Cómo seducir a un hombre sin palabras

© xubangwen

La seducción es todo un arte. Habrás oído además mil veces aquello de más vale una imagen que mil palabras. Y es que en la seducción lo que vemos es tan  importante como lo que oímos. El lenguaje corporal dice mucho de nosotros, de nuestras emociones, de nuestro estado de ánimo, y lo hace sin palabras.

No todo el mundo es capaz de interpretar el lenguaje corporal correctamente, ya sabes que nuestro cuerpo habla por nosotros. Conocer a fondo el lenguaje corporal te puede servir para conocer mejor a los demás, interpretar sus verdaderas intenciones y sobretodo para conocerte a fondo a ti mismo y saber controlar mejor tus gestos para que tu cuerpo no hable por ti cuando no quieres que lo haga, o por el contrario, hable por ti, cuando, como hoy, quieres seducir a un hombre sin palabras.

Por ello te recomiendo nuestro vídeo curso Todo sobre el lenguaje corporal y cómo utilizarlo, en el que aprenderás todos los secretos de la kinésica. Estos conocimientos te resultarán básicos ya que te darán mucha información sobre los demás  y sobre ti mismo y tener conocimiento es poder controlar. Si quieres poder controlar tus propias emociones o las de otra persona te lo recomiendo sin duda.

La seducción puede echar mucha mano del lenguaje corporal. Solo tienes que saber utilizarlo correctamente y si lo sabes interpretar puedes evitarte sorpresas o reconocer el deseo por ti que sienten otras personas o por el contrario, el rechazo.

Bien, vamos a ver qué podemos hacer para seducir a un hombre sin palabras.

Se me ocurren muchas situaciones en las que te puedes encontrar con esta necesidad. Como en el caso de los chicos, para los que escribimos un artículo parecido hace unos días, podemos encontrarnos en la situación de que quieras seducir a un hombre en la distancia y que eso haga que no podáis hablar. Por ejemplo un local nocturno, tú en una punta de la sala y él en otra.

En estos casos puedes usar algunos de estos trucos para seducir a un hombre sin palabras, pero teniendo la oportunidad de acercarte a él yo lo intentaría si vemos que las primeras respuestas por su parte son positivas, como mínimo propicia que se acerque él.

Pero imagínate que te encuentras en una situación en la que no tienes ocasión de hablar con esa persona ya que no la conoces de nada, y el tiempo en el que os veis no es demasiado, por ejemplo una chico que viene a tomar algo en el restaurante donde trabajas como cocinera, le ves cada día pero en la distancia, no hay ocasión para que podáis hablar.

© dommclean2002

Puede que hayas echado el ojo a alguien a quien ves cada día en el tren, camino del trabajo. Antes de sentarte a su lado y hablar con él prefieres seducirle, tener claro que él también tiene interés, forzar que sea él el que se acerque… Esta es una buena ocasión para seducirle sin palabras, como en el caso anterior irás trabajando un poquito cada día hasta que llegue el momento en que podréis hablar y pasar a otro tipo de seducción.

Pero hoy lo que nos interesa es el lenguaje corporal. ¿Verdad?

Las miradas son básicas, si quieres seducir a un hombre mírale, puede que él no haya reparado en ti, que esté haciendo un «barrido» por el lugar y que todavía no haya llegado a donde estás. Si ves esto prepárate porque cuando llegue a ti le estarás mirando y por supuesto apartarás la mirada rápidamente pero volverás a él para ver si sigue mirándote.

Cuando seas el centro de su atención tienes que hacer gestos que demuestren tu interés. La gracia del lenguaje corporal es que muchas veces nos pasa inadvertido pero no en el subconsciente. No sabemos porqué pero sabemos que esa persona está interesada en nosotras. Seguro que te ha pasado alguna vez.

La seducción tiene este tipo de cosas, gestos imperceptibles que el otro no procesa pero que van calando poco a poco y te acaban haciendo pensar algo concreto de una persona. Puedes llegar a conclusiones sobre alguien sin haberle hablado nunca. Verás que alguien es tímido o inseguro o nervioso por cómo se comporta.

Si él te ve sexual y seductora terminará pensando que tú eres así y puede convertirlo en su objeto del deseo. Para atraer el interés de un hombre y por tanto seducirle no bastará con ser guapa o atractiva a sus ojos. Si solo por eso ya le has seducido puedes jugar alargar el camino durante algo más de tiempo o darle pistas de que tu interés es recíproco. Cuando él crea que tiene posibilidades contigo entonces se acercará.

Mientras debes jugar a la seducción, ya sabes: sonrisas, miradas, aquellos gestos que demuestran que piensas en el de un modo… tórrido… no hay nada que les excite más que ver como humedeces tus labios mientras le miras. Hazlo discretamente, o muérdete el labio inferior, como si no fueras consciente de ello, como si tus pensamientos estuvieran más allá… Si los sientes, no te cortes, deja que tu cuerpo exprese.

Tócate el pelo y muévelo mientras le miras, ladea el cuello, como dejándolo expuesto. Imagínate que eres un animal y él es un depredador, haciendo ese gesto te pones a su disposición para ser cazado. ¿Verdad? En seducción funciona igual.

Mírale y acaríciate la clavícula, como antes, dejando que tu mente vaya mucho más allá. Deja que él imagine lo que tú estás imaginando.

Acércate a él y rózale. Propicia un toque suave, gírate y sonríele. Levanta las cejas, insinúa con la mirada pero sigue tu camino. Él hará el resto.

El juego de miradas es básico. Si él te mira, mírale. Aparta los ojos unas cuantas veces, sonríe al cabo de unas cuantas miradas. Si le ves, como decíamos en un trayecto de tren o en una circunstancia similar, en un bar junto a sus amigos cuando tú estás con tus amigas, ves practicando este tipo de gestos cuando sepas que él te mira. Poco a poco aumenta las sonrisas entre miradas, y convierte las miradas en cómplices, sí, los dos os miráis.

Decidir, llegado a este punto, si se acerca él o te acercas tú ya es cosa tuya pero conocer a fondo el lenguaje corporal para propiciar una u otra cosa será básico para proseguir en tu camino a la seducción total de ese hombre. COMPRA AHORA nuestro curso Todo sobre el lenguaje corporal y cómo utilizarlo, y te beneficiarás no solo de los conocimientos sino del poder que conseguirás cuando controles y conozcas todo sobre el lenguaje corporal.

Una respuesta a «Cómo seducir a un hombre sin palabras»

  1. megusta porque beo que atraves de este libro puedo aprender mas de lo demas me gusta estudiar alo demas y avese me equboco por su forma deser y megustaria estudiar sipcologia pero por mitimide melo impide kisiera poder dejarla a un lado pero nopuedo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.