Las pequeñas cosas te ayudan a ser feliz

© rakkasan69

Veía el otro día en una sitcom americana, cómo alguien con mucho humor recomendaba superar cualquier situación pensando que sólo van a ser 10 segundos. Después le añadía otros 10 y otros 10 y otros 10 más… de este modo en pequeñas dosis, sabiendo que van a terminar en muy poco tiempo, el dolor era más fácil de superar. Aunque en la tele tenía un sentido cómico y absurdo porque lo llevaba a un extremo insoportable, la base es cierta y real. Si te propones hacer las cosas en pequeñas dosis o como pequeñas metas es mucho más fácil llegar al final del camino.

Si has ido alguna vez a una clase en un gimnasio lo habrás observado, te mandan hacer abdominales y cuentan en series de 8, por ejemplo. Cuando en la número 6 te parece que no puedes más, sacas fuerzas porque sabes que sólo quedan dos. Y entonces vuelve a empezar a contar, y no has parado, pero al empezar de nuevo lo haces con más energía. Cuando quedan realmente pocas para acabar te van avisando, venga que quedan cinco, cuatro, tres… 

Con la infelicidad podemos hacer algo parecido. Nos podemos fijar objetivos pequeños. Apreciar detalles a los que no damos demasiada importancia, sumando muchos habremos superado otro día. No hay recetas mágicas ni trucos que funcionen a todo el mundo, pero hay una serie de reflexiones que cuando las haces y aprendes a recordarlas y a tenerlas presentes pueden cambiar tu vida. Eso hacemos en nuestro vídeo Cómo ser feliz y disfrutar de la vida, el que Domenech te cuenta sus trucos para ser feliz pese a todo. Que la vida tiene cosas muy buenas aunque no sepas verlas o te haya tocado una vida complicada.

Ser feliz es un estado de ánimo, es una sensación, nunca he leído una descripción de felicidad tan buena y tan completa que hiciera que el resto de definiciones dejen de tener sentido. Y es que cada uno define la felicidad como algo diferente, y todos tienen razón. Para unos es un estado de ánimo, para otros una forma de vida que eligen voluntariamente, para otros son pequeños instantes que valoras cuando ya han pasado, ah! eso era ser feliz…

La felicidad es la meta a alcanzar para muchos y creen que como es una meta debe ser difícil de cumplir y es algo muy complicado que no está al alcance de casi nadie. Los que son felices son unos privilegiados, tienen algo que muchos ansían y pocos saben cómo conseguir.

Creemos que quien tiene mucho dinero es feliz, quien tiene suerte en el trabajo es feliz o quien tiene una mujer espectacular como una actriz de cine es feliz, también creen algunas mujeres que un hombre con abdominales como una tabla de lavar ropa sería lo que las haría felices. O un coche descapotable, una casa frente al mar…

Pero todas esas cosas no son más que excusas que nos ponemos para mantener la felicidad bien lejos y tener algo por lo que luchar. Es como si fuéramos ese caballo al que le ponen delante la zanahoria. La zanahoria atada a nosotros mismos a través de un palo, que nunca podremos alcanzar es la felicidad para muchos. Cuando tienes lo que querías la meta está de nuevo más lejos ya que hay otra meta que alcanzar.

Y eso no es la felicidad, ni la búsqueda de la felicidad puede consistir en eso. La felicidad son instantes. Es algo efímero, son esos momentos en los que parece que nada más que lo que estás viviendo te importa, cuando es tan bueno y tan agradable que no querrías estar en otro lugar por nada del mundo.

La felicidad se encuentra en un momento de silencio en un banco del parque sentado al sol. En el primer sorbo de agua cuando llegas a casa muerto de sed. En un plato de comida que te gusta mucho. En un abrazo de un amigo o de tu hijo. En un paisaje bonito y la paz que te hace sentir.

Esas cosas dan la felicidad a muchas personas. Probablemente el rico no sea feliz y veremos que el que tiene tu trabajo soñado no tiene tiempo para disfrutar de su familia y su mujer está a punto de dejarle. El que tiene una muñeca de cómic como esposa, pierde horas cada día esperando a que ella se arregle para salir, no puede hacer nada improvisado y no soporta mancharse, correr, sudar ni hacer nada peligroso para sus uñas. Su vida es un festival de la diversión. La que vive con un cachas siente que en la cama él no da la talla, entrena muchas horas cada día y por la noche está cansado.

© Mónica, M

No, la felicidad no está en aquellas cosas que envidiamos de los otros y que no tenemos. Nuestra vida podría ser algo mejor si las tuviéramos pero si no aprendemos a disfrutar de lo que tenemos no podremos ser felices nunca.

Pienso en la madre que sufre por no tener trabajo y se pasa el día de mal humor con sus hijos. Puede que pronto encuentre el trabajo y tengan más dinero para ir al cine o de vacaciones, pero entonces echará de menos poder pasar tiempo con sus hijos.

Ninguna situación es buena, no quiero decir que estar sin trabajo sea bueno, y menos con las penúrias económicas que eso supone en muchos casos. Pero sin duda tiene algún beneficio que puedes aprovechar y sentir que puedes ser feliz. Los niños crecen muy rápido, disfruta de ellos mientras encuentras ese trabajo y no pierdas el tiempo pensando que no eres feliz. Puede que no tengas dinero suficiente, que no te sientas realizada, pero sin duda tienes muchas cosas por las que sentirte agradecida y feliz.

La vida son cuatro días, en serio, pasa muy rápido, y cuando te quieres dar cuenta has perdido un montón de tiempo persiguiendo una meta tras otra  y pensando que la felicidad está al final de la carrera. La vida es para vivirla, no para correr por ella esperando encontrar un premio al final. El mejor premio de la vida es pasearte por ella disfrutando de todos los pequeños buenos momentos que puedas. Al final del día, suma esos momentos y verás como tampoco ha sido tan malo.

La felicidad es una decisión que puedes tomar ahora mismo, querer ser feliz y serlo en realidad son cosas distintas, te contamos  Cómo ser feliz y disfrutar de la vida en nuestro vídeo más inspirador.


.

2 respuestas a «Las pequeñas cosas te ayudan a ser feliz»

  1. amen
    la persona q me lo envió todavía está asombradade lo ocurrido, ya que ella
    dice que lo hizo por hacerlo y que pidio algo que creia casi imposible de lograr
    probemos.
    * para ti mismo di el nombre de la unica persona del sexo opuesto con quien
    quieras estar (tres veces)
    * piensa en algo que quieras lograr dentro de la proxima semana y repitelo para
    ti mismo(a) (seis veces)
    * piensa en algo que quieras que pase entre tu y la persona especial (que
    dijiste en el no. 1) y dilo a ti mismo/a (doce veces)
    * ahora haz un ultimo y final deseo acerca del deseo que escogiste.
    * despues de leer esto tienes 1 hora para mandarlo a 15 temas y lo que pediste
    se te hara realidad en 1 semana.
    a la mayor cantidad de gente a quien lo mandes mas fuerte se hara tu deseo.
    si tu escoges ignorar esta carta lo contrario del deseo te sucedera,
    o esto no sucedera jamas..
    que tus días estén llenos de logros y tus noches de sueños copia y pega esto en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.