¿Qué buscan las mujeres?

Photocredit: anyjazz65

Si te has preguntado alguna vez qué buscan las mujeres te diré que es algo bastante sencillo, y a la vez muy complicado. Obviamente no podemos generalizar, pero si tratamos de hacerlo, de simplificar mucho podríamos llegar a la conclusión que, de entrada, hay dos tipos de mujeres. Luego los veremos.

Los hombres somos animales, seres sociales que llevamos una carga genética impresa en todas nuestras células. Y como tales, respondemos a una serie de estímulos y necesidades primarias. A menudo, dada la educación que tenemos y la sociedad en la que vivimos nos cuestan de aceptar, pero por norma general la especie tira y podríamos decir que las mujeres estamos programadas genéticamente para unas cosas y los hombres para otras.

Espero no desatar ninguna furia feminista, con esto que digo. A muchas seguro que no les gusta leer que hombres y mujeres tienen finalidades distintas en esta vida, se lucha por la igualdad desde hace tanto tiempo que a veces perdemos la perspectiva.

Pero tener pareja implica conocer a las mujeres si eres hombre y a los hombres si eres mujer, en el caso de las parejas heterosexuales. Encontrar pareja puede ser más sencillo de lo que crees si sabes cómo buscarla. Una vez has elegido a la mujer que te gusta enamorarla será fácil si sigues los pasos de nuestro vídeo: Cómo enamorar a la mujer que te gusta.

¿Qué buscan las mujeres?

Decíamos que generalizando mucho podríamos encontrar dos grandes tipos de mujeres. Dentro de cada tipo habrá distintos matices pero la manera de entrada para tratar a unas y a otras será bastante diferente. Debes identificar qué tipo de mujer es la que te gusta.

Vamos a ver cuál ha sido el papel de la mujer tradicionalmente: Antiguamente, empezando por el principio de todo, cuando el hombre vivía de forma nómada, recolectando lo que encontraba a su paso, cazando lo que podía, las mujeres iban con sus hijos a cuestas, no tenían cochecitos así que probablemente los llevarían en fulares hechos de piel de algún animal, o directamente en brazos. El hombre protegía la expedición y salía  a cazar siempre que era posible. La mujer esperaba del hombre protección, seguridad y que colaborara en la obtención de alimentos. La mujer siempre ha tenido la responsabilidad de proteger y alimentar a los hijos y de proveer alimento para la familia. Puede que aquel momento fuera el de mayor igualdad entre hombres y mujeres. Aunque claro, si contamos con que no había ningún tipo de método anticonceptivo, las mujeres debían estar criando siempre. Cuando dejaban el bebé de la teta se quedaban embarazadas de otro. La labor de la mujer era traer hijos al mundo y la de los hombres proteger al clan en general.

Photocredit: kahunapulej

Luego llegaron a las cavernas, de allí a los poblados y a las ciudades… es ahora que las mujeres exigen tener una independencia económica. La igualdad social es totalmente necesaria y en el mundo laboral todavía hay demasiadas diferencias entre unos y otras pero una cosa es lo que necesitamos hacer para vivir en la sociedad que nos ha tocado y otra lo que dicen nuestras células en su memória genética, la que nos marca como especie.

Pues sí, creo que en el fondo todas las mujeres buscan en el fondo de todas ellas, a alguien que las proteja y les asegure el sustento. A cambio ellas cuidarán del clan y proveerán a la familia de una parte de seguridad, el sustento emocional y alimentario. Las mujeres siempre han trabajado y siempre han sido el esqueleto de la familia. Pero como en las épocas más primitivas era peligroso vivir y los bebés son seres muy delicados la protección de la madre se centraba en sus hijos, para que ella pudiera hacer eso el hombre debía asegurar otro tipo de protección. Y lo mismo sigue pasando hoy en día. Pero la sociedad en la que vivimos y la educación, junto con la libertad nos lleva a poder escoger el camino que queremos seguir.

Hay mujeres, o hombres, que no quieren formar una familia, hay personas que prefieren vivir libres o en pareja para siempre pero no tener descendencia. Incluso esas mujeres se pueden incluir dentro de esta división generalista que hemos creado, no hay uno que sea el bueno, simplemente somos así, cuando antes lo entendamos y lo respetemos, mejor funcionaremos:

– mujeres independientes: Son aquellas que a priori lo organizan todo para no tener que depender de un hombre. Eso no implica que no quieran tener hijos o pareja pero son mujeres cuya individualidad e independencia siempre está presente. Para ellas tener pareja es un estado de la vida, no una finalidad.

