felicidad que no te puedes dar por cuenta propia.

Por ello es bueno que tengas pensamientos positivos y que contagies ese mismo entusiasmo mediante todo lo que digas a las demás personas. Ten por seguro que ser competente es muy bueno para que progreses en la vida independientemente de si consigues o no ser un campeón.

Cuando sabes que tienes que dar lo mejor de ti mismo hay un mecanismo en tu cerebro que se activa cuando estás en una situación así y es el instinto de supervivencia.

Muchas veces te vas a sentir nervioso ante un reto pero eso no es más que un síntoma de que se está activando esa zona del cerebro que tuvieron nuestros ancestros al momento de huir de un depredador cuando tenían que salvar sus vidas. Y eran capaces de correr, inclusive, hasta el doble rápido de lo que normalmente solían hacerlo.

Ese mismo instinto de supervivencia aún sigue dentro y, aunque no lo creas, tu mente y tu cuerpo están preparadoras para demostrarte que tú también puedes ser un campeón. Tienes que enfrentarte a una situación competitiva para darte cuenta de ello.

Aprende a ser un campeón y conseguir todas tus metas y objetivos, COMPRA AHORA nuestro libro-ebook descargable best seller: Lucha por tus sueños

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union / Contrareembolso o Metálico (Solo España estos dos últimos)

2 respuestas a «Ser un campeon»

  1. !!sabes!!! me has emocionado tanto!!!rolandox!!mi bro…que me ha dado ganas de conocerte en persona !!y retarte!!!!!!!!!!!!a un gran sargeo!!!!!!!!!!!!!!! sabes lo emocionante!!!!!que seria……con leo!!!y con los demas!!!!!!!!!seria !!genial!!!!!!!!!!

  2. Jajaja, sí pz, sería emocionante porque verdaderamente lo es!!!

    Ahora solamente voy a mejorar más con otros amigos que tengo y que son mejores y empezaremos a hacer un Mini-Torneo :D

    Será genial!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.