Aunque no tengas sueños seguro que tienes un propósito

© Thai Jasmine (Smile..smile…Smile..)

Hace medio año ya que hablamos sobre esto por última vez en este blog, empezamos el año dando consejos a las personas que decían no tener sueños para que pudieran encontrar la motivación. Hay personas que se sienten agobiadas porque no tienen un sueño por cumplir. Que creen que su vida carece de sentido si no tienen un objetivo marcado.

En aquel artículo hablábamos sobre cómo encontrar la motivación en cosas nuevas, cómo saber buscar un objetivo y fijarlo como meta a alcanzar. Dicen que a quien no se asusta de sus propios sueños es que no sueña lo suficientemente grande, que sus esperanzas no son demasiado altas, que aspira a cosas poco notables. Cuando uno tiene un sueño de esos que dan vértigo o miedo es que si se cumple le cambiaría la vida radicalmente.

El problema para muchos es que no todos somos capaces de sentir una pasión tan desbordada por algo o de tener una necesidad tan grande de cambiar de vida, de dedicarnos a otra cosa diferente o lo que sea que signifique el cambio de vida. Por culpa de no tener sueños muchos sienten una falta de autoestima muy grande, creen que eso es debido a que no son capaces de nada o que son personas menos interesantes o menos ambiciosas si no tienen sueños. El hecho de sentir que no los tienen les hace sentir tan mal, aunque no sean conscientes de ello, que son incapaces de ver que en realidad tienen objetivos, como todo el mundo. Lo primero que recomiendo a quien lea este post y se sienta identificado con la preocupación por no tener sueños es un curso para reforzar la autoestima. No tener sueños puede ser debido a una falta de confianza en nosotros mismos, tal vez los tengas pero no te permitas soñar.

Aunque refuerces tu autoestima, puede que no seas una persona de grandes sueños, de sueños vertiginosos, pero no deberías permitir que eso te haga sentir mal. En parte es una suerte, piénsalo así, ya que no sientes la frustración de no verlos conseguidos. Aún y así puede que ahora mismo te sientas frustrado e infeliz, no por no conseguir sueños sino por no tenerlos.

En este caso tienes que aprender a enfocarlo de otra manera. En primer lugar deja de tener miedo y a confiar en ti. Para ello el curso de autoestima que te recomendaba antes. Un toque de realidad siempre te ayudará a ser objetivo con la posiblidad que tienes de conseguir tus sueños. No siempre que nos proponemos algo lo podremos alcanzar, por tanto trata de no perder el pragmatismo ni la objetividad nunca. Si tu sueño es ser un gran jugador de basket, tienes más de 30 y mides 1,55m nunca lo vas a conseguir. Eso supongo que lo vemos todos. Así que no pases de no tener sueños a necesitar cosas que jamás vas a poder cumplir, eso es el pragmatismo y la objetividad.

No hace falta que tus sueños sean complicados. Todos tenemos objetivos por cumplir, todos y cada uno de nosotros desde que somos pequeños tenemos objetivos y trabajamos para hacerlos realidad. Cuando eres niño tu objetivo es divertirte y te molestas cuando tus padres te mandan a la cama porque están evitando que te diviertas.

También tú tienes objetivos, aunque no seas consciente de ellos. Quieres seguir vivo, para empezar. Quieres que tu vida sea lo más cómoda posible. Probablemente quieras algo más de dinero del que tienes, aunque si en eso te conformas o te va bien es genial, el dinero es algo que sirve para comprar cosas pero no siempre somos conscientes de lo que nos cuesta ganarlo, así que a veces para comprar algo trabajamos o sufrimos mucho más de lo que sufriríamos si no tuviéramos eso. En economía y empresa se habla del coste de oportunidad. Es decir, lo que dejas de ganar si no haces algo. Si inviertes en A en lugar de invertir en B, ¿qué es lo que dejas de ganar?. Visto como empresario puedes pensar: no voy a tal feria, entre viaje, hoteles y dietas me ahorro 10.000. ¿Cuál es el coste de oportunidad? Hemos visto que de todas las ferias se suele volver con pedidos y que los beneficios de estos suelen rondar los 50.000 por tanto el coste de oportunidad son 40.000 no nos podemos permitir no ir a la feria.

© Fabio Trifoni

En tu caso puedes hacer lo mismo con las cosas que consigues con dinero. Cuánto me va a costar, lo puedes cuantificar, pero no todo se puede cuantificar así que tienes que poner en tu escala de valores lo que dejas de hacer o a lo que renuncias por conseguir algo. No siempre compensa comprar un coche más caro a cambio de renunciar a las vacaciones durante 5 años. Y en muchos casos hacemos las cosas así. Vale la pena pensar en ello.

Perdón por el paréntesis, hablaba de que todos tenemos una serie de aspiraciones: salud, amor, felicidad, dinero… me encantaría que pudiéramos quitar el dinero de esa lista, no vale la pena, bajo mi punto de vista hacer las cosas por dinero. Hazlas por las sensaciones que te proporcionan.

Si tú, como casi todos quieres mantener a tu familia feliz, quieres tener amigos, quieres tener buena salud, quieres disfrutar del amor… quieres simplemente vivir y tratar de ser feliz, tienes muchos sueños y muchas aspiraciones. No permitas que tu yo más exigente te haga sentir mal por no tener sueños puesto que los tienes.

Haz que las pequeñas cosas de cada día sean tu objetivo. Empéñate en hacer más felices a los que te rodean, en pasar un día relajado, en disfrutar de cada momento de tu vida y estarás llevando a cabo tus objetivos. Lo bueno de no tener sueños vertiginosos es que puedes estar viviendo tu sueño. Despierta y empieza a disfrutar de ello.

Usa metas pequeñas que puedas cumplir y felicítate cuando las logres, tu autoestima lo agradecerá. Y para reforzarla en otros ámbitos de tu vida y relacionarte mejor con los demás, respetarte y aprender que tú eres tu mejor compañero de viaje te recomiendo nuestro curso: Cómo aumentar tu autoestima.


.

Una respuesta a «Aunque no tengas sueños seguro que tienes un propósito»

  1. Estimado Amigo Buenas tardes: sinceramente estoy muy contenta con sus mensajes de verdad estoy feliz porque lee todos los dias estoy aprendiendo mucho de la personalidad los valores la autoestima
    estoy contenta
    Que Dios los bendiga.
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.