Como mejorar la intuición (2)

Photo Credit Maximiliano

Hablar de intuición es hablar de la mente humana y tratar sobre la mente es algo verdaderamente extenso.

Hemisferio izquierdo y derecho

¿Te ha pasado alguna vez que has estado por escoger entre dos caminos, teniendo un dilema muy difícil de resolver, y simplemente has dejado a tu intuición resolverlo? ¿Qué pasaría si tu intuición no es la adecuada como para tomar una buena decisión? Estarías en graves problemas. Muchas veces confundimos impulso con intuición. La gran diferencia que hay entre ellos es que la primera se rige a través de las emociones puramente, puede que hayas decidido escoger el camino ‘’A’’ por miedo, o quizás porque te daba flojera el otro camino, ‘’B’’.

La segunda, la intuición, es más que eso, actúan nuestras emociones, nuestros sentimientos, paralelamente a nuestra lógica y la razón. La intuición es capaz de usar los dos hemisferios del cerebro para; resolver problemas, acertijos, dilemas, detectar  mentiras e inclusive predecir comportamientos.

Para desarrollar una buena intuición tienes que tener en cuenta que al momento de hacer uso de tu cerebro tienes que ser equilibrado entre los dos  hemisferios. Las mejores decisiones nacen cuando sabemos que es de nuestro provecho personal, cuando va acorde a lo que deseamos para nosotros y cuando sabemos que está ligada a la realidad, de lo que es posible. Equilibra bien hemisferio derecho e izquierdo al momento de prestar atención a todo lo que ves, a todo lo que te rodea.

Cerebro consciente e inconsciente

Esto puede parecerse mucho al consejo anterior pero en realidad tiene que ver con otro concepto. Tenemos dos maneras de dividir el cerebro según el grado de control que ejercemos. El consciente es cuando queremos hacer algo y mandamos a todo nuestro cuerpo para que lleguemos a ese objetivo, el consciente manda al inconsciente e inmediatamente y sin esfuerzos aparentes movemos nuestros brazos, nuestras piernas. El inconsciente se encarga de la respiración, de la digestión, la circulación y de todos las funciones vitales de nuestro cuerpo. Es muy importante esta parte del cerebro porque se dice que apenas usamos el 5% de toda nuestra capacidad. ¿Qué pasa con el resto? Lo ocupa la mente inconsciente (o también llamada subconsciente).

Cuando aprendamos a desarrollar  nuestra intuición es muy importante que tengas en cuenta que es la mente inconsciente la que actuará al momento de hacerte sentir que algo no va bien. Puede que en algún momento de tu vida hayas leído algún artículo en el periódico sobre algunas calles peligrosas de la ciudad, que hayas visto imágenes de algún crimen horrible; y, curiosamente te has perdido en ella y cuando viste el nombre de la calle sentiste un pequeño miedo y no sabes por qué.

Presientes que hay algo de malo en ese lugar. No necesariamente estás presintiendo que te pueda pasar algo sino que tu mente consciente empezó a enviar señales a la inconsciente y coincidieron a través de las sinapsis neuronales por la información del periódico que no recuerdas. Sabemos que el cerebro humano tiene más de 100 mil millones de neuronas. Y no te sorprendas cuando en algún momento tu intuición parece que está funcionando ¡porque de verdad está funcionando! y para que se desarrolle rápidamente hay un ejercicio que te será muy útil: Los patrones.

Los patrones son los hechos que se repiten una y otra vez. Debes ser consciente de ello para desarrollar bien tu intuición. Malcolm Gladwell, en su libro: »Blink – Inteligencia intuitiva», menciona el caso de unos expertos en estatuas antiguas. Ellos se dan cuenta en un par de segundos que una estatua que estaba a punto de ser vendida a un museo era falsa. Ya se habían hecho análisis exhaustivos con máquinas para detectar si la estatua era legítima, sin embargo, la intuición de esos expertos resultó más efectiva.

Más tarde todos se dieron cuenta que la estatua en realidad era contemporánea, o sea, falsa. Estos expertos han estudiado durante años miles de estatuas de ese tipo. Intuitivamente reconocen el color, la contextura, las proporciones, el relieve, las curvas de una auténtica estatua porque su cerebro inconsciente ha almacenado muchos patrones que se repiten en las estatuas antiguas. Si quieres que tu intuición sea precisa tienes que ser experto y para ello debes desarrollar el arte de la observación minuciosa.

Cuando te das cuenta que algo no va bien tu intuición hará que tu cuerpo sienta algo: ya sea un poco de nerviosismo, sensación de inseguridad o algo de miedo. Pero no es nada más que un pequeño aviso al cual debes prestar atención porque muchas veces la intuición se manifiesta de esta manera y más aun cuando sucede en lo que tienes experiencia.

Imaginación

Como bien  has aprendido tienes que mantener en constante funcionamiento tu cerebro. Y una buena manera de hacerlo es mediante la imaginación.

