Enfrentando temores

Enfrentando temores

Todos y cada uno de nosotros tenemos temores, y cada cual tiene sus propios temores, para unos un gran temor es un pequeño temor y para otros un pequeño temor es un gran temor.

La chica que tiene miedo a salir a la calle despeinada y siente pánico pensando que la gente la mirará mal es un temor exagerado al lado de un niño en pleno África que no puede comer, huye de la guerrilla y su costumbre a esta situación es tal que su temor es menor. En el caso de la chica vive de maravilla pero al no saber apreciar la vida exagera los temores  de una forma constante, en el caso contrario el niño se ha acostumbrado a una situación tan pésima que él la ve hasta normal, quizás ese niño ni siquiera sabe que existe un primer mundo dónde gente tiene para comer todos los días y vive feliz. ¿Te imaginas?

Ahí la diferencia entre la suerte que tienes tú al poder leer estas líneas y la mala suerte que tiene la gente que no puede hacerlo, aunque una situación así es mucho más que mala suerte.

Una vez concienciado de como tu temor es ridículo al lado de otra persona que está peor que tú vamos a proceder a explicar las formas para enfrentar tus temores y superarlos.

Ridiculiza tu temor

Una forma efectiva es ridiculizando tu temor, es una técnica altamente efectiva. Ridiculizando un temor estás quitándole importancia y haciéndole más accesible para ser superado, sobretodo si ridiculizas tu temor por escrito o hablado, sería bueno incluso que lo hagas delante de amigos y/o te grabes en video y lo veas. Por ejemplo, imagínate que tienes temor a suspender un examen, sería algo así como:
«vaya, ¿si suspendo el examen que ocurrirá? . Ya me veo a mi mismo abandonando los estudios y huyendo del país, sí, porque mis padres sacaran la escopeta y empezarán a dispararme, también caerán una serie de meteoritos que destruirán media tierra por mi culpa y el universo estará tan indignado por mi suspenso que se contraerá en un agujero descomunal súper masivo que nos matará a todos»

Esta es una forma de ridiculizar un temor, haciendo esto estamos gritando: «¡NO EXAGERES, QUE NO ES PARA TANTO!» A la par de que también nos reímos un rato de nuestro propio problema y la exageración que hemos hecho del mismo.

Compara tu temor con otros peores

Una de las formas más rápidas de hacer algo inferior y superar un problema es comparar tu temor con otros peores y muy mal tienes que estar tú para que esto no funcione. De hecho es el recurso que he utilizado al principio para que tú mismo compares tus problemas con los temores que tiene un niño del África. ¿Verdad que lo  has hecho? Y seguramente has pensado: «joder, que razón tiene» o en el caso que seas un gilipollas inservible habrás pensado: «y a mi que coño me importa».

Cuando comparas tu situación o temor con gente que está peor empiezas a ver tu problema como una tontería y pensando que lo tuyo se puede superar mucho más fácilmente. ¿Por qué ocurre esto? Porque cuando tú tienes un temor eso te provoca nauseas, muy mal estar y te hace pensar que no podrás superarlo, pero luego ves otra gente que tiene problemas peores que tú y piensas: «vaya, está peor que yo y lo va superando».

Eso da muchísimas fuerzas y te hace ser más consciente de lo que para ti es un temor para otro sería una bendición, te hace ser más consciente de que por muy maduro que te creas en realidad eres un pijo del siglo 21 que apenas sabe de lo que va la vida y que por cualquier chorrada monta un cristo.

Supera poco a poco tu temor

Un temor no se supera de un día para otro por muy ridículo que sea, ya que un temor por pequeño o grande aterroriza de alguna forma a una persona, ya sea llevar una camiseta que no sea de marca o temor a morir, ambos pueden ser muy graves para una persona. La forma de superarlo es como recomiendo yo siempre, progresivamente, iremos enfrentándonos cada vez más a nuestro miedo y aunque cada miedo sea diferente lo que cuenta es que comiences muy poco a poco.

Cualquier cambio, por pequeño que sea, que te haga estar más cerca de superar tu miedo, es un paso más para superarlo y vale 1000000 veces más que no hacer absolutamente nada.

