12 puntos que definen a un líder

Photocredit: Luiz Fernando / Sonia Maria

Todos sabemos quienes son. Desde pequeños destacan por su simpatía y su manera de ganarse a la gente. Hemos estado analizando y hemos anotado los 12 puntos que definen a un líder y que, como verás, son características que todos podemos tener, y que si no tenemos podemos adquirir con un poco de esfuerzo.

Para ser un buen líder hace falta saber gestionar las emociones, tener carisma, ser una persona inteligente, saber uso de los propios recursos de cada uno… Dentro de cada uno de nosotros puede haber un líder. Si quieres aprender a ser una persona carismática o a desarrollar alguno de los puntos que enumeramos a continuación te recomiendo sin duda alguna nuestro curso en vídeo: cómo liderar, liderazgo carismático

Vamos a ver, pues, qué características esenciales comparten todos los líderes. Algunas tienen que ver con su relación con los demás, con la gestión de las emociones, y otras con su propia forma de actuar o de entenderse a si mismos.

12 puntos que definen a un líder

1. Son buenos gestionando personas

Todo líder es capaz de gestionar un equipo humano, de motivarles, escucharles… sabe empatizar con ellos pero no duda en hacer lo que tenga que hacer para el bien del objetivo, del grupo o de la empresa, según sea el caso.

Un buen líder es aquella persona que sabe como motivar a sus trabajadores, que proporciona un buen ambiente de trabajo, que no hace uso de la fuerza ni la agresividad (verbal, claro está) para conseguir sus objetivos pero que no duda en despedir a alguien que no es capaz de cumplir con los objetivos marcados o que supone un problema para el grupo. Para el líder que el grupo esté unido y con un buen ambiente de trabajo será básico.

2. Es capaz de compartir información

Los líderes no se quedan lo que saben para ellos. Continuando con el ejemplo anterior de un director de un equipo humano, si es un buen líder compartirá la información necesaria con sus subordinados para que todos trabajen en óptimas condiciones. Un líder no es alguien que descubre cómo optimizar un proceso y se lo queda para él. Un líder comparte la información.

3. Es un buen comunicador

Sin duda. Un líder es alguien con buenas ideas, buenos proyectos, un gran carisma… pero ante todo un gran comunicador. Imposible sino hacer llegar su mensaje a la gente que le sigue y que confía en él. Un buen líder sabrá comunicar sus ideas a los demás.

4. Es una persona de acción

Un líder no se espera a que nadie le solucione la papeleta. Va y lo hace. Tranquilamente. En el fondo no habrá nadie mejor que él para llevar a cabo sus planes. Pero no se trata de eso, sino de que no son personas que se detengan. Son capaces de delegar el trabajo, compartir la información y planificar lo que haga falta para conseguir sus objetivos. Un líder es aquel que se empeña el primero para llegar a buen puerto. No aquel que solo da ordenes sino que rema como el que más.

5. Brillante y valiente

Si llegan donde llegan es por su brillantez y su valentía. No lo dudes. Si no te arriesgas nunca conseguirás nada. Los líderes son personas altamente formadas, que tienen las ideas claras y que como veremos luego siempre están en constante desarrollo.  Son personas con necesidad de saber y mucha curiosidad que además entran en acción cuando hace falta y no se quedan parados para conseguir sus objetivos. Si hay que arriesgar se arriesga. En casa, sentado y esperando nadie vendrá a buscarte. La suerte hay que salir a buscarla y luchar por quedarte con ella. Así que no solo hace falta ser brillante sino también valiente.

photocredit: US Department of Education

 6. Siempre es entusiasta

Un buen líder necesita transmitir entusiasmo. Sus ideas deben ser bien recibidas y no siempre serán positivas de entrada. A veces hay que hacer esfuerzos necesarios para llegar a un buen fin, si el objetivo merece la pena, genera el suficiente entusiasmo en el líder y lo sabe compartir será más fácil que se acepten las malas noticias. Piensa en un directivo de una empresa que tiene que despedir a mucha gente o un político de un país que se ve obligado a hacer recortes. Si transmite empatía y entusiasmo por el objetivo será más fácil contar con el favor de los trabajadores o los votantes.

7. Buen negociador

Otra cualidad que no puede faltarle a un buen líder es ser un buen negociador. No en vano es líder por ser el que se lleva el gato al agua en la mayoría de ocasiones. Un buen negociador tiene claros sus puntos de vista y sabe convencer al otro, además sabe de lo que puede prescindir y hasta donde puede llegar negociando.

8. Fomenta la creatividad 

Un buen líder no teme que le hagan sombra. Al contrario le gusta rodearse de gente con talento y va a fomentar la creatividad para impulsar mejoras siempre que sea posible.

9. Es exigente, empezando consigo mismo

Es una persona brillante, valiente y exigente. La calidad y la verdad son lo primero. Un buen líder es siempre exigente con los que le rodean pero sobretodo consigo mismo.

10. Cree en el crecimiento personal y vive con un espíritu de mejora constante

Las personas se hacen, mejoran con el paso del tiempo y es totalmente necesario que se formen constantemente. Un buen líder nunca creerá saberlo todo. Es una persona ambiciosa, curiosa, con vocación por lo que hace y que siempre aspira a la perfección, por lo tanto se formará constantemente y se mantendrá informado de todo lo que tenga que ver con su campo, incluso las opiniones contrarias, debe saber qué piensa todo el mundo.

11. Es capaz de soportar mucha presión

No nos engañemos, ser líder no solo no es fácil por lo que hay que hacer o cómo hay que ser sino también por las situaciones a las que se tienen que enfrentar. No podemos quedarnos con el poder sin asumir que conlleva mucha presión y grandes dosis de responsabilidad. Un líder se crece ante las dificultades.

12. Es un visionario

Son intuitivos, observadores y confían mucho en sí mismos. Los buenos líderes son visionarios, pocas veces se equivocan. Eso no es una característica sobrenatural sino que responde a una sensibilidad extrema y a una dosis de observación bien trabajadas y a partir de las cuales es más fácil acertar. Las personas intuitivas ven cosas que los demás no vemos y las procesan para llegar a conclusiones, aunque no sean conscientes de ello.

Todos estos puntos puedes conseguirlos en tu propia personalidad. Solo tendrás que trabajarlos y reeducarte en algunos aspectos. Si quieres empezar con buen pie tu proceso de cambio para convertirte en un buen líder compra ahora nuestro vídeo curso cómo liderar: liderazgo carismático en el que aprenderás cómo resultar convincente y conseguir convertirte en una persona mucho más carismática.

3 respuestas a «12 puntos que definen a un líder»

  1. Es muy buen articulo y es absolutamente válido decir que hay personas que pueden nacer con liderazgo o con un gran carisma para influenciar personas y hacerse seguir. Pero también un líder se puede hacer, si logra liberar ese potencial de líder que cada uno de nosotros llevamos por dentro. Sin duda alguna esas características que visibles o invisibles todos tenemos, las podemos perfeccionar. Muchas gracias por sus aportes.

  2. ser un buen lider requiere del carisma apoyo y capacidad intelectual para llegar donde queramos llegar, líder fuerte valiente y capaz de sacar adelante el grupo u empresa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.