Estar bien en tu casa es esencial

Este escrito lo hago en base a una reflexión que he hecho últimamente, después de vivir toda la vida en el pueblo con mis padres hasta los 18, de estar viajando por varias ciudades y viviendo en múltiples pisos, me he dado cuenta que no ha sido hasta ahora, en el piso en el cual estoy, que realmente estoy 100%  a gusto, me siento por primera vez como si estuviera en mi propia casa y en verdad lo estoy.

Aunque desde luego el historial de compañeros de piso que llevo no es muy bueno… En Madrid compartí piso con una familia argentina que se componía por: la madre, el padre y la hija, más 2 brasileños en otra habitación. Entre otras cosas negativas no podíamos acceder nunca al salón ya que estaba reservado para «la familia«, además la niña estaba gritando todo el puto día y ponía de los nervios.

Mi siguiente piso fue en Valencia, vivía con una pareja de homosexuales muy manipuladores y amargados, la dueña del piso y un argentino. Al final tuve que irme porque los homosexuales no pararon hasta que me echaron.

Mi siguiente piso no es que fuera mejor… Vivía con 2 familias de ecuatorianos y eramos unos 8 en casa y cuando venían visitas aquello era increíble. Encima el piso era super pequeñito y todo el día y la noche había ruidos fuertes, gente hablando, ordenadores, televisión… Da igual que fueran las 8 de la mañana, como las 3 de la tarde o las 3 de la madrguada. Además, una familia que estaba pegada a mi pared se levantaba a las 6 de la mañana para empezar a rezar a Dios tipo secta: «OH DIOS APIÁDATE DE MI, GRAN SEÑOR…» . Esta católica era tan típicamente católica que no quería que su hija saliera con un chico porque no era de la misma religión… (Viva la tolerancia de las sectas), eso si, la mujer era muy buena conmigo, siempre se portó fenomenal.

Nunca he tenido reparo en vivir con extranjeros inmigrantes, además mi siguiente destino fue irme a vivirme con un gran amigo mío de raza negra. Lo que no me gustó de compartir piso es que cuando van mal de dinero te cuelan una factura de lo que sea y de repente en vez de pagar 160€ mensuales, un mes terminas pagando 350€ (esto me lo hicieron a mí la familia de ecuatorianos), cuando además hacía  mes y medio que no paraba por el piso.

También me pasó lo mismo con los argentinos de Madrid, luego de el chico decirme que no le hiciera transferencia porque le habían embargado la cuenta, me infló la factura +80€ en conceptos de luz cuando habíamos acordado previamente que iba incluido.

Mi piso actual

pisoEn los otros pisos estaba todo el día en la habitación y no salía casi al comedor pues o estaba siempre ocupado o no tenía comunicación apenas con los compañeros de piso y ellos, por supuesto, no me invitaban a sentarme y ver la televisión.

En mi actual piso estoy con un amigo que conocí en la comunidad y nos hicimos muy amigos, cuando yo dejé la comunidad de seducción seguimos viendonos muy a menudo pues los dos somos muy parecidos. Así callados, nos gusta mucho la soledad, las películas frikis tipo Resident Evil, Straship Trooper y sobretodo nos encanta leer y ambos estamos muy interesados en el marketing.

Así que imaginaros nuestra compatibilidad viviendo juntos. Muchas veces los dos nos quedamos en el comedor, en el mismo sofá, cada uno con su portatil y la televisión de fondo, haciéndonos compañía pero casi sin hablarnos solo para comentar cosas de vez en cuando, como le gusta estar a un solitario.

La verdad es que es genial solo tener un compañero de piso, hay muchísima tranquilidad y así, además, puedo descansar muy bien. El sofá es genial y adaptado para ponerte el portatil… Y por si fuera poco el piso es muy nuevo, con suelo de parqué y muy bien diseñado.

La verdad es que estoy muy agusto en mi actual piso, pago bastante más que mi primer piso de Valencia pero merece 10.000 veces la pena. Estoy de más buen humor, relajado, tranquilo, animado y muy contento. A veces me paro unos segundos en el sofá y grito pensativo: «¡me encanta este piso! ¡me encanta! ¡me encanta!».

Para mi el lugar dónde trabajo, duermo y como es sagrado y me gusta estar 100% bien ya que es allí dónde paso el 50% de mi tiempo o más. Si no estoy bien en mi casa eso afecta mi estado de ánimo, aunque cuando eso ha pasado siempre me he refugiado en mi habitación, para mi mi habitación es como el lugar sagrado, como una especie de lugar mágico que al estar allí se van todos los problemas y me siento muy seguro. Nose si a alguno de vosotros le pasará lo mismo.

Y ahora tengo la suerte de poder decir que mi lugar seguro no es mi habitación, no, ¡mi lugar seguro es la casa entera! Así que mi recomendación es que si puedes compartir piso con un amigo que te lleves bien hazlo sin dudarlo, aunque te cueste mucho más caro. Siempre es mejor que con desconocidos, ya que vivir con un buen amigo favorecerá mucho tu felicidad en todos los aspectos.

Estar a gusto en tu casa es esencial

8 respuestas a «Estar bien en tu casa es esencial»

  1. Estoy de acuerdo con tu punto de vista en parte. Yo llevo compartiendo piso con 2 amigos desde hace casi un año.

    En este tiempo he tenido bastantes broncas con uno de ellos (lo conozco de toda la vida). Es un auténtico cerdo, no limpia nunca el piso y es demasiado desordenado. Yo no soporto estas cosas, una cosa es ser desordenado y otra muy diferente es que, por ejemplo, cuando te toca limpiar la cocina tardes 8 meses en hacerlo y encima no lo hagas bien.

    Aún así prefiero compartir piso con él, ya que la confianza es un punto a favor y se pueden decir las cosas sin mayores problemas.

  2. y tener un piso o vivienda para mi solo sale muy caro?sin tener que compartirla con nadie? como 7200 euros al año? 600 (euros mes).

    Vivir solo en un apartamento alto como por ejemplo un sexto piso y que la luz del sol entre fuerte por la ventana de mi habitacion,y que entre la luz del sol por todo el apartamento…….

  3. Tienes toda la razón.

    Tampoco he tenido un historial muy grato, me ha ido muy mal con mis vecinos, y compañeros de piso. Nunca estuve cómodo en ningún piso, y tampoco lo estoy ahora, desde que mi antigua compañera con la que la pasaba genial se enfermó, he tenido que pasar por situaciones estresantes e incómodas, debido al ruido,y a mis nuevos compañeros.

    Para mí ha sido más dificil encontrar un buen ambiente, he estado en pisos muy bonitos y cómodos, el problema son los habitantes, y vecinos, y los amigos con los que he vivido (irresponsables, flojos y tacaños). Es posible que pueda mejorar mi situación, si me mudo con un amigo, con intereses afines a los mios, porque estar con extraños, resulta ser un caos (en mi caso).

  4. Hola Jack… yo vengo siguiendo tus articulo, empecé a verlos en un momento desesperante de mi vida, cuando mi novia me dejo, entonces googlee y encontré tu blog, "COMO RECONQUISTAR A MI EX NOVIA" lo cual me ayudo muchísimo, con eso empecé a leer y aprender de los diversos artículos que expones, me cambio positivamente al 100% inclusive la chica que me dejo (compañera de trabajo) vio el cambio que surgió en mi y hasta me esta rogando que vuelva con ella y todo gracias a la ayuda que me brindaste a través de tu blog… Ahora veo este Artículo y me siento total mente identificado con tu historia de vida, también con la familia nos mudamos mucho de ciudad, y siempre hay que empezar todo de nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.