Por poner un ejemplo los tímidos siempre se quejan de su soledad y timidez, pero se tiran años sin hacer nada nuevo que les acerque a una personalidad sociable, siguen en sus butacas quejándose: «hay, que tímido soy». Cuando el primer paso para dejar la timidez sería apuntarte a un grupo de literatura (yoga, tenis o lo que sea) y obligarte a decir: «Hola» a completos desconocidos 5 veces al día por la calle.

Solo esto ya estará propiciando e impulsando tu cambio y cuando te acostumbres podrás hacer ejercicios un poco más complicados que te harán ir superando tu temor. De hecho así es como está planificado mi curso de sociabilidad, poco a poco planteamos retos nuevos e interesantes, junto con teoría, que los alumnos van superando para finalmente superar su miedo.

Ten en cuenta que si estás en una determinada situación no vas a salir de esta sin hacer absolutamente nada nuevo. Es como si andas siempre recto por la calle y pretendes cruzarte con la chica de la  otra cera, por mucho que lo desees hasta que no cambies de cera no te vas a cruzar con ella y la vida funciona así.Temores

Si no hay cambios en tu vida no va a haber mejora en tu vida, esto hay que tenerlo muy claro. Ahora pensarás: «joh, pero es que yo quiero superar todos mis problemas leyendo tu revista digital», pues no, la vida no funciona así, tal como explicamos en Aprendizaje efectivo, para aprender hay que tener la teoría, la práctica y la motivación y la mayoría de la gente se esconde de sus problemas o espera resolverlos simplemente leyendo.

Hace poco he leído en un blog: «La autoayuda no ayuda» y en otro : «La autoayuda no sirve». Poniendo en duda que esas personas hayan comprado libros basura, este tipo de comentarios son hechos por gente que pretende resolver sus problemas leyendo. No vas a solucionar tus problemas de pareja leyendo, vas a superarlos leyendo, practicando y mejorando tu práctica, pero no, la gente se lee un libro y sin practicar sus puntos pretende que de un día para otro se le solucionen sus problemas de pareja.

¡Esto no funciona así! Enfrentando tus temores descubrirás que se enfrentan a base de superarlos poco a poco, pero no quedándote sentado y esperando que te caiga una píldora mágica, porque te caerá, si, pero te costará un montón de dinero y además no te ayudará en absolutamente nada. De hecho los videntes y gentuza de este tipo utiliza la desesperación de la gente y su poca fuerza de voluntad para sacarles hasta los riñones.

Ya es hora de que dejes de hacer el gilipollas y comiences a enfrentarte contra tus temores porque así y solo así lograrás superarlos. Cada temor es un mundo pero todos se superan igual: Enfrentándote a ellos, y por enfrentarme no me refiero que les plantes cara directamente siempre, tampoco es eso, porque imagínate que tienes miedo al fuego. ¿Qué harás? ¿Te quemarás vivo para dejar de temer el fuego? NO, enfrentar a tu temor del fuego sería haciendo visualizaciones y terapias psicológicas para disociar ese miedo y asociar una sensación neutral hacia el miedo (por ejemplo).

Cada miedo se enfrenta de una manera, encuentra como enfrentarte al tuyo y superarlo.

8 respuestas a «Enfrentando temores»

  1. y como superas el temor a la muerte cuando llegas a la conclusion de "cuando me muera todo se termina y no hay nada,no puedo ver ni oir y la mente se borra……ni siquiera podria pensar ni soñar,todo desaparece….

    parece ser que los que mas temen a la muerte son los que mas dinero y poder tienen,e inventaron la criogenizacion en los estados unidos

    pagas seiscientos mil euros para que conserven tu cuerpo en hidrogeno o algo asi y en el futuro de resuciten con la tecnologia….

    Tambien hay una vidente de esas,la que dicen que es la mejor del mundo,pues ella dice que el mundo se unira cuando descubra que hay otra vida cuando muramos,""yo creo lo contrario,que el mundo se unira cuando descubra que cuando muramos todo termina y no hay nada""

    (la vidente esta que se comunica con los espiritus, segun las conspiraciones de ciencia ficcion de submundos del ciberespacio es de raza aliens ya que es judia y peliroja ja…..