La imaginación hace que te plantees situaciones que quizá no hayas vivido. Como bien te explicado la intuición se desarrolla a través de la experiencia. Si estás planteándote constantemente posibles situaciones de la vida real tu mente va asegurándose cómo reaccionar en ese momento. Va aprendiendo por anticipado.

Control emocional

Esta es sin duda la parte más importante al momento de desarrollar nuestra intuición. En el artículo anterior había hablado de conocer profundamente a las personas a través de sus emociones. Ahora te pido que adquieras conocimiento sobre ti y empieces a tener mayor control sobre tus emociones.

Caer en la tentativa de no controlar una emoción intensa, tal como la ira, el odio, el resentimiento o alguna emoción primitiva como el miedo, la envidia, la lujuria, el orgullo… Te impedirán que hagas buen uso de la razón.

Las emociones fuertes te nublan la mente y no hace actuar de una manera inteligente.

Hay una historia bien conocida que a mí me ha causado mucha tristeza. Te la voy a contar:

Había una vez una familia de recién casados. Pasaron los años y no pudieron tener hijos, así que decidieron criar un perro: un pastor alemán. Lo llegaron a cuidar como si fuera su propio hijo. Salían los tres juntos a pasear, jugaban en casa, dormían juntos…

Se encariñaron muchísimo con ese perro. De pronto creció enormemente, inclusive los salvó de un ataque de ladrones que iban robar en la casa.

Tiempo después la mujer dio a luz a un bebé. Inmediatamente todas las atenciones, todos los cariños y casi todo el tiempo se lo dedicaban al nuevo integrante de la familia. Era una gran alegría tener al primer hijo. El perro se sintió menos querido.

Un día, los padres deciden  salir un momento a comprar, dejando al perro a cargo del niño que estaba durmiendo.

Cuando regresaron el padre vio que el perro estaba en la puerta del cuarto del niño moviendo la cola, estaba con la boca llena de sangre. Le entró un miedo tremendo y pensó lo peor. El perro hizo daño al bebé. ‘‘¡NO…!» gritó el padre cuando escuchaba al bebé llorar, »Tú le has hecho daño, ¡has intentado matar a mi hijo por celos!». Cogió una pistola y disparó al pastor alemán dejándolo muerto.

Rápidamente se fue a ver al niño.

Al entrar vio al niño llorando en su cuna y también a una serpiente degollada. Él estaba llorando por los ruidos que había hecho el perro al ver atacar al reptil que estaba acercándose peligrosamente al indefenso niño. El perro sólo quería proteger al niño que tanto quería. A cambio de eso tuvo que sacrificar su vida matando a la serpiente y allí estaba tirada y herida. El padre y la madre empezaron a llorar de amargura por haber matado al  héroe.

Con todo el peso de la culpabilidad fueron hacia su mascota que estaba dando sus últimos latidos y le dijeron: »Ojalá algún día nos perdones por lo que te he hecho…» El padre acercó su mano hacia su boca ensangrentada y el perrito le lamió su dedo por última vez. Lentamente cerró sus ojos.

No sé si verdaderamente ha sucedido esta historia pero los padres de haber reaccionado de una manera más controlada esta lamentable escena nunca hubiese sucedido. El padre al ver que había sangre en la boca del perro intuía erróneamente, bajo la neblina del miedo, que su mascota había asesinato a su hijo por celos.

Esta y otras historias desastrosas pueden suceder cuando no se tiene control de las emociones, especialmente del miedo. Aprende a controlar tus emociones antes tomar decisiones, de lo contrario muchas veces te arrepentirás de reaccionar a base de tus impulsos.

Si te has perdido el artículo anterior aquí lo tienes: Como mejorar la intuición

Si quieres controlar todas tus emociones y mejorar tu intuición, te recomendamos nuestro Ebook: Como ser un maestro de las emociones

3 respuestas a «Como mejorar la intuición (2)»

  1. Hola Rolandox,

    Muy buen artículo!

    Este tema me interesa especialmente, lo curioso es que llevaba un parde dias pensando en este tema y ahora entro en la web y me encuentro con el artículo directamente :)

    Pienso que la intuición es una mezcla entre las experiencias vividas, las emociones y la razón. Segun mi propia experiencia, hay momentos en los que si hubiera hecho caso de la intuición el resultado de mis decisiones hubiera sido mejor. Hay que hacerle siempre caso, pues pienso que casi nunca se equivoca.

    Me gustaría seguir profundizando en este tema, ¿me puedes recomendar algún libro?

    Gracias!!

    1. Ana, me alegra que haya gustado. Este tema también me apasiona mucho.

      En el mismo artículo recomiendo un libro: Blink – Inteligencia intuitiva. Habla la parte científica (neurológica) de cómo pensamos sin pensar en 2 segundos. Tiene muchas cosas bien interesantes.

      Saludos!

  2. Hola Rolandox¡¡

    Gracias por el tema de la intución, he aprendido cosas nuevas¡

    He buscado el título del libro y he descubierto existen unos audios. Vienen con el libro o son un producto aparte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.