Los hermanos Caín y Abel

hermanosCuenta la historia que hubo una vez dos hermanos llamados Caín y Abel, del mismo  padre y madre que crecieron juntos pero que tenían diferencias de caracteres, creencias y hasta sus preferencias tenían diferentes objetivos.

La historia también cuenta que Abel tenía un corazón tierno, entregado y compasivo para con los demás, que nada le iba mal porque sus acciones eran de bien y así lo veían todos quienes le llegaban a conocer. A manera de contraparte estaba Caín, quien era celoso, interesado y resentido.

Llega un momento en esta historia donde Caín al ver que su hermano Abel tenía muchos privilegios por su buen accionar, quiso hacer lo mismo que su hermano Abel, es decir, fingir un corazón tierno, compasivo y entregado a los demás. Como su actuar era solo una apariencia, quien lo vio se dio cuenta de ello y no quiso recibir sus amabilidades ni ofrendas, pues no venía de un corazón sincero y tarde o temprano Caín reclamaría una recompensa por sus acciones, a diferencia de Abel que no lo habría hecho nunca pues su entrega era desinteresada.

La conclusión a esta historia ya todos la sabrán o recordarán, pues Caín mato a su hermano Abel por celos y envidia, ya que él nunca podría llegar a tener lo que Abel sin un cambio de actitud interna y externa.

Esta historia que todo mundo la recordará ha pasado de generación en generación para hacer una diferencia entre lo bueno y lo malo, entre la envidia y la compasión, entre el interés y la entrega de buena voluntad.

¿Cuánta gente hoy se puede identificar con cada uno de estos personajes?, muchos podremos ser el uno o el otro y hasta en ocasiones podemos llegar a ser ambos a la vez, pues por la sociedad y sus discriminaciones es fácil pasar de ser Caín a veces y luego ser Abel. Al ponernos las manos en el pecho y reconocer nuestro accionar diario, las conclusiones saldrán por si solas. Podemos ser Caín cuando le mentimos a nuestros jefes sobre el actuar de nuestro compañero o si alguien necesita un consejo para salvarse, le damos un empujón para que termine cayendo de una vez por todas. Su contraparte en cambio, se lo puede observar al ver que alguien ayuda a pasar la calle a una viejecita, o si un niño llora por un dulce y se lo damos así como también si alguien nos insulta o agrede, retenemos nuestros impulsos y solamente le damos la mano y hasta un abrazo en un momento determinado diciéndole que nos disculpe aun sin tener nosotros la culpa.

Debemos de entender que vivimos en una sociedad y que tarde o temprano necesitaremos de la ayuda de quien menos lo creamos, y no digo tampoco que por esa ayuda a futuro tenemos que ser amables con los demás, porque sería ser hipócritas e interesados, sino que sería bueno poder encontrar a esa persona con el tiempo viéndoles darnos la mano por su buen corazón y actuar.

Necesitamos que cada día haya más personas como Abel y menos como Caín, sin importar raza, condición social, ni religión. Verán cada uno que la vida les sonríe siempre y que internamente habrá un sentimiento de satisfacción, de paz y tranquilidad al actuar como Abel. Contrariamente podemos ver qué pasaría si nos convirtiéramos en personas como Caín, pues es fácil predeterminar una condición de cólera, envidia, mentiras a cada paso y por tanto un espíritu de incertidumbre y desconfianza para con los demás y para consigo mismo.

Ustedes sabrán concluir que prefieren ser y como sentirse, si vivir 50 años y parecer de 30 o llegar a los 35 años enfermo de ulceras gástricas y con un semblante y carácter de 60 años, pues nuestro ser refleja lo que somos o como nos sentimos internamente.

4 respuestas a «Los hermanos Caín y Abel»

  1. curiosamente aqui no hay ningun comentario cuando creo que deberia haber muchos, en fin..

    estoy de acuerdo con el post y si lo aplicamos a la seduccion, el caracte de cain resalta

    cuantas veces muchos tios tratan a las mujeres como verdaderas reynas, jurando amor incondicional y cumpliendo sus caprichos etc. ignorando a otras personas que si lo necesitan, pero con ellos suelen ser crueles, luego cuando la tia que persigen no les corresponde, muchos primero sufren y luego cambian radicalmente su comportamiento con ellas, llegando a ser hasta agresivos.

    conclusion quicieron aparentar ser abel, buenos sentimientos, incondicionales, caridad y no esperar nada a cambio y sin embargo son cain, mero interes y al no verse recompensados cambian su actitud.

    (alguna vez estube asi jeje)pero hay que madurar y ver que si realemtente es bueno ser bueno con la gente (aun que paresca re pito la palabra) y si trae beneficios aunque no de la manera que algunos quieren

  2. ¡Hola!

    Pasa con algunos hermanos, si uno dice blanco, el otro negro, por el

    caracter y por la falta de empatía de uno de ellos (Cain).

    Algunos que vivimos juntos, el bueno, aunque tiene alguna ráfaga de

    satisfación por su bondad, normalmente, el dolor siempre está presente

    por el mal caracter del otro. Al bueno siempre lo pisan, asique, aunque

    el otro tampoco es feliz, aún diciendo serlo (es imposible porque son

    antisociales), nunca tiene una vida buena, a no ser que se aleje. Además

    de los problemas de autoestima que influyen en la convivencia con seres

    dificiles.

  3. debemos ser como abel sin odios ni resentimientos,hacer siempre lo correcto, pero se debe a la mala formación de nuestros caracteres por parte de nuestros padres, no enseñan a veces lo correcto,a veces por ser callados y no expresar los sentimientos te catalogan de hipócrita, de tirar la piedra y esconder la mano, como padres, tenemos que ser vigilosos de las acciones de nuestros hijos, ser investigadores y buenos observadores de los actos de los hijos. lo digo así porque cuando pequeña era así callada, no intervenía en ningún tema de los adultos, nos compraban los mismos zapatos y ropa éramos varias hermanas, sin embargo mi hermana que calzaba conmigo dañaba los zapatos, ropa y demás y siempre me echaban la culpa de todo y yo decía no lo hice y me decían las palabras expresadas arriba.

  4. Es duro querer compartir con el mundo este tipo de entendimiento, quiza
    lo mejor es intentar entender que cada uno de los seres vivor viene de diferente morada es decir cada ser humano dispone de su propio caracter
    y es por eso que permanece con nosotros esa tendencia quiza te parez
    ca temeraria esta conclusion debemos advertir que el fenomeno es un simple ejemplo del bien y el mal, mas si tomamos en cuenta de que segun las diferencias sociales estubieron remarcadas en diferentes epo
    cas sin querer ofender ni lastimar podemos observar el comportamiento
    de los factores humanos en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.