    Eso es lo malo que no hay espiritus ni aliens ni nada de nada,y eso que hay a mil años luz el ser humano nunca lo vera,ni hay ningun contacto ni nada de nada……..la tierra es una hormiga en el universo,y el ser humano no creo que llegue a ver y contactar con lo que hay a años luz de la hormiguita en la que vivimos….

    1. Tómalo como un "descanso eterno" cuando estás en la cama agusto y dormido y te cuesta levantar, no sabes ni dónde estás, ni sueñas simplemente: "No estás" deberá ser una sensación así. Bueno, mejor dicho no hay ninguna sensación.

  2. este articulo es bastante didactico, das ideas bien claras de como ir trasmutando los temores hacia estados emocionales mas positivos, yo creo como que en el transcurrir de la vida como vivimos inconscientemente vamos acumulando distintos temores a diversidad de cosas, la cuestion creo que seria en muchos casos desprogramar el miedo a x cosa y asi obtendriamos una respuesta neutral a lo que antes nos afectaba y puedo notar que cada vez que vas desprogramando miedos tu consciencia se va expandiendo y vives mas una vida feliz en la consciencia que una vida mala en inconsciencia, para terminar compañeros no demos nada por sentado en lo que respecta a si hay o no vida despues de la muerte,hay muchas investigaciones cientificas al respecto, que tengan un buen fin de semana.

  3. como superas tu temor cuando la gente te critica o cuan escuchas que ablan mal de ti a un que uno le echa muchas ganas alo que ase y te siguen criticando

    y se sienten mejor que uno

  4. No hay que tener miedo a la muerte. Hay que tener miedo a no aprovechar la vida.

    Hace 10 años tenian que operarme y me durmieron con anestesia general, pero no sabian los medicos, ni yo tampoco que era alergico a la anestesia general, y tuvieron que reanimarme rapidamente y despertarme, porque mi vida estaba en peligro.

    En realidad no se, cuanto estuve inconsciente, no lo se…porque luego cuando me estabizaron en el quirofano, hasta que desperte en la sala de rehabilitacion, paso un buen rato. Como mucho, estaria casi una hora inconsciente, mas o menos.

    Pues, en ese momento antes de que el anestesista me pusiera la inyeccion, recuerdo que estaba muy nervioso, y temblaba de miedo. El medico, dijo…vamos a ponerle ya la anestesia, porque esta muy nervioso. Pues ese momento de tension y panico, empezo a desaparecer en pocos segundos, hasta que se me fueron cerrando los ojos, y todo acabo ahi para mi. Fue un gran alivio esos 4 o 5 segundos que senti, hasta que perdi la conciencia.

    Yo no vi, ni angeles, ni un tunel con luz donde me llamaban mis seres queridos, ni nada de eso. Simplemente, pase de la consciencia a la nada. Pero esa nada, no hay porque temerla, porque a mi, aunque duro una hora aproximadamente, me hubiera dado lo mismo, aunque hubiera durado la eternidad entera. En ese momento donde ya no era, ni existia nada, no me importaba quien habia ganado el mundial, o que chica me gustaba, o las civilizaciones egipcias. A mi ese momento, ni me asustaba, ni me preocupaba. Imagino que cuando este muerto sera lo mismo. Lo que me preocupa ahora es como vivir al maximo, mientras este vivo.

    ElSanto.

  5. Hola

    otro excelente articulo…

    muchas veces los seres humanos tenemos cierta incertidumbre acerca de nuestro futuro …nuestras metas…nuestros fracasos…sin embargo dejamos de ver EL PRESENTE …donde esta lo que podemos cambiar AQUI Y AHORA …yo pienso que los miedos es normal en todos nosotros…lo mejor es saber que existen y empezar a enfrentarlos para hacerlos menos …mejorando nuestra vida y saliendo adelante en ella..

    pues muchos miedos producen bloqueos en la vida

    saludos desde colombia Jack

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.