La diferencia entre un sueño y un deseo

© Michael Taggart Photography

Hablábamos hace unos días, y lo seguiremos haciendo, sobre cómo conseguir un sueño. Uno de los mejores consejos que creo que puedes seguir es ser tú mismo. Pero antes de ponerte a luchar por un sueño me gustaría que tuvieras claros una serie de conceptos ya que no es lo mismo hablar de sueños, que de deseos o de anhelos.

En algunos casos la linea que los separa es muy fina pero te hará determinar cómo actuar ante la frustración que te supone no conseguirlos, de momento. Cuando uno lucha por un sueño tiene que trabajar mucho para conseguirlo. Es casi la única manera de hacerlo y además tampoco está garantizado que al final lo consigas. A veces nuestros sueños dependen de factores que se nos escapan de las manos como por ejemplo el factor suerte.

De todos modos los sueños se cumplen y lo que aprendemos de las personas que lo logran y nos lo cuentan es que rendirse no es una opción y que sin trabajo no se consiguen las cosas. Hemos analizado varias vidas exitosas y cómo describen sus logros estas personas con éxito, y junto a lo que hemos aprendido ayudando a los demás y luchando en primera persona hemos escrito un libro con una serie de consejos que te vendrán muy bien para saber por donde tirar y para que no pierdas la motivación. Si quieres conseguir un sueño el libro que tienes que leer es Lucha por tus sueños, verás como obtienes nueva fuerza para seguir intentándolo.

Sueños, anhelos, deseos, metas…

¿Qué diferencia hay entre todos ellos?

Un sueño, que es la palabra que utilizamos habitualmente para referirnos a aquello que deseamos mucho que nos cambiaría la vida. En Verdadera Seducción, cuando hablamos de sueños nos referimos a aquello en lo que queremos convertir nuestra vida, lo que queremos ser. Puede que no sea la acepción más correcta de la palabra ya que un sueño es algo fantasioso y que suele ser muy difícil de cumplir.

Los sueños, por defecto, no forman parte de la realidad y son difíciles de cumplir.

Para muchos sus sueños no son fantasiosos, se pueden cumplir, si bien saben que es realmente dificil conseguirlos. Por eso es su meta de vida, que a la vez es un sueño.

Muchas personas tienen una pasión en su vida: la pintura, la canción, la literatura… y lograr vivir de ello, sería su sueño. No obstante la mayoría de la gente que tiene este tipo de pasiones y de sueños no da el paso de tratar de cumplirlos puesto que se los toma como algo imposible, como algo que nos pasa cuando imaginamos otras vidas, cuando soñamos, ya sea despiertos o dormidos.

Los deseos, son necesidades que tenemos a las que damos mucha importancia. Suelen ser difíciles de conseguir y necesitamos invertir tiempo, dinero y esfuerzo para conseguirlos. Pero no llegan a la categoría de sueños. No se van a convertir en nuestras metas. Un deseo es algo que nos gustaría tener, que nos aportaría satisfacción momentánea pero que en realidad no implica un cambio de vida. Hay deseos que no se pueden cumplir, de hecho la mayoría son así, pero nos los tomamos como imposibles con naturalidad.

Un ejemplo de deseo sería que nos tocara la lotería. Que pudiéramos vivir en una mansión con piscina en el jardín y en el interior… Todos tenemos deseos, pero como decía asumimos que no todos están a nuestro alcance.

Habitualmente los deseos son cosas materiales, cosas que con dinero podemos pagar. Junto a los deseos están los anhelos, aquellas cosas que nos hacen suspirar. Por decirlo de alguna manera es un deseo más profundo, pero también tenemos claro que no lo vamos a conseguir. Un anhelo podría ser conseguir a la chica de tus sueños. La deseas y anhelas poder tener una relación con ella. Eso sí se puede conseguir, no lo des por perdido fácilmente.

© Thai Jasmine (Smile..smile…Smile..)

Así pues la diferencia entre un sueño y un deseo es que el primero cambiaría tu vida ya que representa una pasión, sientes ilusión por él y crees que tu felicidad más íntima depende de él. Un deseo es algo que nos gustaría, que puede que cambie nuestra vida, pero que no forma parte de la felicidad íntima. Es decir: te toca la lotería y te vas a vivir a esa mansión y has cumplido tu deseo, pero como sueño no lo veo válido ya que te cambia como persona en el sentido que tienes más dinero, pero en realidad no has cambiado nada, no lo has conseguido con esfuerzo. La felicidad íntima de la satisfacción de lo conseguido con esfuerzo no se obtiene con esa mansión. Aunque vayas a ser muy feliz en ella. Es distinto un sueño de un deseo.

Muchas personas se toman los sueños y los deseos como sinónimos y de hecho es totalmente aceptable ya que cuando nos ponemos a soñar despiertos vemos esa mansión, nos la imaginamos… ¿verdad? Pero nosotros entendemos que un sueño es algo por lo que hay que trabajar, un anhelo o un deseo es una necesidad íntima de algo material, no es la consecución de un objetivo vital. Aunque cada uno tiene sus propios objetivos, claro.

Yo veo clara la diferencia entre sueño y deseo cuando me planteo metas. El sueño es una idealización, de acuerdo, pero seguro que puedes dividirla en fases que una vez alcanzadas te llevarán a la siguiente fase para estar un poco más cerca de tu sueño.

Si tu sueño es la mansión, una primera meta sería encontrar un buen trabajo, una segunda ahorrar un buen dinero y así hasta conseguirlo. Si puedes ponerle metas es que tu sueño es viable, que es más que un deseo. Cuando empiezas a poner metas es cuando trabajas de forma activa por tu sueño.

Me parece interesante este tema de las metas ya que muchas veces nos asustamos ante la inmensidad de nuestro sueño sin ser conscientes de que podemos alcanzarlo si creamos pequeñas metas y trabajamos poco a poco en ellas.

Te recomiendo leer nuestro libro Lucha por tus sueños, te inspiraremos y ayudaremos a trazar tus metas para conseguir tus sueños.


.

5 respuestas a «La diferencia entre un sueño y un deseo»

  1. Los felicito es un gran aporte a la sociedad, a las personas que tienen una baja autoestima,e intentan suicidarse por encontrarse en un callejon sin salida

    1. !!! eduardo, muy bueno lo tuyo ¡¡¡ pues ale, ale: compranos un buen lote de nuestros productos ¡¡¡
      bichiño.

  2. EXCELENTE ! Solo el post me ha abierto los ojos porque hace años que di la espalda a mis sueños y ahora anda mezclado todo …. con tu post he empezado a escribir lo que es cada una de las cosas. Infinitas gracias y espero que alcances todos tus sueños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.