10 síntomas de problemas graves en la pareja

© Road Fun

Hoy vamos a tratar un tema delicado pero que vale la pena afrontar cuanto antes mejor y que no es otro que saber detectar los problemas que tiene tu relación de pareja antes de que sea demasiado tarde. Si una pareja se rompe antes de que eso ocurra hay una serie de signos que evidencian el problema. Generalmente no se llega a la ruptura de la noche a la mañana sino que hay un periodo en el que las cosas ya no van bien y que van empeorando poco a poco.

El problema es que no siempre somos conscientes de estar viviendo estos problemas. Nos metemos en una rutina y si nos preguntan por nuestra relación de pareja sí seremos conscientes de que no pasa por su mejor momento pero igual estamos en una época de mucho trabajo, estrés por un cambio importante que no tiene que ver con la relación de pareja como un cambio en el trabajo o problemas de salud de personas cercanas a ti… Hay infinidad de razones por las que una persona puede estar pasando un momento complicado y que la mantiene un poco ausente de lo que ocurre con su pareja. Sus problemas de pareja quedan fácilmente justificados por los problemas externos y por eso cuando llega la ruptura dicen que en realidad no se dieron cuenta de lo que estaba pasando, pero los problemas estaban ahí, solo que no supo darle la importancia que tenían.

Hoy vamos a ofrecerte los diez síntomas para detectar que una relación de pareja no funciona bien. Cuando los detectes tendrás oportunidad de solucionar tus problemas de pareja, porque si no sabes que tienes un problema, o no lo reconoces, no vas a poder solucionarlo nunca.

Los 10 síntomas de problemas graves en la pareja

1. Cuando los defectos pesan más que las virtudes

Tienes un problema cuando a la hora de hacer balance te molestan más las cosas negativas que las positivas que tiene tu pareja o cuando a tu pareja le pasa lo mismo contigo.
Digo a la hora de hacer balance, que es plantearse seriamente esta cuestión en un momento en el que no estés afectado por una emoción especialmente negativa. Es decir, si lo piensas en frío y haces una lista, hay más cosas negativas que positivas o al revés. Analízalo y sabrás si estás o no bien con tu pareja.

Lo habitual es no hacer esta revisión a fondo por lo que solo nos quedamos con las cosas que destacamos cada día. Es fácil que al hacer la revisión a fondo, en frío, tengas más positivo que negativo. Pero si en el día a día lo que pesa más es lo negativo es cuando tienes un problema que se puede solucionar pero que habla del peligro en el que se encuentra esta relación.

Si su sola presencia te molesta, no hace falta que te leas esta lista, tú misma ya eres consciente de que tienes un problema. Vas a tener que hacer algo por arreglarlo y conseguir afrontar la relación con ilusión otra vez.

© Alan & Karolina Bloom

2. Falta de comunicación

Las cosas más nimias se quedan por hacer porque no nos hemos comunicado con nuestra pareja, la desidia puede con nosotros y no somos capaces de organizar nada en casa porque no nos comunicamos con claridad durante un tiempo, solemos tener malos entendidos y problemas de comunicación para llegar a la incomunicación que es el paso siguiente.

Ya no hablo de expresar lo que sentimos, simplemente no se habla. No le preguntas a tu pareja cómo le ha ido el día o no le cuentas algo curioso que te ha pasado por la tarde.
Es bueno que analices las razones de haber llegado a este punto. Si es por discusiones, por falta de costumbre, por dejadez, lo podrás solucionar. Pero si has dejado de hablar con tu pareja porque sabes que siempre te va a atacar cuando le cuentes algo, entonces tienes un problema grave. En este caso podemos estar hablando de maltrato psicológico.

Si cada vez que le cuentas a tu pareja un problema o una ilusión te la echa por el suelo y acaba minando tus ilusiones y haciéndote ver que es algo sin importancia o te lo quita de la cabeza, plantéate si te interesa recuperar la relación con esta persona.

De todos modos, lo más habitual es dejar de comunicarnos porque discutimos, sin entrar en el maltrato, diversidad de puntos de vista, rencor por una discusión anterior, falta de disposición de una de las dos partes… La incomunicación te lleva a sentirte solo estando en pareja. Si eso te pasa tienes que empezar a buscar soluciones para tu relación ya.

3. Lloras más de lo que ríes

Si tu relación de pareja, si tu vida familiar te lleva a llorar más de lo que te ríes tienes un problema y sobre todo si cuando estás fuera de casa no tienes esa tendencia a la lágrima, sino que eres capaz de reírte y estar contenta. Si tu pareja es la que te hace llorar, debes intentar salir de esa situación ya.

Seguiremos mañana enumerando los 10 principales síntomas de problemas en una relación de pareja. Piensa que estos problemas suelen ser lo que antecede a una ruptura y si quieres salvar tu relación y mantenerla sana durante el resto de tu vida tendrás que cambiar muchas cosas para solucionar todos estos temas y evitar que vuelva a suceder.

Una relación de pareja es algo que crece con vosotros y de lo que hay que cuidar como si fuera un ser con vida. Piensa en tu relación como una planta que necesita ciertos cuidados como la luz o el agua o como un animal que requiere mimos y cuidados y cierta libertad.

Da igual la metáfora que uses para una relación, siempre tienes que cuidar de ella para mantenerla viva. Si una relación se muere, aunque no te des cuenta al momento siempre acaba por hacerte infeliz, ya sea porque se rompe o porque vives con una persona a la que has dejado de querer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.