Ayudar a un amigo contándole tus problemas

Ayudar a un amigoAl transitar por la calle, sea caminando o manejando siempre podía apreciar parejas cogidas de la mano, abrazadas o en el mejor de los casos con un beso apasionado.

En una ocasión que iba caminando por la calle y muy adentrado en recuerdos y añoranzas pasadas me logré encontrar y casi estrellar con un amigo de mucho tiempo atrás, alguien que siempre fue mi consejero y ayuda en momentos oportunos. La vida te da siempre sorpresas en situaciones que no sabes porque ocurren pero se presentan cuando más lo necesitas. Así, continuando con la historia, luego de darnos un saludo de rigor planeamos en ir a tomar un cafecito (siempre viene bien a la hora de una buena charla) y fue donde le exponía a mi amigo (psicólogo clínico por cierto) lo duro y difícil que había sido hasta ese momento separar de mi vida a la persona que un día fue parte de la mía, que siempre desee poder charlar por una última ocasión con ella para poder quedar como amigos y quién sabe, poder conversar eventualmente, salir y  quizá con suerte, algo más.

Creo que parte de las cosas que le comentaba le eran muy interesantes, pues me escuchaba y miraba con mucha atención, en instantes bajaba la mirada solo para limpiar sus anteojos. Así, luego de un largo monólogo de mi parte le pregunté, ¿Qué opinas?

Nunca pensé en lo que me diría a continuación, pues solo tomó aire como para tener fuerzas y me dijo:

«sabes amigo, acabas de dar respuestas tú solo a tu problemas, pero lo que es más es que acabas de darme las respuestas que un día yo busqué»

Yo me quede con una mirada de asombro y luego de un momento, al reaccionar le comenté casi con gracia «se supone que tú eres el profesional, ¡cómo podría yo haberte ayudado!»

Con la pequeña historia que acabo de mencionar, puedo decir que cuando en algún momento de la vida pasamos por momentos difíciles que se tornan en problemas sin solución, aparentemente el mundo se nos acaba y las soluciones van desde ir a un buen tarot o un psicólogo que nos ayude con lo que él cree que necesitamos.

Analizando las dos situaciones, la conversación con un amigo y otra con un profesional, es solo poder darnos cuenta que únicamente necesitamos hablar, soltar hacia afuera todas las cosas que tenemos dentro muy arraigadas por miedo a dejarlas ir. Solo se requiere estar consciente de nuestra necesidad de ser libres y de no sentirnos atados ni a recuerdos ni a profesionales.

En alguna parte de nuestras vidas, nos daremos cuenta que muchos tenemos vivencias similares y que nuestras palabras pueden ayudar sobremanera a quien nos escucha. Que en nuestro caminar no estamos solos, pues al buscar una ayuda podernos estar dándola a alguien que lo requiere con mas necesidad y urgencia.

Que relajante debió haberse sentido mi amigo (por la expresión de su rostro) al saber que alguien sacó sus miedos, dudas y rencores por él. Hasta ahora, no lo he vuelto a ver, ni he sabido nada de él, solo puedo asegurar que en mi caminar necesitaba apoyarme en alguien y descargar no solo mis problemas, sino que, requería que alguien me los haga salir juntos a los de él.

Ahora, cuando veo a parejas por la calle en las diferentes circunstancias mencionadas al principio, ya no hay añoranzas sino dicha de saber que lo viví en su debido momento y que la felicidad puede estar a la vuelta de la esquina. Solo hay que dejar de tener la vista nublada de fantasmas del pasado para poder apreciar a alguien más que posiblemente te ha seguido la pista de tus acciones y de tu corazón y que a mil voces trata de decirte aquí estoy.

3 respuestas a «Ayudar a un amigo contándole tus problemas»

  1. Palabras muy ciertas, la mejor forma de drenar problemas es simplemente hablando, cuando los estas contando las soluciones se muestran, y si no lo hacen tu amigo (gratis o pagado por hora) te guiará para que las obtengas.

    Saludos!!!

  2. Exactamente… La solucion siempre esta en nosotros, solo que a veces tomar decisiones es dificil y nuestra debilidad nos pesa.por eso solemos contar nuestra historia.. y ahi nace nuestra solucion dentro de nosotros……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.