– mujeres dependientes: hay muchas mujeres para las que casarse, o vivir en pareja, y tener hijos, constituye el sueño de su vida. Obviamente tienen otros intereses pero les llena más imaginar cómo será su vida cuidando de sus hijos que ejerciendo una profesión. Con esto no quiero decir que este tipo de mujeres no aspire a trabajar. Pero para ellas eso es un peaje que hay que pagar para acceder a la familia, la pareja, los hijos.

Espero que entendáis la diferencia. Insisto en que no hay uno de los grupos que sea mejor que el otro. Y dentro de cada uno de ellos habrá varios grupos distintos, pero para lo que nos interesa a grosso modo tendremos estos dos tipos de mujeres.

¿Y qué buscan las mujeres? Pues básicamente todas lo mismo. Las que deciden vivir en pareja, claro, lo que buscan es la protección extra que ellas no siempre son capaces de procurarse. Hoy en día lo podríamos resumir en sustento emocional y sustento económico. La diferencia entre el primero de los grupos y el segundo es que estas últimas le dan más importancia a que el hombre destaque por su protección. Es decir, para ellas esa es la necesidad primaria. Por tanto buscarán a alguien que pueda ser un buen marido, un buen padre y que las acompañe en este proceso de la vida, asegurando el sustento. Dependerá de los matices de cada una si aspira a una protección total o no. Pero identificando el tipo de mujer que es sabrás si es lo que tú quieres en la vida y por tanto cómo actuar con ella.

En el caso del primer grupo de mujeres. En el fondo, podríamos decir, buscan lo mismo. El hombre debe ser protector pero también respetuoso con su individualidad, esperan protección y sustento, apoyo pero no solo económico sino a nivel vital, esperan a alguien que las apoye en todos sus proyectos, tengan o no que ver con la familia. Y cuando haya familia, esa persona deberá poder llegar a donde ella no llegue, y hoy en día eso se resume a trabajar y cuidar de los hijos, que en nuestra sociedad se torna bastante complicado.

Así que en el fondo, los hombres siempre buscan a alguien que les cure las heridas cuando vuelven de cazar y ellas a alguien que traiga a casa pieles calientes con las que tapar a sus hijos y llevarlos a cuestas. Solo hace falta identificar cuánta de esta memoria genética está presente en la superfície y cuánta queda latente. Cuanto más latente sea más libertad e individualidad querrá esa mujer. Identifícala y actúa en función de lo que ella necesita.

Si quieres saber cómo enamorar a la mujer que te gusta te recomiendo nuestro vídeo curso: cómo enamorar a la mujer que te gusta. Compralo ahora y aprenderas 101 técnicas distintas para enamorarlas.

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último))


.

3 respuestas a «¿Qué buscan las mujeres?»

  1. hola: creo que soy demaciado independiente, al punto de no querer casarme, además siento que el afán de los hombres de querer protejer es una traba para mi, de hecho creo que tengo muchos amigos hombres porque comparto mucho con ellos pero no estoy bajo su protección, de lo contrario se malograría todo, como dije en otro comentario me gusta el deporte de aventura, el riesgo, soy independiente y si alguien me quita eso no podría verlo como pareja, el hombre a quien mas he respetado como novio es el que me mostró sus devilidades, que quería una reivindicación sosial y que me llevó d una ciudad a otra a pie por la carretera caminando por ocho horas diarias durante ocho días, ¡eso si es aventura!lo que hizo que me alejara de él fue que me dijo un día que no le nacía abrazarme, entonces lo mandé a la porra, necesito un hombre que me mime mucho y si no hay no tengo ningúnn problema con estar sola, me siento totalmente completa y si algún día me caso será solo porque me he enamorado con locura, nada más porque concidero que hasta para criar niños el hombre muchas veces estorba porque hasta ahora no he encontrado alguien con tan buen criterio para criar hijos como el mío, entonces mejor ayuda el que no estorva ni se emborracha los fines de semana, ni quiere liderar la relación, ni me prohibe cosas, ni me sela, ni espera que le sirva la comida todos los días, etc.

  2. Hace años empezé a leer escritores que hablaban de sus técnicas para ligar. Ovidio, Kundera entre otros.
    El mundo del cortejo es muy superficial. Pero alegre al fin y al cabo. Porqué no acabas de conocer a la mujer en el fondo y eso es importante. Mantienes la magia.
    Si eres feo, bajito, tonto o gordo olvídate. Tus palabras no tienen eco. Sólo tu dinero será efectivo. O tu gran polla. Estás condenado al matrimonio.
    De lo contrario tienes un mundo de jevenes y maduras a tus pies. No te enamores ni de las bonitas ni de las ricas y serás superfeliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.